Google+

miércoles, 14 de marzo de 2012

Camino - Javier Fesser

Camino, una niña de once años miembro de una familia perteneciente al Opus Dei, muere en el hospital víctima de un cáncer. Poco a poco, volviendo meses atrás, descubrimos la historia de los últimos meses de Camino.




Camino es, sin duda, lo mejor que he visto de nuestro cine. Es preciosa, original, triste y sobre todo, está bien hecha.

Los personajes:
— Camino (Nerea Camacho): una niña completamente normal. Estudiosa, obediente y muy devota, cierto. Pero también con esa pequeña vena de rebeldía que la lleva a querer hacer teatro, tener pequeños secretos con su padre y a empezar a interesarse por los chicos. Una niña llena de vida y alegría.
— José María (Mariano Venancio): padre de Camino. Un hombre creyente, que quiere para su hija menor una vida diferente a la que ha escogido su hermana, numeraria del Opus. Esto le lleva a ser algo más laxo con Camino de lo que lo es su mujer.
— Gloria (Carme Elías): mujer de fe inquebrantable, intenta llevar a Camino por la senda que considera más adecuada, la marcada por el Opus Dei. Esto la lleva a ser, en ocasiones, demasiado dura con la niña. La verdad es que se trata de la «mala de la película». Por suerte, cerca del final, a través de las confesiones, empezamos a ver a una mujer humana, con dudas, arrepentimientos y sobre todo, a una madre destrozada por la futura muerte de su hija.
— Teté (Manuela Vellés): hermana mayor de Camino, con dieciocho años ingresa como numeraria del Opus. Una vez al mes, visita a su tía acompañada de otra numeraria del Opus. A pesar de las restricciones de su condición, se considera inmensamente feliz.

Un último punto que quería destacar de los personajes son los niños. Me parece todos fantásticos: Jesús, el niño del que se enamora Camino; Begoña, su mejor amiga y, sobre todo, la niña choni. Esa pequeña futura malota que apunta maneras a dependienta de Bershka, mascando chicle y más atenta al móvil que a las estampitas de la virgen.



Los actores:
— la verdad es que estoy muy impresionada por los actores de esta película. Me esperaba mucho menos viendo la media nacional, las cosas como son. Por suerte parece que tenemos una buena cantera esperando a que les den un hueco más allá de comedias familiares y los continuos relevos de Al salir de clase. Los chicos se lo merecen. En cuanto a los adultos, Manuela Vellés me parece fantástica. Sus caras de felicidad tras besar un poster de la Virgen, su aire confuso y avergonzado cuando alguien de la Orden la corrige... desde luego, borda el papel.


El guión:
— uf, el guión tiene mucha miga por comentar, tendré que medirme un poco para no aburrirte.
Para empezar, el gran acierto de este guión es mezclar realidad con ficción. La realidad de Camino, ese duro día a día marcado por sufrimiento y el dolor de su enfermedad, y el mundo de fantasía al que huye, un mundo lleno de luz, color, bailes, cuentos y teatro. Se agradecen estos pequeños momentos de alegría dentro de los triste que es toda la película.
La forma de mostrar el estilo de vida de los numerarios del Opus, las reuniones de las mujeres y la presión sobre cualquier voz discordante están en segundo plano. Muestra el día a día de las numerarias tal y como sabemos que es, vemos los intercambios de dinero y favores, la obsesión por conseguir una santa perteneciente a la obra... no es exagerada, ni miente, ni se centra en este tema. Es una parte de la vida de Camino, como lo es el colegio, el teatro o la vida en familia.

El vestuario:
— dentro de su sencillez, todo un acierto. Claro, podría decir que el vestuario en los sueños de Camino es mucho mejor pero sería mentira. No es mejor, sólo diferente. Más luminoso, más elaborado pero mejor, no, no lo es.

El maquillaje:
— otro punto a favor de la película porque está muy cuidado. Los rostros lavados de las numerarias, la naturalidad en los hombres y los niños, y el declive físico de Camino... bien hecho.

La dirección:
— está muy bien. Mezcla un estilo de dirección completamente comercial para las escenas diarias, con una experimental y mucho más original para las fantásticas. La verdad, es una gozada ver ambos estilos en una película, desarrollados y mezclados con tanto acierto.



La música:
— llena de grandes elecciones, llena de grupos nacionales, música clásica... ¿Mi única queja? Las canciones en inglés deberían estar subtituladas, sobre todo porque cuadran a la perfección con los hechos de cada momento y eso es algo que se pierde.

Curiosidades:
— esta película tiene una nota de 7,3 en filmaffinity. La tiene a pesar de la cantidad de unos y doses que le han dado parte de las críticas, la mayoría de ellas de personas creyentes.
— La familia de Alexia, la niña en la que está basada la historia, pidió al director que omitiese toda referencia a ella. El director no lo hizo.
— Entre otras obras, Javier Fesser también ha dirigido Mortadelo y Filemón.

Premios:
— Ganadora del Goya a: Mejor Película, Mejor Director (Javier Fesser), Mejor Actriz Protagonista (Carme Elías), Mejor Actor de Reparto (Jordi Dauder), Mejor Actriz Revelación (Nerea Camacho) y Mejor Guión Original (Javier Fesser).

Nota: 7,5. Prepara pañuelos de papel para disfrutar de esta gran película. Te dejo el trailer: