Google+

martes, 20 de septiembre de 2011

Emmy 2011


Si nos ponemos claros, la gran triunfadora de la noche fue Modern Family: mejores actor y actriz de reparto, mejor dirección (Michael Spiller), mejor guión (Steve Levitan y Jeffrey Richman) y mejor serie de comedia. Lo cierto es que no he visto nada de la segunda temporada, pero los premios de Julie Bowen y Ty Burrel me parecieron sorprendentes, lo cierto es que en lo poco que vi de la serie era de los actores que menos me convencían. Entre las mujeres, habría apostado por Sofía Vergara y entre los hombres por Eric Stonestreet o Ed O'Neill —todos de la misma serie, para que os imaginéis qué pedazo plantel tiene—.  El mejor actor principal fue, once again, para Jim Parsons —Sheldon Cooper en Big Bang Theory, que aunque creo que es un grandísimo actor, también opino que deberían premiar a Galecki de la misma serie o abrir horizontes hacia otras producciones—, y la mejor actriz fue Melissa McCarthy de Mike & Molly —serie que no he visto en la vida, por lo que no me atrevo a opinar al respecto—.



En el terreno del drama admito que me esperaba un desarrollo distinto de los premios. El mejor guión de drama se lo lleva Jason Katims por Friday Night Lights, la mejor actriz de reparto para Margo Martindale (Justified) —yo se lo habría dado a Kelly Macdonald o a Christina Hendricks—,  el mejor director para Martin Scorsese por el piloto de Boardwalk Empire —diría que absolutamente merecido—, mejor actor de reparto para Peter Dinklage por Tyrion en Juego de Tronos —no aceptaría otro ganador, la verdad—, mejor actriz principal para Julianna Margulies —me parece bien, aunque tiene un personaje muy sobrio y no es tan fácil de valorar como en otros casos— y mejor actor para Kyle Chandler —aunque yo creo que se lo merecía Steve Buscemi, porque su tesorero de Atlantic City me parece increíble—. La mejor serie de drama va para Mad Men, serie que por mucho que me guste veo como absolutamente sobrevalorada, enterrada ya entre las vísceras de su propia carcasa, es decir, entre los líos de faldas de Don Draper, a quien a día de hoy lo veo como un ídolo adolescente para gente un poco mayor. Es El Hombre. Es el sueño americano con pene. Y ya está. Y como todo el mundo quiere ser Don Draper, la serie lo tiene todo hecho. Mi apuesta principal sería Boardwalk, sin ninguna duda; y si no pudiera ser ésa, The goodwife me parece que ha tenido mejor temporada que la siempre ganadora Mad Men.


En miniseries, triunfo de mejor miniserie y de mejor guión de miniserie es para Downton Abbey que también araña el premio a la mejor actriz secundaria de miniserie para Maggie Smith.


¡Y haciendo esto descubre que no hay reseña de las grandísimas Tronos y Boardwalk! Imperdonable... pero las habrá.