Google+

miércoles, 31 de diciembre de 2008

Año nuevo

En esta última entrada del año os deseo feliz año nuevo y demás.

Cuidáos, pasadlo bien y tened una buena entrada en el año 2009, en el que la crisis se va a recrudecer, para fiasco de Zapa y bienestar de los banqueros.

Un cordial saludo.

martes, 30 de diciembre de 2008

Piedad y compañerismo

La herida sangraba profusamente. Él se iba enfriando, palideciendo, su piel se volvía frágil y sus ojos se iban cerrando. Todo lentamente, salvo la sangre. Miró a su compañero con tristeza y le agarró las manos heladas. "Te pondrás bien - le dijo sin creerse una palabra -, eres fuerte y valiente, el Señor de la Guerra te protegerá. Dentro de un par de semanas estarás en alguna taberna con alguna jovenzuela y un pichel de cerveza y esto te parecerá lejano". No recibió contestación. El tiempo pasó y sus manos se pusieron tan frías como el hielo, aunque su pecho subía y bajaba lentamente, pesado, moribundo. "¡Joder! Te dije que no viniésemos. Es una oportunidad de hacerse un nombre, dijiste; pero solo era una oportunidad de morir. Debiste hacerme caso. Debimos quedarnos. Ahora todo está perdido". El joven soldado se dejó caer sobre el suelo, al lado de su maltrecho amigo, sin decir una palabra, sin contribuír más que con la condensación de su aliento al abandonar su boca y su nariz. Su gesto contraído por un dolor que en realidad no es capaz de entender, solo lo siente, subyace bajo su piel y en sus entrañas. "Debería rematarte y terminar con esto - dijo el joven - el Señor te llama a sus campos, a sus mesas llenas de cerveza y mujeres. El señor te llama y yo... no puedo hacer nada". Y el joven desenvainó su pequeña espada, un juguete comparado con las moles de acero que se blandieron desde caballos metálicos que relucían bajo el Sol como fuegos del Infierno. "Señor... ten piedad - dijo".

Festín de cuervos - George R. R. Martin

La cuarta novela de la colección Canción de hielo y fuego posee una dualidad increíble. Por un lado nos cuenta las historias de los personajes que no le importaban a nadie (con la especial salvación de Jaime Lannister, que va ganándose cariño y respeto con cada capítulo que pasa y a Petyr Baelish, cuya astucia y carisma eran ya conocidos por todos) y por otro nos relata acciones que, en su mayoría, son vacías de contenido. Pensaréis: "pues vaya mierda de libro, ¿no?". Y es que salvando el último tercio del libro, el resto no merecía haber sido escrito, algo que ya pasó en Choque de reyes, con todos los capítulos de Arya en Harrenhal, que solo sirivieron para presentar a Jaqen, cosa que podría haberle ocupado muchas menos páginas, sin duda alguna.

En defensa del libro, hay que decir que los dornienses y los greyjoy ganan mucho trasfondo, se hacen más tridimensionales y son las historias anexas que le dan salga y gracia al libro. Las partes interesantes o son de estos, de Jaime o de Meñique. ¿Quiénes son los otros personajes? Sansa Stark, que al depender totalmente de Meñique no hace nada en absoluto; Arya Stark, a la que le pasan mil cosas extrañas, pero su historia se queda en el punto en el que empieza a parecer que puede pasar algo; Samwell Tarly, cuya historia trata de un viaje a Antigua, y de como Aemon gime, el bardo protesta y la salvaje llora... así todos los capítulos; Brienne de Tarth, cuyos capítulos se reducen a preguntar "¿habéis visto a mi hermana, una preciosa doncella de trece años?", con la consecuente respuesta negativa; Cersei, que con cada capítulo que pasa iremos dándonos cuenta de que era más estúpida de lo que ya todos pensábamos (que sí, que sí, más estúpida, no importa cuán estúpida la creyerais antes) y luego los capítulos Greyjoy y Martell que casi tienen un regustillo a Bonus track.

¿De qué va la historia? Saltad este párrafo los que vayáis a leerlo, porque tendrá sus spoilers.
Pues Brienne busca a Sansa, tal y como le había prometido a Catelyn, pero ahora va con autorización y armas Lannister, de Jaime, que ha madurado mucho y ya no es un cretino palurdo. Cersei, ahora que ha muerto Tywin, manda a buscar a Tyrion, su asesino, y forma un nuevo Consejo del Rey para dominar la ciudad haciendo como que asesora a Tommen, actual niño-rey, que se casa con Margaery Tyrell. Los Tyrell intentarán hacerse huecos en los sitios de poder para tener su parte y decisión en las tajadas y Cersei pasará todo el libro intentando que esto no suceda e intentando traer la deshonra a la casa Tyrell mediante acusaciones de fornicio a Margaery. Mientras, los Greyjoy, tras la muerte de Balon, convocarán una reunión en la que escogerán a su nuevo rey y, por culpa de la cabezonería de una carismática pero estúpida Asha, el rey será Euron Ojo de Cuervo y, con él al mando, se dedicarán a arrasar la costa de Poniente en vez de hacer pequeños saqueos. En el Sur, en Dorne, donde está Myrcella Baratheon (en fin, Myrcella Lannister), con su guardia de honor y tal... pues una princesita dorniense intenta coronar reina a Myrcella, los pillan, el guardia juramentado muere, Myrcella queda herida y la que hizo la revuelta encarcelada por su padre, Doran Martell, llena de pena y dolor por la muerte de su amado Arys Oakhear, el escudo de Myrcella. Jaime, por su parte, constantemente puteado por Cersei desempeña sus funciones lo mejor que puede, hasta que termina lejos de Desembarco tomando Aguasdulces sin alzar armas, solo con palabraría y promesas, algo que sería impensable hace un libro (es increíble todo lo que le ha reportado la lección de humildad del tercer libro). Por su parte, al otro lado del mar, Arya Stark, Gata, encuentra al Hombre bondadoso, un seguidor del dios de muchos rostros (la Muerte), que la acoge en el seno de su iglesia y la hace servir hasta que olvide quien es.

