Google+

martes, 7 de febrero de 2012

Criadas y señoras - Tate Taylor

Años 60: tras terminar sus estudios en la Universidad de Mississippi, Skeeter Phelan regresa a Jackson, su pueblo natal. Marcada por la desaparición de su criada, empieza a escribir un libro sobre la situación de las criadas negras en uno de los estados más racistas de EEUU.


Para mí, Criadas y señoras, junto con Moneyball, son las películas del año. Criadas y señoras, es una película preciosa, con una banda sonora perfecta y grandes interpretaciones. Es cierto que dulcifica la situación en su forma pero la tragedia siempre está de fondo, amenazando a las protagonistas.

Los personajes:
— Skeeter (Emma Stone): tras ser rechazada en un trabajo en Nueva York, regresa a Jackson para coger experiencia en el periódico natal. Como el único puesto vacante es para la columna de consejos femeninos, empieza a hablar con las criadas negras para poder responder a preguntas sobre limpieza y asuntos femeninos varios.
— Aibileen Clark (Viola Davis): con los años, Aibileen se ha especializado en el cuidado de los niños de otros. Ha cuidado diecisiete, para acabar sufriendo la muerte de su propio hijo.
— Minny Jackson (Octavia Spencer): la mejor amiga de Aibileen. Tiene muchos problemas para no contestar antes las impertinencias de sus jefes.

Los actores:
— fantásticas las actrices de esta película. Emma Stone está tan increíble como irreconocible. Viola Davis y Octavia Spencer, cada una en su rol, lo hacen genial. Estas dos últimas han engordado muchísimo para la película, haciendo sus personajes mucho más realistas. Dentro de las actrices más secundarias, destaco a Jessica Chastain. Creíble como mujer superficial y alegre, y como mujer desgraciada e infeliz. Te dejo una foto de ella para que la reconozcas sin problema.



El guión:
— el guión hace de esta una película agridulce, con buenos y malos momentos. Pero lo colores y los personajes le dan a todo un tinte optimista. Puede que por esto se la esté juzgando con dureza. La mayoría de las críticas dicen que es excesivamente dulce, y siento discrepar con estas opiniones.
Es cierto que el tono y los sucesos quedan dulcificados por personajes como Celia Foote pero hay suficientes momentos duros como para que nos hagamos una idea de cómo eran las cosas:
la detención de Yule Mae es brutal. 
— la impunidad de la muertes. Cuando hacen que Aibileen se baje del autobús porque han matado a un negro y esta corre hacia su casa, temiendo por su vida, se palpa el miedo. Pero la impunidad con la que la que el Ku Klux Klan mataba queda patente.
la muerte del hijo de Aibileen. De nuevo, impunidad total. La vida de un hombre negro no valía nada.
— la breve lectura de las vergonzosas leyes del estado de Mississippi, la forma de pensar de la gente común: «separados pero iguales»...
— el miedo. El miedo constante de  Skeeter, Aibeleen y Minny a que las descubran. El miedo ante cada asesinato y a su impunidad. El miedo a que sus hijos acaben como ellas. El miedo a no encontrar trabajo. Miedo, siempre miedo.

En resumen, sí es una historia dulcificada en su forma pero no en su fondo. A título personal, para hacerme una idea de lo terrible que era una situación, no necesito ver violaciones, asesinatos y demás familia. En Criadas y señoras no las vemos, pero sabemos de sobra que están ahí.

La dirección:
— aburrida. De nuevo, nos encontramos a una dirección de manual que hemos visto una y otra vez. Destaca ligeramente en las escenas aéreas pero nada más.

El vestuario:
— la verdad es que está muy, muy bien pensado para reflejar todas las situaciones: los uniformes de las criadas, los zapatos planos de  Skeeter para no parecer tan alta, el estilo de Celia, mucho más provocativo que el del resto de mujeres...

La música:
— llena de grandes piezas de la época. Te dejo una pequeña muestra:



El maquillaje:
— un buen maquillaje o cómo lucir la naturalidad. Si bien la mayoría de los personajes femeninos lleva el recargado maquillaje de la época, Emma Stone está genial con ese falsa apariencia de no ir maquillada.

Curiosidades:
— la película está basada en un libro homónimo, de Kathryn Stockett.
— Kathryn Stockett y Tate Taylor, el director de la película, son amigos desde la infancia.
—  Emma Stone y Bryce Dallas Howard hicieron de Gwen Stacy en películas de Spiderman.


Nota: un 9. Le quito un punto por lo sosa que es la dirección pero para mi, es la película del año. Ahí va el trailer.




Otras películas de 2011:
— Caballo de batalla.
 La invención de Hugo.
— Los idus de Marzo
— Drive