Google+

viernes, 23 de diciembre de 2011

Estrenos 2011 que abandonamos (III)


Empiezo a escribir este post tras lo que Albos y yo hemos bautizado como «el miércoles negro». No hemos seguido viendo ninguna de las series que empezamos ese día, todas horribles. Como además tengo que hablarte de algunas más, dividiré este post en dos categorías:

Las procedimentales:
parece que cada cadena tiene que sacar la suya propia. Este año se han peleado a ver quién sacaba la peor.


Person of interest:
tras el 11S, Finch (Michael Emerson) un misterioso millonario, desarrolla un programa para el gobierno de los Estados Unidos. Dicho programa usa las cámaras de seguridad de las calles, llamadas telefónicas y demás sistemas de seguridad para predecir ataques terroristas. El volumen de información es tal que se ve obligado a hacer una criba con los crímenes relevantes para la lucha antiterrorista y los que no lo son. Abrumado por la cantidad de delitos en los que no puede intervenir, crea un puerta trasera en el programa. De esta forma, recibe el número de la seguridad social de una persona relacionada con un homicidio.

En su favor diré que fue la que más tardamos en abandonar. Supongo que nos habían hablado tan bien de ella que teníamos la esperanza de que mejorase en algún momentos. No fue así.
Contras de esta serie:
— podría molar pero los guionistas se ocupan de que esto no pase en ningún momento.
— La explicación de como encuentran a los sujetos es estúpida.
— Los protagonistas son, dentro de su estilo, prototípicos. Tenemos al friki torturado y lisiado y al chico duro con buenos sentimientos. Y ya, ves que no van a tener más profundidad ni a dar más de sí. En ningún momento quise saber más de sus historias personales.
— Demasiadas veces las coreografías de las peleas están rodadas de forma confusa.
Nota: un 3. Aguantamos hasta el capítulo 5.


A gifted man:
Michael (Patrick Wilson) es un cotizado neurocirujano entregado a su trabajo en una lujosa y exclusiva clínica privada. Su vida empieza a cambiar cuando Anna, su ex-mujer, aparece en la ciudad. Tras una agradable cena juntos, Michael se despierta con la desagradable noticia de que Anna lleva semanas muerta. El fantasma de su ex-mujer lo empujará a colaborar con una clínica que se ocupa de la gente más pobre de Nueva York.

Ante todo, originalidad cero. Ya hemos visto muchas veces un hombre adinerado que empieza a ayudar a los pobres tras la muerte de un ser querido. Puedes añadirle un fantasma y ya está. No es especialmente mala ni aburrida pero es que no nos aportaba nada. Si se hubiese estrenado en otro año, tal vez
Nota: un 5. Le falta frescura.


Prime suspect:
La detective Jane Timoney (Maria Bello) se acaba de incorporar al Departamento de Homicidios de la ciudad de Nueva York. A pesar de haber conseguido el puesto por méritos propios tiene que luchar para conseguir casos y hacer frente a los comentarios y desplantes de sus compañeros masculinos.

No es una serie brillante pero si no la hubiesen cancelado, sería nuestra candidata a procedimental del año. Los casos son interesantes, tiene buenos actores un guión que refleja los problemas de una mujer policía en un departamento lleno de hombres... una serie bastante sólida. Pero como ya he dicho, ha sido cancelada.
Nota: un 6. Es una pena que la cancelasen porque tenía pensado seguir con ella.


Unforgettable:
Carrie Wells (Poppy Montgomery) es una detective con hipertimesia, lo que la ayuda enormemente con su trabajo.

A lo mejor, si la media de este año no hubiese sido tan alta, hubiésemos seguido con ella. Pero este año toca escoger y por lo tanto esta se queda atrás. Como crítica, he de decir que su forma de representar los recuerdos de la protagonista no me gustó nada. Demasiadas escenas repetidas, me temo.
Nota: un 6. Es una serie aceptable a la que acompañan las audiencias.


Grimm:
Nick Burkhardt (David Giuntoli) es un detective de homicidios. Durante una visita de su tía, descubre que es un miembro de la familia Grimm, una estirpe de expertos cazadores de seres sobrenaturales.

La meto en las procedimentales porque, en esencia, lo es. Vale, añadimos seres sobrenaturales, bestias y puede despertar algo de interés. Cuando ves que el guión es cutre y predecible, se acabó el interés. Añado que el prota se parece a Tom Cruise y que sólo uno de los personajes es aceptable, el adorable y encantador hombre lobo.
Nota: un 4. No se puede llevar una serie con personajes tan sosos.



Y en otras categorías:


I hate my teenage daughter:
Annie (Jaime Pressly) y Nikki (Katie Finneran) son dos madres solteras que afrontan como pueden la adolescencia de sus respectivas hijas.

Nota: un cero. Duramos cuatro minutos viéndola, el record de este año. No diré más porque ni eso merece.


Hell on Wheels:
1860: Cullen Bohannon (Anson Mount) es un soldado confederado que quiere vengar la muerte de su mujer a manos de la Unión.
Lo peor de esta serie no es que el guión sea malo, que lo es. Lo peor de todo es que el sonido es lamentable. Hay ruido ambiental, de viento concretamente. Los personajes hablan y el ruido ambiental desaparece. Los personajes se callan, resucita el ruido ambiental. ¿Cómo se puede ser tan cutre? Y decían que iba a ser la nueva Deadwood, en fin...
Nota: un 3. No acabamos el primer capítulo pero reconozco que el estilo y la imagen estaban muy bien. Pena de todo lo demás.


The exes:
Holly (Kristen Johnston)es una abogada especializada en divorcios. Ha acogido en uno de sus departamentos a tres hombres que se quedaron destrozados tras sus divorcios.

Nota: un 3. Sólo la maravillosa actuación de Donald Faison, Turk en Scrubs, salva esta serie. Es un genio y si la serie hubiese sido sólo un poco mejor, seguiríamos viéndola.

Tras ver Person of interest y Hell on Wheels, ¿soy la única que está aburrida de historias de machos alfa flipándose con su testosterona? ¿Soy la única que piensa que es el equivalente masculino de Sexo en Nueva York y series lamentable del estilo?




Entradas que podrían interesarte:
Estrenos 2011, seguimos viendo (III).
Estrenos 2011, seguimos viendo (II).
Estrenos 2011, seguimos viendo.
Estrenos 2011 que abandonamos (II).
Estrenos 2011 que abandonamos (I).