En definitiva, si Choque pareció pobre por comparación a Juego de tronos, este parece muy pobre por comparación a Tormenta de Espadas. Seguramente la serie debería de constar de 5 libros, 6 a lo sumo, y no los 7 que va a tener por culpa de la obsesión que el autor tiene con dicho número.


Nota: 6. Le sobran muchos capítulos, simple y llanamente, pero las últimas 150 páginas son muy buenas.

El sentido primario

El sentido primario es la vista. Que sí, que tenemos cinco sentidos (y hay quien dice que seis) y que todos molan... pero el primario es la vista. Podría enfocar esto de muchos modos, pero, sin que sirva de precedente, lo voy a hacer en tono completamente serio y formal a partir de ahora.

Hoy vi cómo iba cobrando vida Alberto, el de Mundoabsurdo. Y daban igual las palabras y las emociones que me transmitiese el texto, un texto que he creado yo, que he pensado, que he vivido, y sin embargo, me sentía tan dichoso viendo como un sencillo esbozo me mostraba lo que había pensado. ¿Para qué pensar pudiendo ver? Sé que se suele decir lo contrario. Hay que mirar más allá de lo que se ve, hay que estudiar lo que se esconde bajo las apariencias... y tal. No obstante, es tan cálido y entrañable ver cómo lo que conocías por dentro e imaginabas por fuera... se torna sólido, visible, como toma imagen y con ella vida.

La vida es imagen. Pura imagen. El libro nos muestra imágenes en nuestra cabeza, tan vívidas y trabajadas como deseemos, nos da una libertad absoluta, pero la libertad absoluta no da la misma sensación de armonía que lo bellamente dibujado. Nunca será lo mismo hablar de una persona que tenerla delante, supongo; ni en el caso de un ser de carne y hueso, ni en el caso de una persona de espacios y palabras, físicos o virtuales.

domingo, 28 de diciembre de 2008

Navidades

Lo cierto es que últimamente me paso poco por aquí. Bastante poco. Es el efecto navideño, sumado al efecto XBOX, sumado al efecto coche, sumado al efecto vida social vacacional... No obstante, he de decir que sigo dándole vueltas a los relatos, que sigo informándome sobre frikadas varias y que, antes o después, acabarán en este sitio, una detrás de la otra.

Mi más sincero agradecimiento a Danolas, el dibujante, por su continua insistencia en saber qué va a ser de Mundoabsurdo así como por sus sugerencias.

Que los dioses del materialismo os sean propicios y os regalen centenares de cosas, todas muy divertidas, originales y ecológicas (que está muy de moda). No vayáis al cine, no adquiráis música original de grupos que defiendan a la SGAE, no compréis juegos que tengan más secuencias que partes jugables (MGS4, no miro para nadie...), no compréis cómics Marvel y, sobre todo, no compréis cd's ni dvd's con canon. ¡Nunca! Eso sí, comprad los libros, hostia, que leer un .pdf está castigado por las principales religiones y hasta por el ateísmo.

jueves, 25 de diciembre de 2008

Juego de azules

El mar se agitaba con bravura por el viento. El barco, de buena y recia construcción, aguantaba el embate de las olas contra el casco, balanceándose, hundiéndose y asomándose, prosiguiendo su travesía a través del vasto espejo del cielo. Y todo era un juego de azules, un azul que observaba desde el fondo del agua, un azul tormentoso surcado por eléctricos haces blancos en el cielo y un azul metálico que descendía y remontaba las olas cansinamente. Unos ojos azules que contemplaban el devenir de los hechos con impotencia y daban órdenes a sus hombres mientras veía como el mar revuelto subía e invadía la cubierta y los ojos de buey lloraban espuma. El mar estaba revuelto, la vida y la muerte eran azules. Todo era un juego de azules. Y los azules jugaron.

martes, 23 de diciembre de 2008

De como El Corte Inglés es hermano de Jesús...

A un día de Nochebuena, la noche de los regalos y en la que teóricamente, nació un niño hace dos mil y pico años sin que el marido se tirase a la mujer. Es decir, una historia de cuernos, con puteo y ensañamiento de por miedo. Una zorrilla que era la tal María que tenía de virgen tanto como yo, seguro.

En fin, el caso, es que esta celebración del nacimiento del niño concebido sin semen marital de por medio se convirtió en un clásico. A base de paz primero, a base de hostias cuando la paz ya no daba para más (Sudamérica puede confirmarlo). El caso es que actualmente es la fiesta de Toys 'r us y El Corte Inglés, que, fijémonos, a grandes rasgos también han nacido sin semen de por medio, y es que las empresas son los nuevos hijos de Dios. Igual de conocidos que Jesús, mucho más útiles y de vida más duradera. Y con aire acondicionado en verano, que no se nos olvide. Esta misma concepción, también a cargo de la Virgen María, probablemente, que sufrió horrores pariendo El Corte Inglés de Sol, con su parada de metro y todo; los convierte a todos en hermanos. En el siguiente enlace podemos ver cómo se desfiguró su cara por los dolores del parto: Vírgen María, pobre mujer...

