Google+

miércoles, 27 de julio de 2011

El cabo del miedo - Martin Scorsese

Sam Bowden es un exitoso abogado con una hermosa mujer, una responsable hija adolescente, una enorme casa nueva y un barco de recreo. Una vida perfecta que empieza a torcerse cuando Max Cady, un antiguo cliente, sale de la cárcel. 




 Lo primero que voy a destacar de esta gran película es la dirección. Albos y yo nos tiramos la primera media hora teorizando sobre de qué década sería. Sin embargo, a medida que pasaban los minutos, nos dimos cuenta de que la dirección cambiaba de estilo pasando de una década a otra. Empezamos en los 70 y terminamos en los noventa, casi sin darnos cuenta. Mi parte favorita es el homenaje a Hitchcock, esos fondos en colores vivos son inconfundibles. Un gran aplauso para Scorsese.

La música recorre el mismo camino que la dirección, avanza por décadas, completando el efecto.

Los personajes:
Max Cady (Robert de Niro): acaba de salir de la cárcel después de catorce años encerrado por violación y agresión a una adolescente. Tras formarse leyendo libros de derecho, ha llegado a la conclusión de que su abogado pudo haber impedido sus años de prisión.
Sam Bowden (Nick Nolte): abogado de éxito. Tiene un genio muy vivo y le cuesta mantener la calma. Años atrás dejó que encerrasen a uno de sus clientes, Max Cady, ocultando pruebas sobre la promiscuidad de la víctima.
Leigh Bowden (Jessica Lange): esposa de Nick, con el que aún intenta limar algunas asperezas. Trabaja desde casa como diseñadora gráfica. Adora a su perro.
Danielle Bowden (Juliette Lewis): hija adolescente de los Bowden. Está apuntada a cursos de verano.

Hay mucho que decir sobre los personajes en esta película. Para empezar, destacar a la adolescente. Me gustaron especialmente sus reacciones cuando los padres discuten y cómo esto afecta a su carácter. Normalmente parece que para el cine los adolescentes son esas extrañas personas que se rebelan y se comportan de forma estúpida porque sí. En este caso es un personaje muy bien desarrollado.
Las discusiones entre los padres son feas, llenas de insultos, descalificaciones… me gustó que no fuese una pareja bien avenida y que sus peleas fuesen tan subidas de tono.

Los actores están impresionantes en papeles tan claramente complejos. Prestad especial atención a  Juliette Lewis, esta chica ya prometía mucho.

El guión te mantiene en tensión constante, ese es su gran logro. He de reconocer que me encantó que Max fuese culpable. Me encantó. Sin embargo tiene algo que no me gusta a la hora de desarrollar los hechos: la estupidez de algunos de los personajes. Actúan de forma tan precipitada y absurda en tantas ocasiones, que no puedes evitar pensar que mucho de lo que les pasa es culpa de ellos. Si bien Cady es un hombre claramente espabilado, parte de sus éxitos nacen de la incompetencia del resto de personajes.

Los escenarios están muy bien escogidos. Tanto la casa como el barco son preciosos durante el día, pintados de blanco y llenos de luz. Cuando cae la noche, son los lugares más siniestros del mundo. No sé cómo han conseguido ese efecto pero lo han hecho genial.

El maquillaje destaca en De Niro, al que claramente han envejecido y demacrado, es un gran trabajo.

Curiosidades:
—Robert De Niro se hizo estropear los dientes para la película.
—El capítulo «Lago del terror» de Los Simpson es una parodia a la película.

Nota: un 8. Viéndola hemos descubierto que es una película imprescindible. Sin duda, ha marcado el cine actual.