Google+

sábado, 16 de agosto de 2008

The big bang theory - Chuck Lorre

The big bang theory (Big Bang en España) es una serie humorística sin un gran hilo conductor entre los capítulos que nos cuenta la historia de Leonard Leakey y Sheldon Cooper, dos físicos teóricos, geeks, que comparten piso. La historia empieza con la mundanza de Penny, una rubia, tonta y preciosa, que se muda al piso de al lado.

El grupo lo constituyen:
Sheldon: la mente más brillante del siglo, o eso dicen. Su enorme y aplastante lógica está al nivel de su subestimación de cualquier medida social, psicológica o emocional. Su trato con los demás es el de quien se sabe superior a sus interlocutores y su arrogancia deja momentos épicos para la serie. No obstante, su ingenuidad en temas sociales le da un toque tierno.
Leonard: el enamorado de Penny que vive el hecho de que ella se ande a liar con maromos estúpidos. Todo muy tópico. Bastante torpe con las mujeres, tímido, geek. No las tiene todas consigo.
Raj: hindú. Cuando hay mujeres delante... no es capaz de hablar, debido a un problema exagerado de timidez. Sus intentos por superarlo serán, casi, un arco argumental en si mismo.
Hollowitz: judío. Va de heartbreaker y... en fin, es ridículo, obviamente.
Penny: la vecina guapa. Tonta y... aburridamente normal. Su relación con el grupo de geeks será el núcleo de la serie.

Salvo Sheldon, todos están obsesionados por llevarse a una tía a la cama. Obviamente, Sheldon se siente muy por encima de esas necesidades tan simples.

A partir de aquí, se podría decir que la serie trata de cómo la corteja Leonard (con algunos intentos de Hollowitz, su amigo judío).


Los primeros capítulos tienen una frescura inreíble y son tremendamente hilarantes. Según avanza la serie, esta frescura inicial se pierde y las referencias a películas, juegos o teorías científicas se encargan de conducir la trama, dificultando la comprensión a algunos y, en cualquier caso, entorpeciendo el humor de algunos capítulos.

El final bastante previsible, se ve... atropellado. La temporada iba a tener 22 capítulos, acabó con 17 debido a la huelga, y es obvio que querían enseñar ESE final. Les faltaron 5 capítulos para hacer que no quedase tan forzado.

En cualquier caso, la serie es el soplo de aire fresco más destacado de los últimos tiempos. Magnífica, divertida y muy original. Muy recomendable.

Nota: 7.5 Va perdiendo frescura según transcurren los capítulos. Final atropellado.