Así, cuando quiebre El Corte Inglés... o Toys 'r us, o cualquier empresa que se beneficie absurdamente de las Navidades, tal como hizo en tiempos Jesús, cobrando el espectáculo de su nacimiento en oro, incienso y mirra (en plan Circo: ¡¡conteeemplen al niño nacido sin semen de por medio!! ¡Se acepta orooo, incienso... e incluso mirraaa! ¡Corran que se acaba la oferta!) irán al Cielo y se pondrán a la derecha de Dios. Todos. Y cuando la gente buena se muera podrá comentarles con buen humor que eran unos pedazo estafadores, que qué caras ponían las cosas y ellos se encogerán de hombros con una sonrisa y responderán: bueno, hombre, podría ser peor, nuestro Padre arrasaba ciudades y mandaba Plagas.

Y no tendrán nada que responderles.

lunes, 22 de diciembre de 2008

Fable 2 - Lionhead Studios

Fable 2 es un RPG para XBOX360, en exclusiva, al menos por el momento (ya se sabe cómo funcionan estas cosas), en el que podremos vivir la vida del personaje a niveles a los que otros juegos soñaron acercarse.

Fable 2 es el nuevo paso que dan los juegos del estilo, como el ya viejo Fable o el Oblivion, en el que encarnando a un hombre o a una mujer (una opción que no existía en el viejo Fable) definiremos sus pasos y sus acciones, lo arrimaremos al bien o al mal, a ser pacífico o violento, fiel o promiscuo, leal o traicionero. Las posibilidades que ofrece el juego le dan vida, es innegable: todo personaje es interactuable: podemos socializar, coquetear, atacar, ofender...; los escenarios son inmensos, llenos de detalles, con unos fondos preciosos trabajados con esmero; las pequeñas subtramas que envuelven con mimo la historia principal se desarrollan con gracia, resultando divertidas, tiernas o interesantes, a pesar de que solo las conoceremos por encima, tal vez en unas conversaciones que mantienen dos personajes cualesquiera, tal vez en un libro o presenciando los hechos.

Solo con esto, el juego ya marcaría cierto nivel en los RPG, eso sin duda. Tiene lo que se le puede pedir a un RPG, historia, carisma, profesiones, propiedades, relaciones sociales, intriga, mentiras, equipo (aunque no lo parezca, un juego de rol en el que no puedas aspirar a un equipo mejor... pierde mucha gracia). ¿Ofrece algo más? Sin duda, es un juego del año 2008, y como todos los juegos que salen hoy por hoy, ofrece un mundo enorme. Esa es la palabra: enorme. Cada ciudad es grande, y hay muchas ciudades. ¿Algo más? Posibilidades. Minijuegos tan complicados como Piedra Angular, cuyo tutorial puede quitar las ganas de seguir jugando. El trabajo en la forja. Los sobrenombres que conseguiremos con logros y que luego nos darán los bardos (aunque siempre les podemos dar unas monedillas para que nos llamen como queramos). La posibilidad de mendigar, de robar, de explorar dungeons (Wizards of the coast sabe que un dungeon con cuatro cosas bien puesto vale más que todo el argumento de Mundo de Tinieblas).¿Algo más? La estética, no los gráficos en sí, esa estética a veces decimonónica... que llega a rozar el steampunk en ocasiones; lo trabajado de los vestidos de los personajes... es sencillamente cautivador.

Mi más sincera recomendación de un juego que, muy probablemente, sea de los mejores que salieron este año. Si os gustan los RPG del estilo, no lo dejéis pasar, es un nuevo hito, como el que fue su precuela en tiempos.

Por último, como a cualquier otro juego, los Logros le dan un valor añadido. Creo que ha sido el mayor acierto del mundo de los videojuegos en la última década. ¿Quién iba a decir que una chorrada como esa iba a dar tanto juego y despertar tanto interés en los sufridos jugadores?

Rob Paravonian - Pachelbel canon

Este es un monólogo de Rob Paravonian sobre el canon de Pachelbel, una pieza de sobra conocida del XVII y de cómo esa sucesión de acordes ha marcado unas formas en la música contemporánea. Muchos ya lo habréis visto, porque el video tiene su tiempo; pero es uno de los monólogos que más gracia me han hecho hasta el momento. Disfrutadlo:


viernes, 19 de diciembre de 2008

Fringe - J.J. Abrams

A decir verdad, empecé a ver esta serie porque era del creador de Lost. Así, simple y llanamente. Y, tras cuatro capítulos, he de decir que la serie entretiente, divierte e intriga. Tal vez se le pueda echar en cara su tono y su tendencia a la paranoia, algo en que Lost, pese a todo, sigue siendo líder indiscutible.
La serie trata sobre investigación policial de determinados casos del FBI a cargo de la agente Dunham, con la colaboración de un científico extraño que en el pasado llevó a cabo una serie de experimentos extraños,que llaman ciencia fringe (no sé si será un término real) y que hace referencia a cosas como la telepatía, la invisibilidadetc. y que ahora, varios años después, empiezan a dar problemas al caer en malas manos, tener fallos de funcionamiento y derivados.

