Google+

jueves, 21 de julio de 2011

Gangs of New York - Martin Scorsese

En 1846 el distrito de los Five Points, en Nueva York , es testigo de una gran pelea entre distintas bandas. A pesar de ser varias, el enfrentamiento real es entre emigrantes y nativos. Como resultado de la refriega, fallece el sacerdote Vallon a manos del nativo Bill, el carnicero. Dieciséis años después el hijo de Vallon,  Amsterdam, regresa a la ciudad.





He vagueado para ver esta peli lo indecible. Todo el mundo me hablaba bien de ella, era de Scorsese… pero no me acababa de convencer sobre todo porque  el argumento me parecía muy manido. Para mi sorpresa me ha gustado mucho más de lo que esperaba.

Empecemos con los personajes. He de decir que muchos no me han gustado pero las interpretaciones de los actores los han salvado.
Amsterdam (Leonardo Di Caprio): Amsterdan es el típico chico que piensa que debe vengar a su querido padre pero que no está muy seguro de cómo hacerlo. Para ser más tópico, se enamora de la chica mala, ex amante del asesino de su padre y de la que su mejor amigo está enamorado.
Jenny Everdeane (Cameron Diaz): ex amante del carnicero. Se dedica a los robos en las casas más ricas. El problema de este personaje es que hasta la segunda hora parece que está sólo para ser «la chica».  No hace nada más que parecer una desequilibrada. Después mejora y se desvela como un gran personaje. Una pena su presentación :(
Johnny (Henry Thomas): el mejor amigo de Amsterdan. Tras años separados, se reencuentran en Nueva York.  Johnny está enamorado de Jenny. ¿Adivinad qué pasa cuando ella escoge a Amsterdam? Si estáis pensando en tópicos, sí, esa es la respuesta.
Bill, el carnicero (Daniel Day-Lewis): Bill vive por y para proteger su país de las hordas de emigrantes irlandeses que llegan cada día al puerto. Lo hace a través de una intrincada red de influencia que va desde los matones del barrio hasta los políticos más influyentes de la ciudad.
Monk (Brendan Gleeson): uno de los mejores luchadores de la ciudad, especializado en usar un mazo como arma.  Tras la batalla se retira y regenta una barbería.
McGloin (Gary Lewis): antiguo amigo del sacerdote, ha pasado a ser la mano derecha de su asesino.
Jack Mulraney (John C.Reilly): con los años, ha terminado siendo el perfecto enlace entre los barrios bajos y la alta sociedad de la ciudad.

Las interpretaciones son más que destacables. DiCaprio está fantástico como siempre. Cameron Díaz me ha sorprendido gratamente y agradezco verla en algo que no sea una comedia romántica. Y me ha gustado ver a Daniel Day-Lewis muchos años después de «En el nombre del padre», sin duda se ha hecho un hueco entre los grandes.

El guión era lo que más me echaba hacia atrás. No me apetecía nada ver otra historia  de venganzas por progenitores muertos, ni de mafias de inmigrantes ni nada por el estilo. Pero al final me ha sorprendido. Mucho mejor de lo que yo esperaba. Es un puntazo que cuando te esperas la gran batalla tengas una, pero no la que esperabas. ¡Todo un acierto!
En cuanto a la gran pregunta que todo el mundo hace sobre esta película: sí, le sobra metraje. No se hace aburrida, conste. Pero dura lo suyo y podrían haberse ahorrado muchas escenas.

La iluminación es impecable. Reconozco que me ganó con la iluminación en azul. Me encantan ese tipo de escenas.

El vestuario, sobre todo en los chicos, es maravilloso. No he podido evitar pensar en lo mucho que ha perdido la moda masculina a los largo de los siglos. Ojala se pusiesen de moda los sombreros, los abrigos largos y los chalecos con colores bonitos,

El maquillaje es digno de mención, sobre todo en los rostros tras las peleas.

Otro punto a favor de la película: los decorados. La Iglesia es preciosa, el teatro chino está lleno de color, las calles son sucias, los barrios altos están muy cuidados y el local de Bill es un tugurio infecto. Perfectos.

La música es apropiada. Me quedo con las piezas con gaitas. Aunque la pieza central es de U2, la banda sonora tiene muchas buenas sorpresas.

Mis momentos favoritos:
—Las escenas anteriores a las peleas, con todos caminando.
—El tour por los barrios bajos que Mulraney organiza para los ricos de la ciudad.
—Bill, tuerto como es, probando puntería.
—Las frases en latín. Me encanta como suena.
—Hay una secuencia que recorre todo el puerto. Comienza con jóvenes irlandeses bajando del barco, continúa con su alistamiento y termina con una fila de féretros que han sido traídos desde el frente. Una de las mejores escenas que he visto.
—La escena final, que recoge el crecimiento de Nueva York hasta nuestros días.

Curiosidades:
—Scorsese empezó a pensar en rodar esta película en los años 70.
—El papel de Bill estaba pensado para Robert de Niro.
—Tras los pases previos, se redujo la duración de la cinta en una hora.

Premios:
—Premio Bafta al mejor actor para Daniel Day-Lewis,

Nota: un siete. Es demasiado larga y parte del guión es de lo más tópico y predecible. Aún así os la recomiendo, es una película interesante.