Google+

viernes, 5 de octubre de 2012

Blancanieves (Mirror, Mirror) - Tarsem Singh

La Reina, una malvada bruja, se ha convertido en la regente del reino tras la muerte del Rey. Mantiene a su bella hijastra, Blancanieves, recluida en su cuarto, teniendo prohibido salir del mismo.




Antes de nada, decir que "Mirror, Mirror" es maliña, pero con gracia. Una digna parodia de las películas de aventuras de los 80, como "La princesa prometida" o "Los goonies". La vimos por insistencia de uno de mis compis de trabajo (gracias Sergi) y nos ha hecho pasar un rato divertido lleno de cutrez guionística.



Los personajes:
— La Reina (Julia Roberts): mala, malísima, malérrima. Un bruja de las buenas. Tras enviudar, ha subido los impuestos al pueblo hasta límites insospechados sólo para mantener sus fiestas, banquetes y carísimo vestuario.
— Blancanieves (Lily Collins): joven e inocente, acata casi sin rechistar las órdenes de la Reina. Pero todo empieza a cambiar cuando el Príncipe Alcott llega al castillo para pedir su mano.
— Príncipe Alcott (Armie Hammer): rico heredero de un próspero reino, su intención de casarse con Blancanieves choca frontalmente con los intereses y calentones de la Reina.
— Los Enanos: grupo de bandoleros que asaltan los caminos subidos en unas alzas para intimidar a los viajeros.

Los actores:
— muy correctos todos. Tampoco puedo decir que me dejasen con la boca abierta pero tampoco me han dado ganas de matarlos. Un equipo normalito.

                                   El gallardo y valiente príncipe.

El guión:
— como ya he comentado antes, esta película es incapaz de tomarse en serio a sí misma. Es divertida, predecible y, en ocasiones, carente de lógica. Hay partes que me han gustado mucho, como ver a los enanos en acción, lo increíblemente relamidos que son el Príncipe y su acompañante, la no-boda de la Reina o el pueblo aplastado por los impuestos. Tiene ideas interesantes, como el concepto del Espejo, que dista bastante del tradicional o la partida de ajedrez de la Reina, pero poco más.
Pregunta para los Soñadores: todos sabíamos que el padre de Blancanieves era la Bestia Terrible de la Muerte del Bosque, ¿verdad?



El vestuario:
— impresionante y muy original. Esa mezcla de vestidos maravillosos y disfraces ridículos podría dar un resultado horrible pero lo cierto es que queda genial. Te hablaría del vestuario de Alcott pero como se pasa parte de la película sin ropa... pues mejor no.

                                  No, la Reina no elige mal...

El maquillaje:
— el maquillaje es tan exagerado como todo lo demás. ¿Lo peor? Las cejas de Blancanieves. Es que no puedo con ellas.


Los decorados:
— o el barroco en todo su esplendor. La estética de esta película es lo mejor de la misma. Los escenarios son preciosos, bien pensados y mejor aún aprovechados. Una pasada. Pena de todo lo demás.


Nota: un 5. Es muy entretenida.