Aún no he visto demasiado pero hay que admitir que la serie tiene muy buena pinta.

jueves, 18 de diciembre de 2008

Futura WiFi pública en Vigo

Según publica hoy La Voz de Galicia, es posible que en Vigo contemos con unas redes públicas de WiFi en zonas concretas de la ciudad, lo que sería francamente agradable, desde luego para tantos y tantos usurarios. A ver cómo funciona, contando el nivel de conexiones que podrían llegar a manejarse en puntos que concentran un trasiego de gente tan grande.

En cualquier caso, menos da una piedra, ¿no?

Gracias a Polar por el enlace.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

La casa de Kira

Era un niño, de unos diez años.  Nos miró con recelo y no se apartó de la puerta hasta que Kira se lo pidió: «Apártate, Yoel, y ve a avisar a padre”. El muchacho se apartó de la puerta tras unos instantes de vacilación y bajó unas escaleras a mano derecha, con paso apresurado. Unos segundos después los golpes que provenían de la forja, cesaron. Kira cerró la puerta detrás de nosotros y esperó cruzada de brazos. El señor no tardó en subir, era un hombre mayor, de unos cincuenta, con el rostro curtido, la piel tostada, el pelo fuerte y negro cayéndole por detrás en una larga cola. Nos miró con gesto hosco bajo sus pobladas cejas, aunque su actitud se dulcificó al ver a Kira. «Buenos días, hija, ¿¡Cómo te retrasaste tanto!? Empezábamos a preocuparnos…». Kira bajó la cabeza, un poco avergonzada. «Cuando venía hacia aquí… me los encontré, un hombre les estaba… atacando y… les ayudé a librarse de él. De ahí… mi tardanza». El hombre la miró con suma seriedad, luego nos miró a nosotros y, finalmente habló con voz grave, forzadamente tranquila: «Hija, ven. Hablaremos a solas». Yoel se quedó con nosotros mientras el herrero se alejaba con Kira. «¿Quiénes sois?», preguntó Yoel con su voz aguda. Lo miré y noté qué no le gustábamos, le dábamos miedo.  Sonreí, sin decir nada, una sonrisa cargada de intención. Sylie respondió «somos viajeros, gracias a los dioses nos encontramos con Kira, si no aquel hombre habría acabado con nosotros». Su voz sonó segura, aunque fría. «¿No sois demasiado jóvenes?». «Lo suficientemente adultos como para sobrevivir a un hombre armado…» dije en mal tono. El chico se calló y el tiempo pasó con lentitud hasta el regreso de Kira y su padre.

«¿Dónde dejaste el arma, muchacho? – preguntó el hombre con voz hosca». Miré hacia Kira y vi que no se atrevía a mirarme. «Joder, qué le habrá dicho». «Lejos, enterrada, un arma es una forma de llamar la atención y prefiero no hacerlo». Asintió y me tendió la mano: «Soy el señor del Hierro, en tiempos fui el armero más conocido de la ciudad». «Su nombre es por todos conocidos – le dije con una sonrisa amable –, del Hierro de Osmia es un nombre que ha cruzado Osmynd de punta a punta, señor; por ello venimos desde Magnia para saber si podría realizarnos un encargo». El hombre nos miró con cierta duda en los ojos, era obvio que había herreros capaces en la ciudad de la industria y la artesanía, era más que obvio; pero unas cuantas monedas siempre eran bien recibidas. «¿Y de qué se trata?». « Me gustaría un trabajo en acero, un escudo de armas… para fijar a una cota de mallas». Asintió ligeramente mientras se mesaba la barba desaliñada. «¿Cómo sería?» «Una espada negra sobre campo de sable con sotuer escarlata, con cuervos a ambos lados como tenantes. En el timbre deberían verse un guante y un yelmo negros». Sylie me miraba extrañada, tal vez por la jerga heráldica, tal vez preguntándose por el coste de la petición.  «¿Algún lema, un grito de guerra? – preguntó el herrero. «Sí – asentí –, Nil mortifi sine lucre». El hombre me miró con fría y completa seriedad. El tono de sus ojos se volvió más hosco, sus labios se pusieron rígidos. «¿En la vieja lengua?». Asentí. Él suspiró: «Quiero ver el dinero por adelantado», concluyó. Una bolsa dejó escuchar su sabroso tintineo mientras se la tendía. La abrió y examinó el contenido. «Esto será más que suficiente». «No quiero un trabajo corriente, quiero un gran trabajo». «Lo tendrás, joven, y mi hospitalidad. Podéis quedaros a dormir. El encargo estará terminado mañana por la mañana y podréis partir con él y con ropa nueva». «Agradezco vuestra hospitalidad», comenté en tono educado. «Muchacho, has pagado por el trabajo y la hospitalidad, puedes estar tranquilo. Yoel, llévalos a que se laven y llama a Meary para que les arregle un poco el pelo. Que estén presentables a la hora de cenar». Asentí, dócil y alegre. Y cuando el señor volvió a su forja, sonreí. Estaba claro que no se fiaba de mí, pero había que mimar a los clientes que pagaban. Por ahora, las cosas iban a pedir de boca.

