Google+

martes, 2 de octubre de 2012

Mad Max - George Miller

En una Australia postapocalíptica, la Patrulla de Fuerza Central intenta mantener las autopistas seguras luchando contra las pandillas de motociclistas que quieren hacerse con ellas.


Mad Max es mala, muy mala. Su éxito sólo se entiende en el contexto de las películas malas de su época. Los actores son pésimos, el guión, un chiste en sí mismo y lo único que podemos aprovechar son los maravillosos paisajes australianos. Lamentable como pocas veces hemos visto. Los goonies es mejor película que Mad Max, no digo más. 

Interpretada por Mel Gibson y dirigida por George Miller, Mad Max es un fiel retrato de los peores defectos y excesos de una época. Es cutremente violenta, sobreactuada, con mucha chatarra y con un guión pobre y carente de ritmo. Verla ha sido un suplicio. 

                                                  Corre, mujer de Mad Max, corre.  

¿Por qué no deberías ver Mad Max bajo ningún concepto?
— es terriblemente predecible. Todos sabemos que tarde o temprano, la mujer e hijo de Mad Max, van a morir. Lo malo es que mueren en los últimos veinte minutos de película. Podrían haber hecho un corto y todos hubiésemos quedado más contentos.
— los actores no hacen honor a su profesión. Ninguno de ellos. Son un horror.
— el Jinete Nocturno y la señorita que lo acompaña gritando y riéndose porque sí durante minutos. Todos nos alegramos de que mueran.
— la cantidad absurda de coches que son destrozados durante la película de formas completamente ridículas. Eso explica en qué se gastaron el dinero. Porque en contratar actores, no. 
— la forma en la de desaprovechan la única parte interesante del argumento: la Australia postapocalíptica. Vamos, que podrían estar en Atlantic City o Baltimore y sería perfectamente creíble.
— porque hay segunda parte. Y claro, acabas de ver la primera y mientras las ganas de arrancarte los ojos siguen ahí piensas: ¿la segunda será igual de mala?

Dejo el trailer, por si la mini reseña no te ha desmotivado lo suficiente:


Nota: un 1. Suma un punto porque fui capaz de terminarla y porque, por alguna extraña razón, hay miles de referencias a este despropósito.