Google+

lunes, 18 de marzo de 2013

Regreso al futuro II - Robert Zemeckis

Zemeckis y Gale vuelven a las andadas con el mismo reparto y nos devuelven a los divertidos Doc y McFly. El final de la primera película ya presentaba el principio de esta, cuando Doc viene a buscar a Marty porque necesitan ir al futuro por algo que atañe a los hijos que tendrá con su chica.


2015

Así como en la primera película los protagonistas se remontaron 30 años al pasado, esta vez viajan 30 años al futuro. Con los momentos recurrentes propios de la serie y los caracteres tan marcados de los personajes, formalmente nos encontramos con una película muy parecida a la anterior. Marty y el Doctor viajan a un momento temporal, se lía parda y tienen que deshacer el entuerto.

Regreso al futuro II oculta mucho más de lo que ocultaba la primera. Es una película más compleja y trata temas bastante más interesantes bajo la superficie. En mi opinión le cuesta demasiado arrancar, habrá quien considere que es necesario para presentar bien la trama, pero lo cierto es que a mí me resultó un poco cansina en su primera mitad. El primer 2015 es un mundo esencialmente cercano, con un par de inventos futuristas (los aeropatines y aeroautomóviles, por ejemplo), pero sigue generando la sensación de ser nuestro mundo. Luego el Villano descubre la existencia de la máquina del tiempo y del almanaque y vuelve al pasado y genera una nueva realidad, una nueva ramificación en la realidad.

«¡¡Corre, prota, corre!!», un clásico en las pelis de Zemeckis.


El sueño húmedo de Esperanza Aguirre

Y aquí empieza lo grande de la película. Porque quizá como comedia de aventuras no sea tan buena como la primera película (yo creo que no lo es, de hecho), porque quizá se riza demasiado el rizo con las idas y venidas en el tiempo pero... ¿qué importa cuando la idea que se quiere plasmar es tan grande? Bajo la juvenil apariencia del duelo de esta película entre Tannen y McFly (como siempre), se esconde una distopía ultracapitalista (o neoliberal, usando un término muy de moda) en la que el Villano (Espe... digo Tannen) aprovechándose de una fortuna adquirida en base a sus ventajas (presidenc... un almanaque deportivo con todos los resultados entre 1950 y el año 2000) ha ganado fama y poder y ha construido un inmenso casino en el que la ley puede dejarse cómodamente en la sombra (Eurovegas, aunque en la película le llaman Paraíso del Placer de Biff Tannen).

Eurovegas.

Ese mundo en que no hay más poder que el dinero, en que la ley y el orden son solo conceptos dejados en un rincón y en el que todo está en venta es un escenario realmente terrorífico que choca frontalmente con lo que cabía esperar de una aventura fundamentalmente optimista y jovial como era Regreso al futuro. Éxito, Zemeckis; éxito, Gale.



Nota: 7,5. La película se aleja de lo que la hace más grande, para mí al menos, pero encuentra otro punto donde anclarse, una crítica inesperada y un escenario casi apocalíptico en el que consigue, como el DeLorean, alzar el vuelo otra vez.


Otras películas de Robert Zemeckis:
Regreso al futuro.
Regreso al futuro III.
Forrest Gump.
—Lo que la verdad esconde.