Google+

miércoles, 13 de julio de 2011

Fable 3 - Lionhead Studios


Albión está gobernada por un tirano, el Rey Logan. Logan ha permitido la explotación de su pueblo y ha ahogado sus protestas con muerte, ha subido los impuestos y ha dejado desprotegidos a los más débiles.
Albión necesita una revolución y tú, el hermano/a pequeño/a del Rey, serás el encargado de liderarla.




Hoy presentamos la tercera parte de esta maravillosa saga.  Lo cierto es que iba a reseñar el Fable II pero Albos ya lo había hecho y  finalmente no me pareció muy práctico. Fable II: aquí.

En Fable III nos da lo mismo que el II pero a lo grande: más dinero, más escenarios, más misiones y lo mejor de todo, cruzamos el mar para alejarnos de las islas que ya conocemos.

Los controles son los mismos que en el dos, sin pérdida. Como dummie que soy, me alegro especialmente de este punto.  Se dice por ahí que los controles responden mejor o peor según el juego, yo no lo sé, para mi el Fable funciona bien.

Los gráficos… pues embobada estoy con ellos. El agua, el polvo que levantas al correr, la nieve, la hierba… Y amapolas, hay un montón de preciosas y adorables amapolas. ¿Acaso hay flor más bonita? Y las caras de los personajes, que se enfadas y te miran mal. Las cejas de Walter son de lo mejor. 

Otro punto a favor es que ser una chica mola. Me temo que esto no pasa en muchos videojuegos, normalmente están preparados para ser jugados con un personaje masculino y cuando te dan la opción de jugar con una chica, parece metida con calzador y no siempre compensa en términos de logros.  Pero en Fable III mola ser la Princesa. Y señoritas, tendremos una armadura completa de verdad. No eso que llaman armadura completa y que después es un bikini, no, es completa de cuerpo entero, estilo renacentista.

La capacidad de decisión en este juego es maravillosa. Puedes hacer lo que quieras, siempre u cuando no te importe pagar las consecuencias. Porque los aldeanos te verán mucho peor, perderás apoyos o los ganarás… todo depende de ti.

La historia en sí puede sonar un poco tópica pero tiene miles de guiños a juegos anteriores, sorpresas, drama… y pollos. ¿Qué sería de esta saga sin pollos?.

Y la música, maravillosa, como siempre. Las bandas sonoras de los Fable siempre son la bomba.

Y ahora toca la lista de cosas malas, que las tiene.
— la estela dorada no funciona bien del todo. Desaparece de repente, a veces no carga. Un poco desastre.
— los malos están un poco… descompensados. Al principio son demasiado fáciles y después te mandan 200 para darte un poco de caña. Pero no acaba de cuadrar. Que seamos francos, si a mí me parecen fáciles, a alguien con más experiencia le tienen que dar la risa.
     la magia es… es la leche. Tan la leche que la pistola sólo sirve para matar gnomos y las espadas/martilllos para darle emoción al combate.

Nota: un 9. Tiene cosas malas pero sigue siendo un gran juego.