Google+

miércoles, 13 de octubre de 2010

Deadwood - David Milch, HBO

Mi vara de medir las series se llama The Wire. Deadwood, su primera temporada, al menos, está a la par. Lo tiene todo. Es intachable: oscura, sucia y enferma; violenta y valiente, carismática, fuerte y sin tapujos. Ambas me las recomendó la misma persona.


Deadwood nos hace viajar al pueblo homónimo, al lejano oeste, donde un abanico de personajes magníficamente diseñados y perfectamente interpretados irán moviendo sus fichas sobre el ajedrez de la serie. Lo cierto es que no se me ocurre nada malo que decir de Deadwood. Es perfecta en todo. Actores, guion, vestuario, decorados, maquillaje... todo es genial.

Montana y Wild Bill Hickock son geniales, ambos. El médico llega a resultar épico en su desdén por los tejemanejes y por lo que parece mejor para su seguridad. La ruindad de Al, el dueño del Gem, podría ser utilizada en un manual de ruindad humana. Trixie, de la que la mitad de las veces no sabemos si viene o si va debido a todos los intereses implicados en sus movimientos. Farnum, la rata que quiere ser zorro es genial, Alma es carismática —además de seducir inexorablemente a la cámara—... todos tienen su punto. De un modo uno, de otro otros. Todos a excepción de Calamity Jane, que me da bastante pena. Es demasiado patética para mi gusto.

Es difícil decir de qué trata la serie. Trata del pueblo, del caos, de los intereses personales de cada personaje.   Intereses cruzados, egoístas; mentiras, amenazas, unos cuantos indios, muchos puñetazos y un puñado de balas. Lo agitamos bien, ponemos un par de muertos bien colocados, unos cuantos mafiosillos con sus matones y ya está. Tenemos el cóctel bastante fuerte, cargadito e intenso.

Como ya he dicho, la parte ornamental, el vestuario, el maquillaje, los decorados, la música y demás... son directamente impresionantes. Intachables.

Nota: 10. Brutal, impactante, con una narración densa e interesante, con unos personajes atractivos, magníficos. Genial. Corred a verla aunque no os guste la temática vaqueril.