Google+

lunes, 9 de mayo de 2011

Billy Wilder – El apartamento

C. C. Baxter (Jack Lemmon) es empleado de una compañía de seguros. Con el fin de ascender, deja su apartamento a diferentes jefes de la empresa, lo que le produce problemas insomnio, discusiones con los vecinos... Mientras tanto, intenta conseguir una cita con Fran Kubelik (Shirley MacLaine). Todo se complica aún más cuando el jefe de personal, el señor Sheldrake (Fred MacMurray) lo llama para pedirle la ya famosa llave de su apartamento.



Seguimos con el ciclo Wilder, que hasta ahora ha dado grandes resultados. Gracias a todos por las recomendaciones.

En «El apartamento» Billy Wilder encuentra el equilibrio perfecto entre sus obras cómicas («Primera plana», «Con faldas y a lo loco») y las más serias («El crepúsculo de los dioses»). Es divertida, cínica, romántica… una gran película.

Los personajes son tópicos, lo que no hace que carezcan de encanto. El marido que engaña a su mujer, la amante que se deja engañar con promesas de divorcio, el empleado que quiere aspirar a más… personajes que podemos encontrar en miles de obras, pero todos con un pequeño detalle que los hace especiales y los diferencia.

Las actuaciones son maravillosas. Shirley MacLaine  hace uno de sus mejores papeles, encantadora y perfecta en cada plano. Jack Lemmon está en uno de sus mejores papeles. Es asombroso lo creíble que resulta como pobre incauto del que todo el mundo se aprovecha. Fred MacMurray es todo lo odioso que debe ser para complementar su personaje.
Otro punto a destacar son los secundarios. Tanto los compañeros de oficina, como los vecinos, la casera o los niños lo hacen muy bien. Tiene un gran reparto de secundarios.

El guión es demasiado predecible. Esto no lo hace un mal guión, conste. Es divertido, agudo, cínico y muy crítico, en la línea de Wilder. La conversación filosófica sobre el amor es increíble. Pero sí le quita encanto a la película que todo parezca ir en una determinada dirección y que efectivamente, vaya por ahí. No esperéis que esta película os sorprenda.

Grandes detalles de la película:
—El sombrero C. C. Baxter. Estoy por considerarlo un personaje más, como el anillo en El señor de los anillos.
—El médico pidiendo que done su cuerpo a la ciencia.
—La obsesión de Baxter con las cartas. En serio, ¿cuál es la gracia de ese juego?.
—Estad atentos a la secretaria de Sheldrake, es genial. Y reconozco que siento debilidad por la estética del personaje.

Y esta vez tampoco me voy a quejar del maquillaje. Está muy bien tanto en hombres como en mujeres. Es discreto y efectivo. Un aplauso a los maquilladores.

Con la iluminación, ya no lo tengo tan claro. Es un buen trabajo excepto en dos localizaciones: el bar chino y el apartamento. Tal vez  trate más de un problema de  mala elección de decorados, pero en estas dos ubicaciones dejan varias zonas tan oscuras que cuesta diferenciar si es de día o de noche.

La música no es de mi gusto. Como esto es algo que me pasa con todas las películas de Wilder, a excepción de Con faldas y a lo loco. Supongo que es cosa mía porque está bien valorada. Pero no me dice nada en absoluto.

Curiosidades:
— Las letras C.C. de C.C. Baxter son una abreviatura de Calvin Clifford.
— Tras El apartamento, pasaron 33 años hasta que una película en blanco y negro ganase el Oscar a mejor película. Lo ganó La Lista de Schindler.
—El guión se fue escribiendo a medida que rodaban.

Premios:
—Cinco Oscars: mejor dirección, mejor película, mejor montaje, mejor dirección artística y mejor guión original.
—Tres Bafta: mejor actor (Jack Lemmon), mejor actriz (Shirley MacLaine)  y mejor película.

Nota: un ocho. El guión le resta puntos. Pero es fantástica. Atentos a los detalles en esta película ^^