Google+

domingo, 16 de mayo de 2010

La naranja mecánica - Stanley Kubrick

Del señor Kubrick sólo había visto una película, y tengo muy buen recuerdo de ella. Fue La Chaqueta Metálica y en su momento me pareció una película cojonuda, así de claro. Tal vez debiera volver a verla. Este fin de semana, en cualquier caso, en mi racha de ver películas, vi La Naranja Mecánica, una de las películas favoritas de Laura y, en general, del mundo entero. Y me pareció que tenía un principio genial, un final aceptable y un resto... bastante mediocre, salvo por la banda sonora y el juego que le sacan.



La Naranja Mecánica tiene una banda sonora deliciosa, es cierto; y la actuación de Malcolm McDowell como Alex de Large es, sencillamente, genial. La película es bestia, desagradable e inquietante, todo puntos a favor en un mar de películas rosas y, en general, vacías; los primeros veinte minutos son sorprendentes, brutales y descorazonadores. Palizas, asesinatos, violaciones... la película no se corta un pelo. Los siguientes veinte minutos... con más palizas, más asesinatos y más violaciones ya parecen quemar un poco la fórmula. Y los siguientes ya son un ultraje. Luego llega la parte mítica, la de la silla y el condicionamiento; interesante y un millón de veces referenciado. He llegado 40 años tarde para que esta película me sorprenda lo más mínimo y, honestamente, me pareció que sin el factor sorpresa... lo perdía todo.

El final está bastante bien, es un final adecuado, interesante y fresco, un buen broche para la película, la verdad.

Conceptualmente está muy bien: la ultra violencia, la estética, el tratamiento psicológico... todo contribuye a esa atmósfera terrible y deshumanizadora.

Nota: 6. Visualmente es genial, las ideas están muy bien y la banda sonora es una delicia, pero me resultó monótona, repetitiva y, personalmente, me echó mucho para atrás el doblaje y los apaños al respecto de cómo hablan.

Otras películas de Kubrick:
Lolita.
El resplandor.
2001: una odisea en el espacio.
La chaqueta metálica.
¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú.
Barry Lyndon.
Senderos de gloria.
Espartaco