Google+

viernes, 2 de septiembre de 2011

Super 8 - J. J. Abrams

1979. La madre de Joe acaba de morir en un desgraciado accidente laboral. Su padre, Jackson, es un policía poco acostumbrado a tratar con niños. Mientras ambos intentan adaptarse a la situación, Joe empieza a rodar una película de zombies con varios de sus amigos. Durante uno de los rodajes, un coche hace descarrilar un tren del ejército, produciendo un terrible accidente.





Esta es una buena película de entretenimiento. No os esperéis una obra maestra pero os lo pasaréis bien.

Lo más importante y destacable de la película es la interpretación de los niños.
Joel Courtney (Joe): este niño aguanta perfectamente el peso de ser el protagonista de la película. Lo hace muy bien. Un nombre a recordar. 
Elle Fanning (Alice): ya conocía a Ella Fanning, hermana pequeña de Dakota, por blogs de moda, pero me faltaba verla en acción. Todo lo que he leído sobre ella se quedaba corto. Es una pena que sea casi más conocida por sus looks o su hermana que por su trabajo, porque es impresionante.
Riley Griffiths (Charles): Riley o como hacer que todo el público odie a tu personaje. Tal vez sea, con Joe y Alice, el personaje más lucido y que más se presta a una buena interpretación.
Gabriel Basso (Martin): un buen actor haciendo el papel de un mal actor. Cuanto menos, curioso.
Ryan Lee (Cary): este chico tal vez tenga el personaje más entrañable de todos, con su enorme ortodoncia. Adorable y una digna actuación. 

El guión es el típico de una película de aventuras. Tiene pequeños tintes de originalidad pero está claro que el peso de la película recae en las actuaciones de los chicos y en los efectos especiales. Quizás este sea el peor error de la película. Está muy bien meter efectos especiales, es lo que esperamos ver en una peli de aventuras. Lo que no queda tan bien es ver explosiones durante tres minutos. Acaba aburriendo.
Lo que menos me gustó: no entiendo por qué hacen que el alien se lleve a Alice en vez de a Charles. Si tienes que coger reservas de comida, ¿te llevas a la niña de 40 kilos y no al niño que pesa el doble?

Los efectos especiales: fantásticos e impresionantes. Sin duda. El problema es lo mucho que abusan de este tipo de escenas. ¿Efectos especiales? Sí. ¿Explosiones durante minutos y minutos? No, gracias. 

La música: gran banda sonora compuesta casi en su totalidad por grandes piezas de los setenta.

El maquillaje: nunca he visto a un actor masculino tan bien maquillado como Jackson Lamb. Y se nota que va maquillado pero queda bien. Los maquilladores de Mad men deberían aprender. Al otro lado tenemos a Elle Fanning. Es una niña y debería estar maquillada como tal. Los labios tienen contínuamente un tono demasiado oscuro. ¿Qué niña se maquillaba los labios de rojo en 1979?

Algo que no debéis perderos son los créditos. Quedáos hasta el final, valdrá la pena.

Curiosidades:
— en la película que ruedan los niños, la industria responsable de la creación de los zombies se llama Romero.
— durante la película hay varios guiños a Lost y a Alias. A ver si los encontráis.

Nota: un 7,5. No pasará a la historia del cine pero es una película más que digna para pasar el rato.


Otras reseñas de obras de Abrams:
Fringe.