Google+

viernes, 23 de abril de 2010

Battlestar Galactica, 4ª temporada

Tras la decepción brutal de la 3ª, a decir verdad, me plantee no seguir con la serie. No obstante, dado que sólo me quedaba una temporada, me decidí a verla. Y lo cierto es que fue una gran temporada. Sí, señores, qué momentazos tuvo la condenada.



Si en Galactica hay una temporada agobiante, apresurada y llena de situaciones críticas, es ésta. Cada capítulo parece una contrarreloj contra el destino incierto que apenas se vislumbra al final del túnel.

Desde el momento revelación de 4 de los últimos 5 Cylons, la trama entra en una acelerado vuelo lleno de intrigas, muertes, decepciones y violencia. Como cabía esperar, sí, pero mejor.

En cualquier caso, yo habría dejado la serie antes del final religioso que le dieron, cuando...
yo habría dejado la serie cuando llegan a La Tierra, al hogar de la decimotercera colonia, vaya; y es un yermo árido. Ese final completamente gris, apagado y desmoralizante creo que era lo que necesitaba la serie. Pero claro, ¿cómo dejar en tan mala posición a esos personajes?

A mí la temporada me gustó entera a excepción del season finale que me pareció, al menos, algo decepcionante. 120 minutos de episodio me resultaron demasiados y, además, el final-final no me gustó, aunque al menos volvieron a deleitarme con la preciosa versión de All along the watchtower:

 

Nota: 9. Joder, ha sido una gran temporada. De principio, hasta casi el fin. Genial, fantástica... ¡llena de personajes a los que odiar y sobre cuyas tumbas escupir en el futuro en charlas de bar!


Nota de la serie: 7. Tiene temporadas muy buenas, sí, pero la miniserie y la tercera temporada rozan el suspenso.

Extra:
 Y, para que no se diga...

El sexo siempre vende.