Google+

viernes, 5 de julio de 2013

Los falsificadores - Stefan Ruzowitzky

Salomon 'Sally' Sorowitsch es un falsificador judía carente de escrúpulos. En plena escalada de violencia nazi hacia su pueblo, Sally permanece completamente indiferente, siguiendo con sus negocios sin preocuparse de nadie que no sea el mismo.
Todo cambia cuando es capturado para colaborar en la que será la mayor operación de falsificación de la historia. Desde el campo de concentración en el que está confinado, Sally tiene en sus manos el futuro de una guerra.



Tras ver El Pianista, nos apetecía seguir con una temática centrada en la situación de los judíos en la Segunda Guerra Mundial. Como teníamos esta película en casa desde hace tiempo y tiempo, la desprecintamos y nos pusimos a ellos. No es tan buena como la primera pero es una película más que digna.

¿Campos de concentración? ¿A quién le importa eso? - Sally.

Los personajes:
- Sally (Karl Markovics): mientras pueda mantener su nivel de vida, a Sally todo le da un poco igual. Hasta que se ve dentro de un campo de concentración.
- Adolf (August Diehl): él y su mujer fueron enviados a Auswitch por imprimir octavillas atacando el régimen nazi.
- Kolya (Sebastian Urzendowsky): enviado al campo de concentración por ser ruso, se gana las simpatías de Sally con su gran talento para la pintura.


Los actores:
- un grupo de actores poco conocidos pero que cumplen de sobra con sus papeles. Los tres personajes principales que he descrito arriba, son geniales. Me encanta descubrir actores poco conocidos pero con talento. Joyas del cine europeo.


El guión:
- el gran punto fuerte del guión es lo mucho que se han esforzado en ofrecer un amplio espectro de personajes. A diferencia de otras películas, no sólo vivimos el drama judío; en los campos de concentración hay soldados de las fuerzas enemigas, comunistas, colaboracionistas... También me ha gustado ver a esos traidores: judíos que colaboran con los nazis mandando gustosamente al resto al matadero, los alemanes que intentan salvar a todos los que pueden...

                          ¿Campos de concentración? Insidias de los comunistas - mujer florero.

Y más colores: la mujer del alto cargo nazi que está indignada porque dicen que en los "campos de trabajo" se extermina a los presos, el judío indignado porque le hacen trabajar con ladrones y comunistas, el nazi que intenta hacer mejor la vida de los presos en su propio interés...
Pocas veces hemos visto películas en las que pongan tantas ganas en este punto.
En cuanto a la línea argumental central, la falsificación de divisas en un campo de concentración, está  muy bien desarrollada. Los dilemas de los presos son los que tendríamos todos: ¿fabricar los billetes y vivir un día más? ¿Darle la guerra al ejército que está exterminando a millones de personas? ¿Hasta dónde tensar la cuerda para boicotear la falsificación?
Real y bien llevado. ¡Bien hecho!

Nota: un 7. Es una buena peli con una lado humano muy bien desarrollado. Recomendada.