Google+

martes, 8 de octubre de 2013

Veronica Mars (temporada 3) - CW

Veronica lo ha conseguido al fin. Tras años de espera, empieza la universidad. Por desgracia, no lo hace fuera de Neptune. Misma ciudad, mismos problemas.



Esperaba mucho de esta temporada, entre otras cosas porque ya no iba a tener que ver nunca más a Duncan, alias el Soso. Sin extenderme más en la entradilla, ¡dentro reseña!

¡Camino a la Universidad! Menos Weevil, claro. 

¿Cómo va todo por Neptune?

- la temporada pasada se cerraron muchas heridas en Neptune: Verónica descubrió quién la había violado y tuvo justicia, Duncan encontró su camino lejos de casa y de la influencia de sus padres y Aaron Echols fue liberado por la justicia pero condenado por los Kane.
Y la vida sigue. Verónica no ha conseguido su sueño de ir a la universidad lejos de Neptune pero mantiene una feliz y estable relación con Logan, que sigue viviendo a cuerpo de rey en el hotel.
Mac y Wallace van a la universidad de Neptune pero ellos, a diferencia de Verónica, cogen plaza en la residencia de la misma.
Weevil, tal y como se esperaba de él, acaba con problemas con la justicia y necesitando la ayuda de Verónica mucho más a menudo de lo que le gustaría.

Duelo de sosainas.

Así es como empiezan los personajes, ¿qué pasa a lo largo de la temporada?
- como siempre muchas cosas. Voy a empezar por la peor parte, que son las idas y venidas de Veronica y Logan. Veronica nunca ha actuado como una mujer en serie creada por la ESO, excepto en temas amorosos. ¿Sacar adelante el curso, el trabajo e investigaciones complejas? Sí. ¿Sacar adelante una relación sana y estable? No. Desde luego Logan maneja su situación sentimental con mucha más madurez que ella. Jamás hubiese sospechado tal cosa en la primera temporada.
¿Con quién acaba Veronica? Con Piz, al que apodamos cariñosamente Duncan II. La misma sangre de horchata.
Tal vez esta sea la temporada en la que Veronica tropieza más veces. La primera, con Logan. La segunda, con su padre. Veronica parece empeñada en hacer fracasar las relaciones de su padre y en que este jamás recupere el puesto de sheriff. Y aun así ambos hombres mantienen un amor incondicional hacia nuestra rubia favorita.
En cuando a los estudios, Veronica los lleva bien, es una chica brillante. Por eso mismo despierta envidias y suspicacias que hace que la acusen de plagiar trabajos. Finalmente su esfuerzo se ve recompensado y le dan plaza en el campamento del FBI.


¿Investigamos?

- parece que los guionistas de Veronica Mars tienen una morbosa obsesión por las violaciones y por eso esta nueva temporada tiene muchas. Hay un violador en serie en el campus y Veronica está dispuesta a todo por encontrarlo.
A diferencia de la segunda temporada, que tuvo un desarrollo de la investigación algo torpe, aquí sí lo han hecho bien. Añado que han conseguido el equilibrio perfecto entre el romance y el resto de las tramas. Era muy fácil que las idas y venidas de Veronica y Logan resultasen cansinas y repetitivas pero lo han hecho bien.

Sí, seguimos siendo "Team Logan".

Los mejores capítulos:

5_Resident Evil: tras un robo en el campus Weevil pide la ayuda de Veronica para demostrar su inocencia. Me gusta porque a pesar de que Weevil tiene un trabajo estable y se mantiene en el buen camino, siempre hay alguien más que dispuesto a juzgarlo antes de tener pruebas.
14_Mars entre rejas: muere el sheriff Lamb, el personaje más odiado tras Duncan, el Sosainas. Gracias, guionistas.

Nota: un 8. Una buena temporada y una gran serie detectivesca. Una pena que la cancelasen, la verdad.