Google+

miércoles, 5 de octubre de 2011

Testigo de cargo - Billy Wilder


Sir Wilfrid Roberts es un afamado abogado que acaba de recuperarse de un ataque al corazón. A pesar de los consejos de sus médicos, decide coger un nuevo caso, defendiendo a Leonard Vole. Leonard ha sido acusado de asesinar a una rica anciana tras que esta lo nombrase su heredero universal. El único testigo con el que cuenta es su mujer, la alemana Christine.


 Desde los primeros minutos de esta película me di cuenta de que me iba a gustar: un supuesto asesino, una mujer fría, posibles vueltas de tuerca…  Sí, prometía y no decepcionó.

Los personajes:
Wilfrid Roberts (Charles Laughton): brillante abogado, con un adorable toque infantil a la hora de cuidar su salud: fuma a escondidas, cambia el chocolate caliente por whisky…
Leonard Vole (Tyrone Power): guapo, joven, carismático… y empeñado en defender su inocencia a pesar de todas las pruebas en su contra.
Christine (Marlene Dietrich): esposa alemana de Leonard, a la que rescató de entre las ruinas de su país. Su actitud fría y distante parece querer complicar la vida a la defensa de su marido, que sólo cuenta con su testimonio.

Los actores:
Charles Laughton es el actor. No tengo más que buenas palabras para su brillante y fantástica actuación. Además, merece echarle un ojo a su interesantísima biografía.
Tyrone Power ha sido una gran sorpresa, desde su aire de inocencia hasta el final, hace un gran papel.
Con quién no acabo de tener una valoración clara es con Marlene Dietrich. Tal vez sea porque su papel es el de una mujer de apariencia fría y contenida. Sin embargo, cuando entrega las cartas a Wilfrid o cuando descubre que su marido la ha traicionado si luce bastante. En resumen, necesito ver alguna película más con esta actriz para poder valorarla en su justa medida.

El guión:
Si bien Wilder me gusta como director, donde se gana todas mis simpatías es con los guiones. No es uno de mis directores favoritos pero los guiones siempre me parecen inmejorables. Y este es uno de los mejores. Basado en la obra homónima de Agataha Christie, te mantiene en vilo de principio a fin. Cada vuelta de tuerca, cada nuevo personaje en escena es un misterio a resolver. Momentazos:
— como Wilfrid machaca a la criada.
— Christine desvelando todos los hechos ante Wilfrid y la cara de este.
— Leonard apareciendo con otra mujer, abandonando a la mujer que dio todo por él.
— Christine asesinándolo.
Además, contiene pequeñas críticas al sistema judicial y comentarios racistas. Por ejemplo:
Leonard: pero esto es Inglaterra, no se detiene, ni se juzga, ni se condena a nadie inocente.
Wilfrid: intentamos no tomarlo por costumbre.
O la enfermera diciendo que deberían poner un impuesto a los chicos que se casen con mujeres extranjeras.

Los escenarios:
En su mayoría son interiores pero aprovechan escenas en la calle para lucir edificios londinenses como grandes almacenes o el Palacio de Justicia. Muestras una Londres luminosa y cosmopolita. Una buena elección.

El vestuario:
Los trajes que lleva Marlene en esta película marcaron una época en el mundo de la moda, popularizando los trajes de pantalón femeninos y animando a los diseñadores a crear distintos modelos.

El maquillaje:
No le das ninguna importancia hasta que ves la transformación de Marlene Dietrich. Ahí es cuando ves su gran calidad.

La música:
En la mayor parte de la película es música ambiental aunque hay una pequeña pieza cantada por Marlene Dietrich.

Curiosidades:
— En los pases previos, los asistentes tenían que firmar un acuerdo de confidencialidad en el que se comprometían a no revelar a nadie el final de la película. De hecho, al final de la cinta, una voz en off pide que no reveles en final.
— Mucha gente, al ver la película por primera vez, piensa que es de Hitchkock. Esa era la intención de Wilder al escribir el guión.
— Marlene Dietrich tenía 56 años cuando rodó esta película. Nunca, nunca se los hubiese echado. ¿Y vosotros?

Premios:
— Oscar a la mejor actriz secundaria para Elsa Lanchester.

Nota: un 9. Fantástica y con un guión imprescindible. Si os gustan las películas con vueltas de tuerca, recomendable al 100%


Otras películas de Billy Wilder:
Primera Plana. Nota: 6.
Uno, dos, tres. Nota: 9.
El apartamento. Nota: 8. (Insisto en que no comparto esta opinión, ¡El apartamento es de 10!)