Google+

jueves, 8 de abril de 2010

La dama del lago, volumen I - Andrzej Sapkowski

Muchos estábamos ansiosos, supongo, por conocer el final de Geralt; los aspectos no conocidos, al menos. El caso es que en España, como juraría que ya se dijo en este blog, el último tomo, el séptimo, llegaría en dos volúmenes. Toda una maravilla económica para la editorial, supongo, dado que mucha gente se habrá comprado ya el primer volumen y se comprarán el segundo en cuanto salga.

Bueno, abandonando ese tema tan oscuro, volvemos a hablar del libro en sí.



En La Dama del Lago la historia se centra un poco más en Ciri que en otros personajes y trata de cómo procede para intentar reencontrarse con Geralt. Ésa es la trama principal y dado que tiene muchos puntos distintos y cada uno se desarrolla a su ritmo, no voy a explicar cada uno. Perezoso que soy.

Las formas son mucho más bonitas de lo normal, aunque la historia y lo que la envuelva mantenga el tono crudo y terrible que la serie ha tenido siempre. Se deja leer con comodidad y sencillez aunque mezcla a la vez varios tiempos de la acción que resultan liosos al principio de la historia cuando tenemos a los personajes separados en distintos lugares y momentos; pero según se desarrolla la historia, localizamos mejor cada uno de estos puntos y la historia parece hilarse al fin.

En cualquier caso, ese corte que le ha dado la editorial a mitad del libro es... bestial. Acaba en un punto en el que parece que al fin va a suceder algo y resulta bastante frustrante. Supongo que a Alamut le resultaba muy tentador ganar 36 euros en lugar de 24, pero en mi experiencia como lector —como lector que no ha pagado el libro, que conste, me lo han dejado— es bastante desesperante un final tan cortante. Sobre todo, si se tiene en cuenta cuánto tiempo separa la publicación del sexto con la de... la primera mitad del séptimo.

Nota: 8. Interesante, divertido, vivo y con una estructura muy atractiva... pero cortada, la historia, por la mitad. ¡Zas!