Google+

miércoles, 16 de octubre de 2013

Estrenos 2013 que abandonamos, parte XI

Proseguimos con nuestro listado de bajas de este otoño.

We are men (CBS)

Y empezamos por esta serie cuyo cese de visionado nos llega impuesto por la cadena, que la ha cancelado tras dos capítulos. La verdad es que la opinión general, de público y de crítica, era bastante mala. Tras que ABC abriese la veda de cancelaciones (Lucky 7, también tras dos episodios), los de CBS no han dudado mucho a la hora de enterrar esta sitcom sencilla sobre un joven, al que su mujer acaba de dejar plantado ante el altar, que encuentra cobijo emocional en un grupo de hombres divorciados de más edad.


Nota: 5. La serie no era, sin duda, gran cosa, pero se dejaba ver y tenía un reparto con cierta gracia conjunta que podría haber llegado a algo con unos cuantos capítulos que permitiesen afianzar ciertos gags. Una lástima.

Witches of East End (Lifetime)

No parece que la serie intente engañar a nadie, y esto es lo único bueno que se puede decir de ella. Witches of the East End es un producto pésimo, con unos personajes horribles, reparto pobre, situaciones aburridas y ridículas, plagaditas de componentes románticos forzadísimos que harían sonrojarse a los peores dramones de los 90. Y una profecía, claro, que no puede faltar en una serie de brujas.


Nota: 1. No hay nada positivo que decir de la serie, salvo que es sincera con lo que ofrece.

Betrayal (ABC)

Vi a gente apostar que esta sería la primer serie cancelada de la temporada, aunque ABC saltó en su ¿defensa? aclarando que eso no iba a pasar porque se trataba de una miniserie. Esta fue una de las producciones a las que más tiempo tardé en darle una oportunidad y la verdad es que no me perdía nada.


Betrayal cuenta la historia de una infidelidad, sí, pero lo hace sin gracia ni interés. Los elementos que rodean a la infidelidad no cooperan con esta y el único elemento carismático del reparto, el genial James Cromwell, no tiene el tiempo en pantalla suficiente para que alguien se pueda plantear darle una oportunidad por él.

Nota: 3. La dirección del piloto es sólida y vistosa, una lástima, no obstante, que el guión sea horrible.

By any means (BBC)

Llegamos hasta el segundo episodio de esta serie gracias a la gran factura que suele dar BBC a sus dramas y por la presencia, todo sea dicho, de Warren Brown, protagonista de Good Cop, estrenada el año pasado.


By any means tiene un concepto interesante sobre un grupo clandestino de agentes que operan en nombre de la justicia e intentan causar el menor daño posible, pero sin reparar en el cumplimiento de la ley: mienten, traicionan, manipulan pruebas... lo que haga falta.

Nota: 5. La serie podría estar bastante bien, la verdad; tiene una dirección preciosista, una buena fotografía, un buen reparto... pero le falta gancho y el segundo episodio es un pelín insufrible. Una lástima. 

Once upon a time in Wonderland (ABC)

El spin-off de Once upon a time es más o menos lo que cabía esperar de él. Si os gusta mucho el tono de la serie original es probable que le encontréis el punto a esta versión de «Alicia en el País de las Maravillas conoce otros cuentos clásicos y tiene un curioso drama moderno en el que la acusan de loca», pero el episodio piloto no consiguió darme nada que me animase siquiera a ver el siguiente capítulo y comprobar si había mejora. Aquí la dejo.


Nota: 3,5. La serie no es mala-mala, pero por momentos es tan tonta, por momentos tan ñoña y por momentos tan cutre... que sus breves estallidos de lucidez no pueden compensar todo lo demás. Bye, bye, Alicia.

Played (CTV)

Otra serie más sobre policías infiltrados. El mayor problema que vi en los menos de 20 minutos que aguanté de esta serie fue esa sensación de pobre artificialidad que lo teñía todo. Podría mejorar fácilmente, pero lo cierto es que el piloto es un fallo tras otro, sin interés de ningún tipo, sin carisma y sin gancho.


Nota: 1. Les compensaba, mucho, infiltrar un guionista en el círculo del infierno en que concibiesen el guión de este episodio piloto.

The tomorrow people (CW)

La serie nos presenta a un grupo de adolescentes con superpoderes obtenidos a través de mutaciones, en una especie de justificación evolutiva de los mismos. Bueno, sirve esa explicación como cualquier otra, ¿no? Enfrentados a ellos tenemos a Ultra, una organización paramilitar de científicos que intenta eliminar a los mutantes.


A esta historia tan trillada hay que añadir un reparto soso e incapaz de dar brío a sus personajes, unas premisas bastante inaceptables incluso dentro del ambiente x-meníaco de la serie (la mutación les impide matar a otros seres humanos gracias a un pitido místico en la cabeza, ¿qué se supone que fumaron/bebieron/se inyectaron los guionistas?) y la ya aburrida guerra entre gente con poderes y organización mala-malosa.

Nota: 3. ¿Puede mejorar? Puede, pero en CW dudo seriamente que lo haga. Tiene el toque algo repelente, algo inocente, algo absurdo (y no en el buen sentido) y algo insufrible del que la cadena se libra, más bien, en contadas excepciones.

Trophy wife (ABC)

Llegamos al tercer capítulo... aunque ese lo abandonamos a medias. El estreno de Trophy wife, aunque dejaba claro el carácter de serie sencilla y de personajes rondando el cliché constante, consiguió hacernos reír un par de veces, que era más de lo que podían decir la mayor parte de las comedias de estreno y decidimos tenerla en la cuerda floja un par de episodios más...


Kate, es la tercera esposa de Pete, que ha pasado ya por los brazos de una médico y de una naturista repelente. Kate es la tercera, es la más guapa y, con mucho, la más joven; y parece encuadrarse dentro de una crisis existencial de su marido, aunque en realidad hacen una buena pareja. Pete tiene ya tres hijos, una adolescente en edad de atemorizar a su padre por su interés en los chicos, un chaval insoportable y caballuno, y un niño bastante repelente y rarito.

Nota: 3. Le dimos unos cuantos capítulos porque pese a las trilladas fórmulas que utilizaba, la serie parecía tener cierto potencial de mejora. Lo cierto es que, si era así, no supieron aprovecharlo.



Ya quedan pocas series por estrenarse, así que el ritmo de los estrenos que abandonamos se suavizará mucho. Pero tranquilos, la semana que viene os dejaremos con un Estrenos 2013 que seguimos y, probablemente, con un Estrenos 2013 en la cuerda floja, y es que hay unas cuantas series que, pese a que las vamos siguiendo, no tengo la certeza de que vayamos a aguantar hasta fin de temporada.

Como siempre, si creéis que alguna de las series que hemos abandonado mejora mucho a lo largo de la primera temporada, dejadnos un comentario e intentaremos hacerle un hueco.