Google+

jueves, 22 de diciembre de 2011

Actores que ponen morritos, esa lacra:


Antes de nada, pido disculpas porque sé que este post tiene una temática poco relevante. Así resumiento, es una chorrada pero tenía que decirlo. ¿No odiáis a ese actor que va de chico duro y pone morritos? ¿No os pone de mal humor esa actriz que hace un gran papel fantástico y lo estropea así? No sé en qué momento se puso de moda pero fue una muy mala idea. Os pongo una lista de los actores que perpetran este atentado contra la estética.

Jon Snow Kit Harington morritos

Kit Harington: o Jon Snow en Juego de Tronos. De todos los actores de Juego de Tronos, es el que menos me gusta. Primero porque me parece el más pobre y segundo por su manía de poner morritos. No, Kit, la Guardia de la Noche no pone morritos. No es así como se vence a los Otros. Espero que, en sucesivas temporadas, alguien ponga remedio a este desastre.

Michael Pitt morritos

Michael Pitt: o Jimmy Darmody en Boardwalk Empire. He de decir que ya estaba condicionada para poner a Pitt en la lista. Odio a su personaje, odio su interpretación y odio que ponga morritos. En serio, ¿parece creíble que un gangster, en la peligrosa ciudad de Atlantic City, vaya a una reunión con ese gesto? Pitt, espero que tu personaje muera pronto, podamos dejar de sufrirlo y así disfrutaremos del resto del elenco de actores mucho más contentos.

Hailee Steinfeld morritos

Hailee Steinfeld: o Mattie Ross en Valor de ley. Este es el claro ejemplo de cómo deslucir una gran interpretación con un mal gesto. Tiene un gran papel y en general está impecable. Ahora bien, ¿qué mujer de catorce años, en el Salvaje Oeste, iba poniendo morritos?


Daniel Craig: o 007. Cuando anunciaron que este actor era el nuevo James Bond, decidí darle un voto de confianza. No tiene por qué ser malo dar una nueva imagen a un personaje al reiniciar una saga, aparte de la gracia de su obvio aspecto ario. Claro, después empecé a ver fotos. Daniel, 007 no pone morritos. No los pone. Es un hecho y todo el mundo lo sabe. No sé en qué estaban pensando.


Renee Zellweger: o Bridget Jones. Todos los años esta chica es elegida como una de las peores vestidas. Peor vestida, peor maquillada y, desde luego, peor posado. No se puede llevar kilos de colorete, un vestido hortera y poner morritos. Es el peor conjunto posible.


Damian Lewis: o el sargento Brody en Homeland o Winter en Hermanos de sangre. Damian lleva años poniendo morritos, siendo el máximo exponente de esta actitud el cartel promocional de Homeland. He de decir en su favor que es el único de la lista que va camino de redimirse. ¡Ánimo Damian, tú puedes!


Keira Knigthley: o Elizabeth Swann en Piratas del Caribe. En 2008 Keira fue elegida la mujer con los labios más sexies del mundo. Esto eliminó toda posibilidad de que dejase de poner morritos, para desgracia de todos. Si buscas en Google, verás que lo hace en todas las fotos. No exagero, todas. Bueno, casi todas.


Ed Westwick: o Chuck Bass en Gossip Girl. Lo de este chico tiene mérito. Pensarás que no se puede mantener el mismo gesto durante temporadas y temporadas pero él puede. No me explico que clase de gimnasia facial usa. ¿Ves la cara que tiene en la foto? No es un posado, es que su personaje siempre está así.


Ben Stiller: o Zoolander. Es triste poner morritos siendo una persona agraciada. Hacerlo sin serlo y añadiendo unos prominentes pabellones auditivos es un suicidio estético. Mal, Ben, mal. Echa ahora mismo a la persona que te aconsejó así de mal.


Kirk Acevedo: o Charlie Francis en Fringe. Tener a un actor poniendo morritos en mi serie favorita me duele en el alma. Kirk, si Ana no lo hace, ¿por qué tú si? Ella es la chica de la serie.


Y hasta aquí. Por si alguno se lo pregunta: no, no voy a hacer segunda parte. Ya me he desahogado y he escrito el post más chorra de Palacio Onírico.