__________________________________________

Era demasiado difícil resistirse a hacer un guiño a la obra de Pratchett.

martes, 16 de diciembre de 2008

Osmia

Al cargar al hombre, noté como algo tintineaba en sus pantalones. Hacía un ruido amortiguado pero el sonido de las monedas era inconfundible. Fue ya cerca de las murallas de Osmia, alejado del camino principal, donde dejé el cuerpo del hombre. Seguía inconsciente, rígido, con respiración tenue y acompasada. Lo deposité en el suelo con cuidado y pensé largamente qué hacer a continuación. «Kira, podrías ir hasta las murallas e informar de que has encontrado a este hombre herido… de que vengan a ayudarlo». Ella me miró con cierta desconfianza pero terminó asintiendo. Mientras se alejaba volvió la vista atrás un par de veces. «Sylie, déjame el cuchillo», le pedí cuando Kira se había perdido ya entre los árboles. Primero rasgué la tela del pantalón, allí donde me había parecido oír las monedas. Una pequeña pieza de tela atada con tendones cayó al suelo. «Perfecto», pensé al agitarlo y sentir el tintineo. Después abrí la boca del hombre y, pensando en lo que iba a hacer, sentí un pequeño cosquilleo en el estómago. No me gustaba ensañarme, menos con quien no lo merecía, pero mis intereses habían cambiado: necesitaba la armadura y le ataqué, ahora necesitaba a Kira y, para ello, las cosas tendrían que salir todas seguidas. O no salir. «Sylie, agárrale la lengua». Sus labios se pusieron rígidos, sus ojos, serios. «No hay tiempo, Sylie, si esto supone una queja para ti, podrás contármelo dentro de un rato. Ahora no». Agarró la lengua del hombre y la estiró por encima de su boca abierta, colgante. Torció la vista cuando acerqué el cuchillo y sesgué el músculo. La sangre manó rápidamente, caliente, húmeda y maloliente. Tendimos el cuerpo de lado, para que no se ahogara en su propia sangre y nos alejamos entre los árboles. Sylie borró las huellas, lavamos el arma con agua de un pellejo y la secamos con hojas varias. Buscamos un lugar lejano y reconocible y allí enterramos las armas Volvimos por el camino principal hasta la ciudad. En la puerta había varios soldados con sus tabardos blancos, su capa y su armadura blancas. Junto a ellos estaba Kira que nos miró triste, mientras nos acercábamos. «Nos delató – pensé – aquí se acaba el juego». Maldije para mí mismo mientras nos acercábamos. Los guardias no parecían hacernos demasiado caso. Kira saludó. «¿Quiénes son?», preguntó uno de ellos. «Amigos – respondió Kira con sencillez – vienen conmigo».

 

Su inocencia volvía a brillar y mis planes se trenzaban prácticamente solos. Cualquier curador, sacerdote o herborista que pudiera atenderle la hemorragia e intentara averiguar qué sucediera, acabaría en casa de Kira tras unas cuantas indicaciones. De mí y de Sylie, en cambio, no tendrían más que un recuerdo vago de unos «amigos de Kira» con las ropas andrajosas y el pelo sucio.  Todo cuanto recordarían sería a un par de mozalbetes sucios, desaliñados y, por el modo de vestir, foráneos.

 

Caminamos por las calles de la ciudad. La gente torcía su camino para no encontrarse con nosotros, en aquellas calles adoquinadas, aquellos majestuosos edificios de enormes y brillantes paredes con enormes vidrieras de colores, y sus ropas de seda de arcoiris. Éramos extraños, ajenos y se notaba, con nuestras ropa deshilachadas de lana y algodón, con nuestras botas a medio deshacer... éramos mendigos, dos niños mendigos. Todos lo notaban.  «Tal vez no esté permitida la mendicidad...». 

Kira se detuvo, finalmente, frente a una casa de piedra, con un ala lateral de la que salían varias chimeneas. Dentro se oía el inconfundible choque del martillo y el crepitar del material ardiente. El ambiente era pesado incluso allí, en la puerta de la casa.

 

Kira llamó a la puerta. «¡Kira! – exclamó una voz infantil de niño en cuanto se abrió la puerta, «empezaba a preocuparme por ti, ya – terminó». Y luego, tras echarnos una ojeada a Sylie y a mí, preguntó: «¿Y estos… quiénes son?».

lunes, 15 de diciembre de 2008

Neil Gaiman - The Sandman: El sueño de los Justos

Hace ya unos años que lei The Sandman por primera vez. En aquella ocasión me había parecido, sin lugar a dudas, un gran cómic, uno de los mejores que había leído nunca, junto a alguna cosilla de Alan Moore como V de Vendetta. Lo releí alguna vez más, siempre encontrando más y más detalles, que apoyaban mi teoría de que me encontraba ante una pequeña obra de arte. Una de las perlas más brillantes del género, una historia que nunca me defraudaría. Y así fue.


Hoy tuve en mis manos, otra vez, el primer volumen, que recopila los siete primeros capítulos de la historia: El sueño de los justos, Anfitriones imperfectos, Sueña conmigo, Una esperanza en el Infierno, Pasajeros, 24 horas y Ruido y furia.

Y así, con cariño y la agradable sensación de volver a encontrarse frente a una de las historias que han marcado a uno, me senté a leer El sueño de los justos (Sleep of the just en su versión original), aquel tímido principio, la entrada a una historia que tendría, finalmente, muy poco que ver con lo que caracterizó y encumbró a The Sandman.

