Google+

jueves, 16 de mayo de 2013

Estrenos que abandonamos 2013, parte V

Sinceramente no creí que volveríamos a hacer una de nuestras colecciones de fracasos tan pronto, pero el fin de semana del 28 de Abril ha sido particularmente lucido en cuanto a horrores y nos ha permitido rellenar casi entero una de estas entradas.

Rogue

Empezamos a ver esta serie el viernes de ese fatídico fin de semana. Desde el principio hubo cosas que no nos convencían, pero decidimos darle una oportunidad más. La luz permanentemente anaranjada era fea, la actriz protagonista no daba especialmente la talla para su papel y, aun así, destacaba sobre la mayoría del reparto (algunos son horribles), la dirección de las escenas de acción dejaba un poco (ja) que desear y la historia avanzaba medio obligada y medio a rastras.

Uuhh, qué dura es. 

Nos propusimos acabar el piloto para ver el cliffhanger, y porque ya llevábamos 40 minutos y debía estar terminando. Llegó el minuto 50, el 52 y el 54. Fundido a negro tras un gancho bastante poco interesante. Laura y yo nos miramos un instante, y vuelve la luz anaranjada. Compruebo la duración del episodio y veo que nos quedan otros 55 minutos. Stop. Muere y arde en el infierno, Rogue: una historia sobre policías infiltrados en una organización criminal que va de dura y seria, pero...

Nota: 1. Esta serie fracasa en su intento de imitar a las series de cable, introduciendo un sexo y una violencia bastante explícita pero sin ninguna lógica pero ignorando todo lo que en realidad las hace grandes; como si intentase reclamar una atención que, desde luego, no merece. La trama no se sostiene y el reparto es lamentable. Por favor, canceladla ya y que los espectadores puedan olvidar lo antes posible que esto vio la luz. Sí, venga, va: al Saco de los Horrores Innombrables, porque encima tiene el añadido de ser un piloto INTERMINABLE.

The village

La realidad sin control no sirve de nada. Está clarísimo que The village es una serie muy realista, dudo que eso lo discuta nadie. Los campesinos, la educación, la violencia; vale, que sí. Es cierto, es un reflejo bastante fiel a lo que cabía esperar de la vida antes de que todo eso se relajase a finales del siglo XX. Bien. ¿Y qué? Personalmente creo que The village carece de cualquier tipo de interés en su episodio piloto. No sucede nada, asistimos a como el niño pequeño tiene que trabajar en el campo (check), estudiar en la escuela (check) donde cuando hace algo mal le atizan con una vara en las manos (check). Este niño, además, tiene un padre muy duro e intransigente que trabaja el campo (check) y un hermano guay que se gana la vida con pequeños trabajos y hace más dinero que el padre (check) lo que frustra a este y lo hace más tirano (check). Y luego está la madre, como una figura de cierto sosiego y tristeza (OMG).



Es posible que la serie mejore, porque tiene una base elegante sobre la que destacar si lo intenta, pero el piloto es un verdadero tostón.

Nota: 2. Tostón. Pero nos pensaremos darle un episodio más (cada uno dura 60 minutos) si cosecha muy buenas opiniones. La verdad es que con un 6 en IMDB no parece que vaya a ser así.

Defiance

Aguantamos unos 20 minutos, creo, y porque tenía un rollito cifi postapocalíptico que a nosotros, como buenos frikis, nos mola mogollón; pero la verdad es que ni así. Defiance presenta un planeta Tierra devastado tras una guerra entre la humanidad y diversas especies alienígenas, donde se intenta reconstruir algún tipo de sociedad sobre las ruinas todavía humeantes entre grupos de asaltadores de caminos tanto alien como humanos. Pero el reparto es bastante mediocre, aunque a mí Irisa (Stephanie Leonidass, la prota de The mirrormask) me gusta mucho, lo cierto es que los protagonistas no consiguen química entre sí, la historia no parece tener ninguna clase de interés y la puesta en situación es aburrida, desapasionada y no engancha.

En un mundo arrasado por la guerra, ¡¡tópicos!!

A esto habría que añadir unos abusivos efectos especiales que se ven bastante cutres, unos momentos que de tópicos resultan terriblemente casposos (la lucha de malotes a navajazos, eso sí... el alien con una navaja luminosa, por supuesto), el toquecito western pobre y los decorados que me recuerdan a los videojuegos de PS2, con algo de exceso de color pero cierta falta de medios algo evidente...

Nota: 3. Tiene fácil molar, es cierto; pero no lo hace.

Red Widow

Lo más sorprendente de Red widow fue estrenarse tan poco tiempo después de The americans, porque tenían un parecido más que considerable entre ellas. Red widow al menos tenía la decencia de no ir de revolución, es una serie sencilla que evita complicarse más de lo necesario, cosa extraña cuando se está hablando de una serie de intrigas en la mafia.


Alguien ha matado a un mafioso y ahora su mujer tiene que hacerse cargo del negocio. La familia de esta se ha dedicado a esta clase de asuntos desde hace tiempo y ella... lo lleva en los genes. Es como el de Assassins Creed, pero en trapicheos.

Nota: 4. La serie, vista hasta el episodio 2, no parecía que fuese a despegar demasiado, pero lo cierto es que fueron episodios divertidillos.

How to live with your parents

Con ese título... admito que cogimos la serie con ciertos prejuicios. La presencia de Sarah Chalke (por su pasado en Scrubs) los palió un poquito. Viendo la serie, comprobamos que no parecía especialmente graciosa, pero que tenía sus momentos, así que decidimos darle un episodio más de prueba.

Corre, Sarah, deja la serie; con suerte la gente aún no te asociará a este horror.

Un error absoluto. El segundo episodio es aburridísimo y los pocos detalles que parecían aprovechables del pilto se han perdido por completo.

Nota: 2. ¡¡¡Mal!!!