Google+

jueves, 15 de septiembre de 2011

Querido John - Lasse Hallström

John, soldado de las fuerzas especiales estadounidenses, acude a visitar a su padre durante un permiso. Allí conoce a Savannah, una joven de la que se enamora en sólo dos semanas. Cuando él se reincorpora al servicio militar, su romance continúa en forma de carta.



Os preguntaréis cómo he acabado viendo una película que ya desde el principio no promete demasiado... es que me la pusieron en el AVE.

Los personajes:
Savannah (Amanda Seyfried): la típica chica perfecta. Es buena estudiante, guapa, considerada... y su gran sueño es abrir una escuela de hípica especializada en tratar niños autistas.
John (Channing Tatum): entregado soldado que pone su deber para con su país por encima de todo. Tiene una relación bastante conflictiva con su padre.
Bill (Richard Jenkins): tras que la madre de John los abandonase, se dedicó por completo al cuidado de su único hijo. Se aficionó a la numismática cuando John encontró por casualidad una valiosa moneda. Cuando, con el paso de los años, el chico pierde el gusto por las monedas, él se vuelca más en ella.
Tim Weddon (Henry Thomas): tiene un hijo autista al que Savannah da clases de equitación. Es viudo y tiene un obvio interés por la chica.
Alan (Luke Benward): el autismo de Alan mejora gracias a las clases de hípica de Savannah, creando una fuerte relación entre el niño y su maestra.

El guión:
Como ya habréis supuesto esto es un dramón de los buenos: relaciones a distancia, triángulos amorosos, tensas relaciones con los progenitores... un drama con todos sus ingredientes.
Si bien no es mi estilo de película, he de decir que al menos es coherente. Es decir:
— chica espera a chico durante un plazo de tiempo acordado. Chico decide, de forma unilateral, ampliar su tiempo de servicio. Chica deja a chico.
— chica se casa con el tercero en discordia,
— tercero en discordia muere y chica y chico acaban siendo amigos.
La parte que más disfruté fue la historia de Bill y John. Preciosa sin caer en pasteladas innecesarias.

Entre los actores, destacan todos menos Channing Tatum. Me parece que se quedaba muy lejos de cumplir con un papel que tampoco parecía exigir demasiado.

A nivel de imagen la película está bastante bien. Las escenas a caballo o en las que John se reúne con su compañía son especialmente bonitas.

La banda sonora está interpretada en parte por Amanda Seyfried. Me gusta mucho la voz de esta chica pero las canciones son apropiadas sin más.

El maquillaje y el vestuario cumplen sin llegar a deslumbrar.

Nota: un 5. No es una gran película pero hizo mi viaje algo menos pesado. Si os gustan los dramones románticos os gustará. Si no, absteneos de darle una oportunidad.