Google+

martes, 6 de abril de 2010

Terminator Salvation - McG

Terminator Salvation, que a día de hoy es la última entrega de esta serie, está más cerca de la 3 que de las dos primeras: es una película mediocre y palomitera, con un toque muy, muy videojueguil y malos cañeros, que intenta esconder gran parte de sus errores tras la cara —teóricamente mona— de Christian Bale.



A nivel argumental continúa la historia de las tres anteriores, John Connor se ha convertido en el militar que esperábamos, aunque más tarde de lo esperado, y la guerra contra las máquinas se desarrolla con crudeza.

Argumento:
En el 2003, Marcus vende su cuerpo a Cyberdyne y en el 2018 reaparece el mismo tipo. Dispuesto a montarla, claro. John, en guerra contra Skynet descubre que van a hacer un nuevo Terminator (el T800, el mítico, vaya; y no me refiero al mítico que se transforma, sino al otro) y que quiere matar a Kyle Reese en el momento presente (es decir, en 2018) para que Connor no nazca nunca (es la explicación que tejieron para que la paradoja estúpida y absurda de The terminator parezca un poco menos estúpida y absurda). John y Marcus irán a salvarlo porque Marcus es un mediorobot-medio humano y puede atravesar las líneas de defensa de Skynet

La película... no es buena. Es un hecho. Podría decirse que es casi tan mala como la tercera, pero también hay que decir que no es tan estúpida como la anterior en la que las cosas revientan porque sí. Aunque opino que le sobra algo de metraje.

Nota: 6. Se deja ver y es aceptable en casi todos sus aspectos. Pero creo que es la que menos añade a la historia en su conjunto, ya que, únicamente, ata de forma mediocre lo que ya sabíamos. Una película con la que pasar una desenfadada tarde de palomitas.


Otras pelis de la saga Terminator:
— The Terminator 
— Terminator 2: Judgment day
— Terminator 3