Google+

miércoles, 24 de julio de 2013

Estrenos 2013 que abandonamos, parte VII

The fosters

The new normal, pero esta vez son mujeres y tienen niños «de acogida». La intención normalizadora que está teniendo ABC me parece relativamente loable, pero si las series fuesen buenas... pues mejor, ¿no? The fosters es una que pretende ser graciosa pero normalmente no hace gracia, que busca ser tierna pero no convence, los actores no tienen ninguna química entre ellos y algunos personajes son tan odiosos/estúpidos que podrían ser villanos Disney.


Nota: 3. La serie podría funcionar... pero habría que hacerla bien. Vimos 2 episodios.

Graceland

Una nueva serie de investigadores. Esta vez, agentes de diversos organismos, DEA, FBI, ICE, etc., comparten una casa, Graceland, en una playa de California. Un novato es enviado a investigar a su superior, que es una leyenda viva pero un poco macarra de más y últimamente parece que sus métodos dejan un poco que desear respecto al manual.


Nota: 3. Hay que reconocer que la serie está bien grabada, tiene una bonita iluminación y unas cámaras bastante interesantes para ser televisión, pero habría que trabajar esos personajes, sus relaciones y el sentido general de la serie. Vimos 2 episodios.

Maron

Nos encontramos ahora ante una serie experimento creada por su protagonista, Marc Maron. ¿Sospecháis algo? Parece ser que la serie es una visión (supongo que algo exagerada y ridiculizante) de la vida de este comediante. Vimos solo el episodio piloto y creo que la fórmula (algo más suavizada, corrigiendo esos pequeños detalles que quedaron demasiado ridículos) podría funcionar. Marc Maron tiene una buena paleta de expresiones y podrían sacarle mucho jugo al personajes y, además, le acompañan unos buenos secundarios. ¿Cuál es el problema? Que es una comedia y no encuentra la gracia, que por momentos intenta ser Woody Allen y es más bien Carrie Bradshaw. Una lástima.


Nota: 5. La serie podría funcionar con pocos cambios, más trabajo o ganas. Pero no sé, al final no nos animamos a ver si el paso de los episodios depuraba esos vicios del piloto.

Camp

La vida en un campamento de verano para padres e hijos tenía poco potencial y, sinceramente, el equipo de guionistas no es capaz de sacar nada de interés de tan pésima idea, aparte de una cantidad obscena de personajes que baten con torpeza sin dejar que el espectador saboree nada. Supongo que deberíamos darles las gracias...


No hay nada bueno que decir de esta serie en la que la directiva del campamento intenta salvarlo de una muerte cierta debido a su estadio ruinoso, el resto de adultos están allí para beber y hablar y los adolescentes para ligar.

Nota: 0. Horrorosa. Carente de drama y de gracia.

Twisted

La premisa de Twisted es muy interesante: un adolescente vuelve al instituto tras haber pasado años en un reformatorio por haber matado a su tío, con una comba., y se encuentra con la actitud distante, con el miedo, etc. Twisted podría ser como Rectify pero ligera, entretenida y enfocada a otra clase de público. Pero no. Esto es ABC Family y la idea es que nada impida a las series ser cutres: las familias quieren tonterías y la cadena las entrega con una sonrisa y un lacito.


La muerte de una compañera de instituto hará recaer todas las sospechas sobre el pobre Danny, que intentará resolverlo todo para limpiar su nombre mientras lucha por mantener en secreto la razón por la que mató a su tía. Todo esto con un reparto que parece tan cansado de la serie como los propios espectadores.

Nota: 3. La premisa tenía su punto y algunas escenas (algunos flashbacks, sobre todo) tienen su punto, pero no le sacan ningún provecho.

Mistresses

Nos topamos ahora con un (mal) remake estadounidense de una serie inglesa con buenas críticas. Estas cosas a veces mejoran la original, a veces salen bien, a veces mal... y a veces son como Mistresses.


Todo lo que puede fallar en el piloto de esta serie falla, con cierto regusto a premeditación además. Ver a las pobres actrices, algunas de ellas con actitud verdaderamente profesional, intentar sacar algo de ese guion infecto es muy triste y deja con el silencioso ruego de una pronta cancelación y sigilosa, para que la mayor parte de la gente no llegue a enterarse de que esta insulta y detestable serie vio en algún momento la luz.

Nota: 2. Pobre Yunjin Kim, ni siquiera lo odioso de tu Sun en Perdidos haría que te desease esto. Corre mientras puedas, huye, retírate del mundanal ruido un tiempo.

Siberia

Cada vez que dicen que una serie es la heredera de Perdidos debería saltar una alarma en mi cabeza que me dijese: «no la veas». Si la original fue una serie que funcionó de milagro, copiar la fórmula es bastante suicida (como han demostrado todas las sucesoras de la serie, que son todas malas como el ébola). Centrándonos en Siberia nos encontramos en un reality-show ambientado en Tunguska, que quizá os suene a algunos y, seguramente, os suene a los que tengáis fresco Expediente X. El objetivo del reality es hacer una comunidad y sobrevivir, los que no se hayan rendido al final del programa se repartirán un premio de 500 000 dólares. Los concursantes no recibirán ayuda externa salvo que vayan a la zona de evacuación, lo que los descalificará inmediatamente. Y ya está. No hay más reglas. Nada.


Los personajes, insoportables y bastante estúpidos todos ellos (es un reality...) se están aclimatando a la situación cuando empiezan a pasar cosas raras. Y hay un herido y a pesar de pulsar el botón místico de la zona de evacuación nadie viene a buscarlo. Están solos. Y ahí fuera hay algo.

 Si el reparto no fuese tan malo y el guion fuese a alguna parte... quizá se pudiese sacar algo de provecho de Siberia. Lo peor de la serie es que en los primeros 30 minutos no pasa nada en absoluto y en los 10 últimos, que sí pasa, no se enseña nada. Comprendo que velen por el misterio, al fin y al cabo es un primer capítulo; pero cuando caen los créditos finales no ha sucedido nada que tiente para ver un nuevo capítulo. Ha sido aburrido y ridículo. Y mal interpretado. Desastre.

Nota: 3. Era muy fácil hacer que molase y es meritorio haber hecho algo tan lamentable. El 3, visto en perspectiva me parece algo generoso...

Timi nornarinnar

Nuestro primer acercamiento a Islandia no ha salido todo lo bien que podría. En esta miniserie de investigación policial nos encontramos con una mujer muerta aparentemente de forma accidental, aunque su familia (su madre, al menos) está obsesionada con que ha sido asesinada. El investigador no cree que haya sido así de ninguna manera, pero empieza a indagar por hacerle un favor a la madre, que siempre le ha gustado. Y lo que va descubriendo es bastante raro, además de involucrar a otra familia con un joven desaparecido. Raro, raro.


Nota: 5. Raro, raro, sí... pero no despega. La frialdad nórdica que cabía esperar es demasiado gélida como para sentir algo viendo la serie. Está bien hecha y lo que cuenta es interesante, pero no como para verla en islandés y subtitulada en inglés. Tanto no...