Google+

viernes, 24 de febrero de 2012

Series que han estirado más de la cuenta:

Hace poco te hablábamos de The killing, una serie que la AMC ha decidido estirar sin ningún tipo de sentido. Hoy os presentamos una pequeña lista con las series que se han prolongado en el tiempo lo más forzadamente posible.


The killing (AMC):
— iba a durar una temporada pero como todos sabemos la AMC no puede dejar ir una serie exitosa. Por lo tanto empezaron a abrir tramas sin sentido con nuevos y nuevos sospechosos del asesinado de Rosie Larsen. Y cada vez que parecía que teníamos al malo, este pasaba a ser inocente. Muy frustrante, la verdad.


Breaking Bad (AMC):
— la reina de la lista. Resumen de la trama: a un profesor de secundaria le detectan un cáncer terminal. Para dejar a su familia en una buena posición tras su muerte, comienza a procesar metanfetamina.
Pero cuatro temporadas después Walter sigue dando guerra y nos queda una quinta. Si alguna vez tengo un cáncer terminal, que sea el mismo que el suyo.


Mad Men (AMC):
— esta serie estuvo muy bien mientras iba del mundo de la publicidad en los años 50. Después, poco a poco, casi sin que nos diésemos cuenta, nos encontramos con un culebrón en el que el 90% de las mujeres se dedicaban a mojar braguitas con Don Draper. Lamentable.


Hospital Central (Telecinco):
— veinte temporadas. No diré más.


Expediente X (Fox):
— o cómo estirar una serie para resolver sus complejas tramas y después no hacerlo. Pocas veces las cadenas han tomado tanto el pelo al espectador como con esta serie. Por no hablar de la película que iba a cerrar la serie y atar todas las tramas. Claro, esto también era mentira.


Prison Break (Fox):
— si creas una serie que va de como dos hermanos escapan de una cárcel, ¿qué sentido tiene hacer más temporadas cuando ya han conseguido su propósito inicial? No daba crédito cuando vi que iba a haber una segunda temporada. Desde luego no la vi y por las críticas que me he ido encontrando, bien que hice.


House (Fox):
— tener una serie basada en un personaje tan carismático como el doctor House tiene un gran problema, y es que dicho personaje tiende a acabar aburiendo, haciéndose cansino. Por mucho que intentaron hacer avanzar a House, siempre volvía al mismo punto de partida, lo que frustraba aún más. Con dos, tres temporada a lo sumo, nos hubiese bastado.



Cómo conocí a vuestra madre (CBS): 
— el gran problema de estirar una comedia es que corres el riesgo de que deje de hacer gracia. Fue lo que nos pasó con Cómo conocí a vuestra madre, ambos decidimos dejarla porque ya no nos reíamos. Un Barnie cada vez más exagerado y un Ted cada vez más insoportable fueron las principales razones para dejarlo. Esas dos y que la cadena prometiese, año tras año, presentarnos a la futura mujer de Ted y que siempre fuese mentira. Cuando la abandonamos, la única pista que teníamos era un paraguas amarillo. En fin...



Dexter (Showtime):
— dejé de ver Dexter el día que se fue a cazar con su hijo de meses en el asiento de atrás del coche. Lo cierto es que debería haber dejado de verla el día en el que se casó, no sé en qué estaba pensado para continuar. Estuvo bien hasta la tercera temporada pero a partir de ahí no es digna de verse.

Scrubs (ABC):
— ¿Scrubs sin el insoportable de JD? ¿Sin Barbie? ¿A quién se le ocurrió que esto podría salir bien? La serie, en esta nueva etapa, deja de tener gracia. No aguanto a JD, pero un Scrubs en el que nadie grita «eagle» no merece ser vista.


Los simpson (FOX):
— vamos por la temporada veintitrés, casi nada. Hemos tenido temporadas mejores, peores y regularcillas pero ahí están. Supongo que Los Simpson se han convertido en el Dr. Who estadounidense y habrá que apañar con ello.

Otras series que nos habéis sugerido: Sobrenatural, Cuéntame, American Horror Story, Mujeres Desesperadas, El Mentalista, Anatomía de Grey, Cuéntame, Stargate, Águila Roja, Embrujadas, Bonanza, Padre Casares...