Google+

lunes, 5 de marzo de 2012

Redención, Mass effect

Hace ya casi un año me regalaron este cómic ambientado en el apasionante mundo de Mass Effect. El cómic lucía a la preciosa biótica asari Liara T'Soni haciendo gala de sus poderes y supone el nexo entre el primer y el segundo videojuego.


Para los que se hayan quedado en el primer Mass Effect, esta reseña estará plagadita de spoilers; para los que hayan jugado el 2 hasta el final... no incluirá ninguno. Los que estéis jugando el 2, leed bajo vuestra cuenta y riesgo.

Mientras el espectro, y comandante de la Alianza, Shepard investiga en la profundidad del espacio, su nave la SSV Normandía es atacada por un enemigo desconocido. Y es destruida. Cartel de «BADOOM!» a lo Batman de Adam West incluido. Y aunque gran parte de los tripulantes consiguen huir, Shepard que se queda a bordo hasta el final no es uno de ellos. Pero Liara es una amiga (¿amiga?) fiel y se ha propuesto recuperar el cadáver de su comandante. El problema es que hay más personas interesadas en recuperar los restos del héroe humano.


En Redención se nos presenta ya en serio a Cerberus, esa organización ultrahumana despiadada y amoral. Se nos presenta a Miranda y al Hombre Ilusorio. Y se nos explica cómo llega Shepard a sus manos para dar pie al inicio del segundo juego. Todo ello entre las intrigas del Corredor Sombrío y la malévola presencia de Los Coleccionistas.


Puede que os preguntéis qué tal está el cómic. La verdad es que me gustaría decir que es bueno. Me considero un gran fan del universo Mass Effect y creo que siempre han manejado muy bien las tramas. Incluso en la novela que leí de su mundillo, en la que se nos presentaba el preludio, la historia protagonizada por Anderson en la que se indica de dónde provienese su animadversión por el espectro Saren. Claro que visto lo visto era difícil no odiarlo, ¿no? El cómic, en cambio, es mediocre en el más optimista de los casos.

El dibujo es aceptable (no más) y la expresividad de las caras está muy mal conseguido. La impresión es muy buena y el papel también, eso es verdad. Que sí, que sí, pero que al seguidor de Mass effect lo que le importa es la historia; tenéis razón: la historia es, sencillamente, cutre. Redención es una excusa para presentar a los personajes que mueven los hilos de las tramas de ME2 y hacer unos cuantos euros con ello. Liara, aquella arqueóloga serie y algo tímida, es aquí un ángel vengador que provocaría escalofríos al mismísimo Melkor. Liara carga envuelta en el azul biótica y lo destruye todo a su paso, mientras Feron habla y va desvelando una a una sus capas de espía y agente múltiple.



Nota: 4. La historia no es especialmente buena y el dibujo tampoco. Lo cierto es que se deja leer porque el universo en el que se ambienta es un escenario de verdadero lujo. Las especies tienen carisma, los individuos se mueven por intereses propios y a Liara ya le tenemos cariño de antes. Por lo demás, si lo queréis leer como obra independiente... no os toméis la molestia.

Otras entradas sobre el universo Mass Effect:
Revelación (novela).
Mass Effect (videojuego).
Mass Effect 2.
Mass Effect 3.