Google+

viernes, 5 de agosto de 2011

The good wife (1ª temporada)

Peter Florrick  es encarcelado por corrupción política. Al mismo tiempo salen a la luz unos videos de sus múltiples escarceos con prostitutas. Mientras él está en la cárcel, Alicia, su mujer, se hace cargo de la familia volviendo a ejercer como abogada.

                                            


Lo primero que debéis saber de The good wife es que es una serie de abogados. La trama correspondiente al marido infiel encarcelado queda en segundo plano.

Los personajes:
Alicia Florrick (Julianna Margulies): acaba de volver a trabajar tras el ingreso carcelario de su marido. Su jefe es un antiguo compañero de universidad con el que siempre ha habido una obvia atracción mutua.
Peter Florrick (Chris Noth): tras su caída en desgracia, intenta salir de la cárcel y retomar su carrera política.
Zach y Grace Florrick (GrahamPhilips y Makenzie Vega): los hijos del matrimonio, ambos adolescentes. 
Jackie Florrick (Mary Beth Peil): la madre de Peter. Ayuda a Alicia cuidando de los niños mientras ella trabaja.
Will Gardner (Josh Charles): el carismático jefe de Alicia, uno de los dos socios del bufete de abogados. Este es un personaje que va ganando capítulo a capitulo. Prestadle un poco de atención, a la larga, compensa.
Diane Lockhart (Christine Baranski): la otra socia del bufete. Acoge a Alicia bajo su protección, hasta que ve que es capaz de defenderse ella sola. Como Will, es soltera pero a diferencia de este los años y la soledad sí empiezan a pesarle. Como Will, gana capítulo a capítulo.
Cary Agos (Matt Czuchry): como Alicia, es socio junior del bufete. Compiten entre ellos para hacerse con un puesto fijo. Es un joven capaz y ambicioso a la par que adorable.
Kalinda Sharma (Archie Panjabi): la investigadora privada del bufete. En todas las series de este estilo hay un personaje molón: el que consigue información de forma dudosa, el que se la juega, el más atrevido, con misteriosos contactos en ambientes poco recomendables… en esta serie es Kalinda, uno de los mejores personajes de la serie.
Los jueces: todos los jueces de esta serie son unos grandes personajes. Además suelen repetir por lo que los comentarios del resto de los personajes a cerca de su orientación política siempre te dejan entrever cómo van a ir las cosas.

Con los personajes hay tanto aciertos como meteduras de pata. Uno de los grandes problemas es que, de toda su familia, sólo Alicia tiene algo de carisma. Peter, con el gran político que se supone que es, no acaba de arrancar en ningún momento. Y eso que parte de la trama está centrada en él. Lo mismo con los hijos. Podrían no estar y poco afectaría al desarrollo de los hechos. Es imposible empatizar con ellos porque cada vez que entran en escena parece un deus ex machina del que los guionistas tiran cuando no saben qué hacer con la trama familiar. Otro problema son los personajes excéntricos como Eli Gold o Jonas Stern. No niego que tienen su gracia pero parecen fuera de lugar en una serie que pretende ser realista.
Sin embargo el desarrollo del resto de los personajes es fantástico. Will y Diane ganan lo indecible capítulo a capítulo. De hecho, no pude dejar de preguntarme por qué Alicia no deja al indeseable de su marido y se va con Will. Cary muestra miles de caras y Kalinda es cada vez más sorprendente.  
No entiendo como pueden hacerlo tan bien con unos personajes y jugar al desastre con otros.

El guión se centra en el desarrollo de un caso por cada capítulo. Alrededor de este caso  avanzan el resto de tramas. El problema de hacer capítulos autoconclusivos dedicados a un caso es que el resto de tramas avanzan muy poco, dando sensación de relleno. Sin embargo el guión también tiene momentos buenos:
1) me ha encantado que Colin Sweeney sí asesinase a su esposa.

2) diálogo entre Peter y Kozko.

 Kozko: Pero ahora eres cristiano…

 Peter: Si, claro. ¿No has leído el Antiguo Testamento?
En temática, juegan a ser políticamente incorrectos siento todo lo políticamente correctos que pueden ser. Juegan con los límites contínuamente.
Lo que sí logra el guión es hacer creíble la historia de Alicia y Will. Muchas veces este tipo de relaciones de atracción tortuosa parece forzada, no es el caso.

En cuanto al vestuario, no te das cuenta de lo importante que es hasta que ver a Cary vestido con chandal y aprecias el cambio. Los jueces, los trajes de los hombres y mujeres… son apropiados en todo momento. La mejor: Kalinda. Lleva una ropa que desentona con su entorno sin dejar de ser apropiada.
  
El maquillaje es adecuado excepto con Alicia y Grace Florrick. A Alicia la hacen parecer demasiado pálida y resaltan sus ojos y labios con colores oscuros. Es un resultado muy artificial. En cuanto a Grace, lleva demasiado maquillaje para ser una niña de trece años.


En esta serie la dirección se luce pocas veces, es cierto. Ahora bien, cuando lo hace, es maravillosa. Destaco la escena en que Peter sale corriendo de casa, tras Alicia.


Premios:
— Globo de Oro a la Mejor Actriz para Julianna Margulies.

Curiosidades:
— La serie se basa en el escándalo protagonizado por Eliot Spitzer.

Nota: un 7. No es una serie que pasará a la historia pero es muy entretenida y se merece una oportunidad.


Segunda temporada: aquí.