En general, hay que decir que todo Preludios y Nocturnos se aleja del resto de The Sandman, aunque la opinión de diversas personas indica que creen que el punto de inflexión se sitúa en 24 horas, el mismo Neil Gaiman situó ese punto en El son de sus alas (el primer número del segundo tomo: La casa de muñecas).

El sueño de los justos trata de como la Orden de los Antiguos Misterios, liderada por autodenominado Rey Demonio, Roderick Burguess, una organización ocultista en Inglaterra convoca a Sueño en un círculo mágico del que no puede salir, aunque su verdadera intención era encerrar a Muerte. Su encierro desembocará en la llamada enfermedad del Sueño, alteraciones del sueño normal de los humanos: unos no vuelve a dormir, otros no vuelven a despertarse, otros viven en un estado de sueño que se altera una o dos veces al año, o cada diez años.

Especialmente emotivas son las referencias continuas a los durmientes de la tercera página: Ellie Marsten, la niña a la que le estaban leyendo un cuento; Daniel Bustamonte, el niño jamaicano que sueña con un castillo en las nubes; Steffan Wasserman, un niño de 14 años que mintió para alistarse en el ejército, pillándole la Primera Guerra Mundial; y Unity Kinkaid quien dormida en su cama, en Londres, sueña con un "hombre alto y oscuro" con ojos que "arden en su cabeza como estrellas".

La liberación de Morpheo en las últimas páginas devuelve la situación a su cauce y nos muestra un personaje lejos de la piedad a niveles absurdos que suelen mostrar otros personajes más alegres, más jóvenes, más heroicos. Se venga, condena a una vida imposible, a un letargo permanente hundido en pesadillas al hijo del que lo había encadenado 70 años atrás. Supongo que, en cierto modo, ese toque oscura impregna todo el resto de la obra, de un modo u otro, aunque no siempre de modo tan obvio.

Algunos ya lo habréis leído, muchos no; y deberíais, es una obra que no se dejaría dejar pasar.

domingo, 14 de diciembre de 2008

Fantasmitas S.L.

Esta página, de la que ya os había hablado en su momento, ha publicado hoy una viñeta que me veo deseoso de mostraros.



Vamos, que la han lia'o parda.

Journal of visualizated experiments

De mi última estancia en Madrid, una de las cosas que saqué en claro (aparte de una exhibición de Star Wars de la que espero poner las fotos pronto) fue esta página de experimentos científicos filmados y comentados.

Es un youtube de la experimentación y, supongo, para aquellos estudiantes de ciencias empíricas, resultará, al menos, de cierto interés.

JoVE.

jueves, 11 de diciembre de 2008

Bruce Dickinson hablando sobre aviones



Y es que Dickinson es el piloto del avión de los Maiden, así que algo debía de saber, ¿no? En cualquier caso me ha sorprendido mucho encontrarlo hablando en plan documental y he decidido cederle el huequecito de hoy, dado que tampoco tenía más tiempo para dedicarle al blog.

Vía Fogonazos.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

La IWF se retracta...

Y resulta que la organización esa que vela por la moralidad de nuestras intenciones sexuales se ha dado cuenta de su error. Y, según informa El País, se han retractado y la wikipedia vuelve a estar disponible para los ciudadanos ingleses. Aunque también dicen que es porque la imagen tiene 32 años; claro, si llega a ser de hoy en día sí sería pornografía infantil, que todo el mundo sabe que hoy hay gente que folla niños pero en los 80 no...

Creo que deberían entender que un individuo desnudo no tiene porque tener una intencionalidad puramente sexual y que, al final, el arte se impondrá a las mojigaterías de cuatro paletos que siguen viendo fantasmas por todas partes.

martes, 9 de diciembre de 2008

De vuelta

Hoy he vuelto de Madrid tras hora y pico de avión, casi dos horas de espera en santiago y hora y pico de bus hacia aquí. He comido a toda prisa y he ido a mis primeras prácticas de carnet de conducir de las que, muy grosso modo, puedo decir que, al menos, nadie ha muerto por daños colaterales.

Y qué pocas ganas de volver al extercolero. Los más agudos seguro que lo pillan...

lunes, 8 de diciembre de 2008

Sobre pornografía infantil...

El título de la entrada puede parecer muy bruto y, quizá, muy extraño para un blog sin pretensiones pornográficas como este, pero el caso es que, en mi no-modesta opinión, el nivel de gilipollez que está alcanzando la gente en torno a este tema roza un absurdo colindante con la mojigatería.

Me parece muy bien que se castigue la pederastia, obviamente; por mi parte se les podrían cortar las partes y, por ejemplo, arrojárselas a las cabras, como sugerirían (con bastante acierto) los salvajes de Canción de Hielo y Fuego; también me parece bien que se castigue la paidofilia, entendida como el interés sexual en los niños. Hasta aquí bien. Estos son los puntos que comparto respecto al tema con la sociedad de ovejitas que me rodea.

¿Dónde chocamos?Pues en las gilipolleces, como siempre. Chocamos en que un juez australiano condene por posesión de pornografía infantil a alguien por poseer imágenes de los Simpsons manteniendo relaciones sexuales. Solo quiero indicar que si eso es pornografía infantil, deberían prohibir casi todo el anime japonés, pues siempre se tratan de chicas de instituto (aun siendo mayores las dibujan como adolescentes) que se dedican a insinuarse, enseñar las bragas y las tetas. No quiero imaginarme cuantos hombres hechos y derechos se habrán masturbado alguna vez con cosas como ésa, y no creo que ningún juez los condenara por ello. Al menos, ningún juez en pleno uso de razón.

