Google+

martes, 6 de septiembre de 2011

The good wife (2º temporada)

Segunda temporada de The good wife. ¿Queréis saber por qué es mejor que la primera? Seguid leyendo.



La segunda temporada gira en torno a la nueva situación de Alicia: ya es socia de segundo año y Peter ha vuelto a casa y ha retomado su carrera para recuperar la fiscalía. Aunque ella intenta mantenerse al margen de la campaña, no pocas veces esta la salpicará.

Varios personajes han tenido una clara evolución:
Peter (Chris Noth): al fin Peter se luce como lo que siempre ha debido ser: un político. Su fuerza en este sentido queda minada por su reencuentro con su dios y su condición de dejar a su familia fuera de la carrera por la fiscalía.
Eli (Alan Cumming): junto con Peter, es el personaje que más ha mejorado. Ahora sí es creíble, ahora sí parece un genio, ahora es lo que esperábamos de él.
Kalinda (Archie Panjabi): confieso una vez más que este es mi personaje favorito de la serie. La chica se lo gana. En esta temporada el bufete contrata a un nuevo investigador, con el que Kalinda tendrá que trabajar en equipo. Kalinda protagoniza algunas de las escenas más lucidas. Os dejo mi favorita:


Y sí, tendréis vuestra correspondiente ración de fan service de mano de Kalinda.
Alicia (Julianna Margulies): esta temporada Alicia es una mujer diferente. Mucho más relajada, feliz y sobre todo, con una confianza en sí misma y en su trabajo que no tenía en la temporada anterior.
Cary (Matt Czuchry): uff, Cary. Parece que los guionistas ni acaban de aclarase con este personaje. Porque mira que se contradice a sí mismo una y otra vez: ahora llevo al juicio fotos de las victimas y lucho por ellas porque estoy del lado de los buenos, ahora pongo condiciones para volver a mi antiguo bufete. Ahora ya me da igual lo que haga Alicia, ahora me alío con sus enemigos. Ahora le hablo a Alicia de buen rollo, ahora pido estar por encima de ella. Vamos, un desastre. Lo único que tiene coherencia en este personaje es su relación con Kalinda.

No tengo mucho más que comentar del resto de personajes. Y no quiero decir con esto que no evolucionasen, sino que no es una evolución que considere comentable. Por favoritismo os hablaría de Will Gardner pero sé que no ha evolucionado demasiado. Es tan atractivo y genial como en la primera temporada.

Personajes nuevos:
Derrick Bond (Michael Ealy): el nuevo socio del bufete, llegado para salvarlo de su ruina económica. O al menos, eso quiere hacer creer. No me gustó nada ni el personaje ni el actor. No consiguieron despertar mi interés. Por suerte, tiene el protagonismo suficiente como para hacer avanzar la trama y no aburrir. 
Lemond Bishop (Mike Colter): ¿Recordáis el mafioso con el que se había encontrado Alicia en la primera temporada? Pues en la segunda pasa a ser cliente del bufete de mano de nuevo socio. Y este sí es un malo a la altura. ¿Cómo de malo? Como de matar a tu señora esposa si no te parece razonable en el proceso de divorcio. 
Blake Calamar (Scott Porter): nuevo investigador del bufete. Si Kalinda camina siempre al borde de la línea de la legalidad, Blake ni siquiera sabe que esta existe.

En esta segunda temporada nos encontramos con buenos guiones. Como ya he dicho, la redención de Eli me parece un gran acierto así como la muerte de Stern, el ex-socio del bufete. Así se han desecho de los personajes que menos pegaban con la serie.
Lo que más me ha gustado:
— los capítulos con Louis Canning (Michael J. Fox) y con Nancy Crozier (Mamie Gummer), son mis favoritos. Además, los casos siempre acompañan a tan grandes personajes.  
— la trama de Bond podría haber sido un desastre, sobre todo con las continuas vueltas de tuerca pero han conseguido que sea casi perfecta. Un gran trabajo.

Y lo peor del guión: el capítulo «Foreign Affair». Un caso contra el presidente de Venezuela. Si bien el avance de la subtrama estaba muy bien, el caso en sí me pareció bochornoso. Un capítulo con lo mejor y lo peor de la serie.
Y volvería a insistir con el desastre de Cary pero ya sabéis lo que pienso.

La dirección: como ya pasaba la temporada pasada, se luce pocas veces pero cuando lo hace te deja con la boca abierta. Mis dos escenas favoritas: Alicia y Will en el ascensor y Kalinda destrozando el coche de Blake. Impresionantes.

Maquillaje: como tantas otras cosas, ha mejorado mucho. Aunque Peter Florrick lleva demasiado maquillaje rosa encima (si, rosa) pero al menos han corregido el maquillaje de Grace y Alicia al fin parece humana.

La banda sonora es otro gran punto de mejoría. Se adapta perfectamente al ritmo de las escenas y contribuye a que te sumerjas en ellas.

Curiosidades:
— Mamie Gummer es la hija de Meryl Streep.
— Para los fans de The Wire, muchos de los actores salían en esa serie.


Premios (actualizado a 19 de septiembre de 2011):
— Emmy a la mejor actriz de serie dramática para Julianna Margulies.

Nota: un 9. He disfrutado muchísimo con esta temporada. ¿Os ha gustado tanto como a mi?

Primera temporada: aquí