Google+

jueves, 5 de enero de 2012

Juno - Jason Reitman

Juno es una joven de dieciséis años, residente en Minnesota, que descubre que está embarazada de su mejor amigo. Aunque su primera opción es el aborto, se echa atrás y opta por la adopción.


Sé que vista así, la película no parece gran cosa. El cartel promocional le hace un flaco favor, el tema está más que visto... pero Juno es una muy buena película. Mi consejo es que le des una oportunidad porque la merece. Te cuento por qué.

La música:
sé que siempre dejamos este apartado para el final pero es que la banda sonora es fantástica. Está llena de piezas tanto clásicas como actuales, la mayoría de ellas con un ritmillo alegre que se coordina a la perfección con el estilo de la película. Para muestra:


Los actores:
Ellen Page y Michael Cera, combinación ganadora. Ambos están genial. Claro, Michael Cera hace su acostumbrado papel de friki pero todos sabemos que es el mejor en ello. Y para mejorar aún más esta parte, tenemos a la siempre adorable Jennifer Garner. Vale, lo admito: siento debilidad por estos tres actores.
Otro punto a favor del casting es que los adolescentes parecen de verdad. Ya sabes, con granos y esas cosas que todos hemos tenido.


Los personajes:
Juno (Ellen Page) o cómo ser lo suficientemente madura como para saber que eres demasiado inmadura como para criar a un niño.
Bleeker (Michael Cera): amigo de Juno y padre de la criatura. Un chico friki y encantador que dedica las tardes a correr.
Vanessa (Jennifer Garner): muy ilusionada con ser madre, Juno le hace recuperar la esperanza de tener su hijo.
Mark (Jason Bateman): marido de Vanessa, la acompaña en su viaje para conseguir un hijo. Hasta que se da cuenta de que no es lo suyo, que le va más lo de ser una estrella del rock a los 40. El muy cretino.
Bren (Allison Janney): la madrastra de Juno. Ha ocupado el lugar de su ausente madre y se preocupa de que coma bien, la acompaña a las ecografías...
Mac (J. K. Simmons): padre de Juno. Ex militar dedicado a la instalación y mantenimiento de calderas.

El guión:
divide la historia por estaciones, lo que está muy bien porque señala mucho mejor el paso del tiempo que una barriga grande. La gran baza del guión es hacer interesante una película con una historia tan simple. El realismo de los personajes, las situaciones, el desarrollo... esta película es una joya.

La dirección:
Albos y yo tendemos a quejarnos de que muchas de las películas actuales parecen rodadas en serie, con un estilo casi idéntico entre ellas. Jason Reitman, al igual que Guy Ritchie o Scorsese, es un rayito de esperanza. Si algo tiene la dirección de esta película, aparte de su calidad, es un gran estilo. Esperemos que este chico siga haciendo cine.

Momentazos:
— «Tenía pensado darle al bebé a una familia como... no sé... un diseñador gráfico de treinta y tantos con una novia asiática guay, con ropa brutal y que toca el bajo como Dios pero no quiero ser maniática.»
— El padre de Juno, ese ex militar brutote, llama a su hija Junito.
— «Parece un hobbit. Ya sabéis, ese enano que sale en los goonies».

El doblaje:
tanto el doblaje como la traducción están muy bien. Ya era hora de escuchar un «joder» sin complejos en una película. Además, se han preocupado de mantener el lenguaje juvenil que usan en la versión original.

Curiosidades:
— Jennifer Garner bajó su caché para poder participar en la película sin que esta excediese su presupuesto.
— Parte de la banda sonora fue sugerida por Ellen Page.
— Jason Reitman se fijó en Ellen Page tras ver Hard Candy. En las primeras escenas de la película, lleva una sudadera roja con capucha.

Premios:
— Oscar al Mejor Guión Original.

Nota: un ocho. Anímate a verla porque no te arrepentirás. Es una muy buena peli.