¿Dónde chocamos? Chocamos en que un jurado tache de pornografía infantil una fotografía de un bebé mamando de su madre. En ese momento me pregunto hasta que punto puedo pertenecer a la misma especie que el juez. ¿De verdad lo considera pornografía o le caía mal la acusada? Me da igual cómo lo miréis. Es una absoluta estupidez, y estúpido es el que hace estupideces.

¿Dónde chocamos? Chocamos en que la I.W.F. sugiera bloquear un artículo de Wikipedia a un disco de Scorpions, el Virgin Killer; en el que una niña aparece desnuda y encadenada, en una posición harto artificial. Lo cierto es que la imagen es, en cierto modo, provocativa pero, siendo honestos, solo un pedófilo la encontraría excitante de forma sexual. Es una imagen que habla sobre una infancia raptada, sobre una infancia sin poder... o, al menos, eso es lo que me expresa: un cuerpo desnudo y encadenado ante el mundo, un cuerpo esclavo que no se merece más que sus propias cadenas.
Aquí, la polémica portada.


Y es que, si no recuerdo mal, hasta hace no mucho, el desnudo era arte. Me gustaría que algún enteradillo de estos de la I.W.F. me dijera en que momento el desnudo artístico pasó a ser pornografía. Me gustaría mucho.


P.D.: intentad no mirar cuando le pongáis el pañal a vuestros retoños o podéis acabar con vuestros huesos en la fría y dura cárcel.

domingo, 7 de diciembre de 2008

Vídeos

No es la primera vez que doy una lista de links de youtube y, supongo, no será la última. Creo recordar que había puesto una lista de canciones que me encantaban de grupos que no me gustaban y otra de speeds run de distintos juegos. Hoy, en cambio, voy a poner una lista de esos vídeos que han marcado historia, esos vídeos que se han colado en nuestras mentes al punto de tenerlos como cierto referente. Muchos ya los conoceréis, tal vez incluso los conozcáis todos, pero son esos vídeos que se enseñan a los demás en esas tardes aburridas de lluvia, en Navidad, qué se yo.

La rubia del control de alcoholemia:


El orco de Moria:


La he lia'o parda:


Contigo no, bicho:


Unos días de permiso bien aprovechados:


El mineralismo:


Dramatic lemur:


Cría de panda:


Evil look:


El niño de la N:64


El alemán loco:

sábado, 6 de diciembre de 2008

Reflexiones sobre Madrid...

Lo cierto es que no deja de sorprenderme lo raro que me resulta Madrid, lo extraño del acento, lo ajeno de sus costumbres (como el llevar pelucas los días festivos), lo malsonante de sus topónimos (pitis, valdezarza...); pero lo que me estresa enormemente es la masificación que rodea a cualquier evento. La cantidad de gente que recorre sus calles es tan amplia que se vaya a donde se vaya, el lugar está lleno; llegue a la hora a la que se llegue, la gente ya está allí, esperando, acechando, como hienas.

Adoro ciertos puntos de Madrid, como el Metro, como las posibilidades que ofrece la ciudad en general, las exposiciones, los museos, las calles llenas de monumentos y de edificios antiguos, la labor decorativa que inició Carlos III de Borbón; adoro sus parques, sus tiendas ciclópeas... pero odio otros. A muerte. Los odio con rencor, con furia. ¿Cómo habiendo tantas cosas, tantos lugares... están todos llenos a la vez?

Supongo que, acostumbrado a mi ciudad y a su población, esto puede, sencillamente, escapárseme, pero no acabo de verlo. ¿Cómo tanta gente de forma simultánea? Todo lleno, a la vez, como un campo lleno de langostas, que te devoran, que te empujan, que te carcomen; gentes sin paciencia, como en cualquier otro sitio, en un lugar en el que se necesitaría un gran dechado de ésta. Muy extraño, muy estresante, pero tan, tan bello. Qué buen recuerdo del Prado y su enorme y precioso Paseo...

viernes, 5 de diciembre de 2008

En Madrid

Es posible que a lo largo de estos días, hasta mi regreso a Vigo, al menos, escriba mucho menos o, directamente, no escriba. Dependerá cómo ande de tiempo o de inspiración.

Un saludo y buen puente, entre textos de inmunología y paredes desconocidas.

jueves, 4 de diciembre de 2008

Frank Darabont - Cadena Perpetua

Con un Screenplay del propio Darabont y basado en un relato de Stephen King (debe de ser uno de sus pocos textos con alguna valía), con la actuación de Tim Robbins y Morgan Freeman, Cadena Perpetua es, probablemente, una de las mejores películas de temática carcelaria de la historia del cine y, si hacemos caso de IMDB y de sus votantes asiduos, es la mejor película de la historia con un 9.2 de media en 388.311 votos. Casi .

La película nos pone tras los pasos de Andy Dufresne quien es condenado a doble cadena perpetua por haber asesinado a su mujer y al amante, a pesar de su declaración de inocencia. El argumento central es su vida en la cárcel, sus amistadas y enemistades, sus pequeñas ilegalidades y su inocencia.

A través de las mujeres 10 de las décadas que pasa en la cárcel va sucediéndose la historia y, en cierto modo, supongo que el final de la misma no es sino el paso lógico entre tanto mujer. Andy vuelve a nacer entre las piernas de Raquel Welch, abandonando la prisión de Shawshank a través de las alcantarillas. Recién salido, sucio y cansado, con los brazos alzados a la lluvia, como un crucificado, resulta, en mi opinión (que tampoco es que sepa demasiado de cine) una de las escenas más emotivas que han dado las artes cinematográficas. Y es que Andy Dufresne sale de la cárcel, aunque esto no es, en modo alguno, el núcleo de la película. Puede parecerlo, si la vemos a un nivel bastante superficial, si solo vemos qué sucede, sin fijarnos en cómo sucede. Son las mujeres, son las relaciones entre los personajes, la evolución de Andy.

En definitiva, una película que tiene su fama mucho más que merecida, aunque se quedase a las puertas de casi todos los premios debido a ser publicada el mismo año que Forrest Gump, la película que recurriendo a la ñoñería y a una banda sonora impresionante cautivó a toda la crítica incapaz de profundizar más allá del primer visionado. En mi modesta opinión, que, desde luego, no está a la par de tan brillantes y cultivados críticos.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Mundoabsurdo, segundo día [Pt. 1]

La mañana zarandeó a Alberto alejándolo de aquel onírico mundo en el que todo parecía cálido y coherente y devolviéndolo a la casa de Ernest, al frío salón, al sofá en el que yacía solo. La luz del día se filtraba desde la ventana inundándolo todo. «Es el mismo Sol», pensó Alberto, «pero la luz es otra, es distinta, ajena y desconocida». Fue hasta la cocina y buscó un cartón de leche, luego buscó el café y el azúcar. Calentó la leche en un hornillo de hierro y leyó lo que ponía el envase del café: “capaz de animar a un comatoso en los PP.P.”. «¿Qué coño serán los PP.P».

- Hombre, ¡hola! – saludó Ernest –. Me alegra encontrarte despierto, ¿es café eso que huelo?

- Hola, Ernest. Sí, es café.

- ¿Has dormido bien?

- Me duele un poco la espalda. El sofá no era un gran lugar para dormir.

- El sofá no es un lugar para dormir – replicó Ernest –, fuiste tú quien quiso dormir ahí.

- ¿Quieres café? – preguntó Alberto retirando la leche, negándose a volver a tocar aquel tema.

- Claro, hoy va a ser un largo día.

Alberto miró a Ernest con palmaria seriedad y enarcó leve e involuntariamente una ceja.

- He de mostrarte el mundo antes de llevarte con los meteomáticos, para que sepas cómo funcionan las cosas, qué deberías hacer y demás.

- ¿Ya? ¿Ahora?

- No, después del café.

«Este hombre tiene un problema con el café», concluyó Alberto recordando la fijación que había mostrado el día anterior.

 

Tomaron sus tazas de café en el silencio y la tranquilidad de la cocina.

- ¿Listo? – preguntó Ernest.

- Supongo – contestó Alberto con tono indiferente.

- O sí, o no – cortó Ernest, molesto.

- Que sí, que sí…

- Bien, pues vamos al garaje.

 

El garaje estaba repleto de extraños artilugios que se parecían misteriosa y ligeramente a los automóviles que conocía Alberto. El que cogió Ernest era un armatoste cuadrado lleno de tubos y de válvulas. Los asientos eran de piel, de un negro lustroso. Subieron y Ernest arrancó el vehículo con un ruido chasqueante, seguido de un leve murmullo sostenido.

- ¿Adónde vamos?

- Tenemos que ir hasta la OTRET – contestó Ernest con sencillez. Luego, ante el rostro interrogante de Ernest, aclaró: – la Oficina de Trabajos Relacionados con el Espacio y el Tiempo.

- ¿Viajes en el tiempo y esa clase de cosas?

- No, cielos, no – se rió Ernest –, los viajes se producen en el espacio. Se refiere al tiempo atmosférico… en las distintas regiones del mundo.

- Oh, ¿y queda lejos la OTRET?

- Sí, bueno… un poco. Tenemos que salir a los Grandes Bosques de los Estirados, atravesar las Montañas Permanente Nevadas de los Hombres de Nieve, llegar a las Costas a este lado del Océano, coger un barco, llegar a las Costas al otro lado y, luego, avanzar por los Páramos de la pereza, los Desiertos de la Meditación, la Cuna de los Hombres, el Lodazal de la Sabiduría, las Viejas Ciudades en ruinas, el horizonte, de nuevo el horizonte y… voilà! Estaremos a un par de días.

- Hm… ya.

martes, 2 de diciembre de 2008

XBOX 360

Cada vez estoy más cerca de tenerla y no puendo sino aplaudir la política Microsoft: "¿arreglá'? Eso e' de mariquita', consola nueva y a chupa'la". Gracias magnates descendientes del señor Puertas, acabáis de catapultaros a un lugar donde Steve Jobs ni se atrever a soñar con llegar. Gracias, gracias.

Fable II, te empiezo a vislumbrar entra la niebla. ¡Ja!

Solo espero que mi novia no se quede embarazada de ella, porque correrá la sangre. La 360 es mía... digo, mi novia es mía, digo...

lunes, 1 de diciembre de 2008

Un link bastante interesante sobre batallitas (en el sentido más abuélico del asunto) de la mili.

Vía menéame.
Gracias, Aberron; tu labor de búsqueda es intachable.