Google+

lunes, 24 de mayo de 2010

Lost, 6ª temporada

Supongo que muchos no lo habréis visto, así que voy a ahorrarme por completo hacer referencias a trama para no joderos las sorpresas.



No vamos a negarlo, era escéptico con el final de la serie. La sexta temporada no me estaba llamando especialmente y si la seguí viendo es porque terminaba. Así de simple. Estoy tan hasta las pelotas de series alargadas hasta el infinito cuando hace tiempo que han muerto, que agradecí el hecho de que Lost terminase ya, a pesar de que duró también algo más de lo debido. Hoy no pensaba madrugar para verlo, pero me desperté a las 4:45 de la mañana, intenté dormirme hasta las cinco y media y aunque durante ese rato, probablemente, tuve breves fases de sueño, acabé desistiendo y me levanté. Eran las 6:10 y me puse a leer ya delante de la tele. Cuatro echaba el capítulo 16: What they died for y yo seguía con El Pistolero, así hasta las 6:30, cuando empezó The End, el último capítulo de Perdidos tras unos 120 antes...unos 4800 minutos de serie, más o menos. Casi na'.

El capítulo retomó en el punto del anterior, entretuvo durante unos 80 ó 90 minutos (en la prensa se comentó que iban a ser 150, pero aseguro que, al menos, en Cuatro no fue así) y dio fin al asunto de la isla de una forma bastante caótica y, a mí parecer, ligeramente chapucera, pero cumplidora. Y en cualquier caso, mejor un final que ninguno y mejor un punto y final mediocre que una eternidad agónica como parece que intentan para otras series que se eternizan hasta ser canceladas; aunque destaco que he odiado el enfoque super bonito del capítulo con los recuerdos con el gamma subido y demás. Por favor...

Nota de la temporada: 6. No es especialmente buena, pero era difícil hacer algo tan horriblemente malo como para suspender contando todo lo que ya tenían abierto. Tiene algún capítulo bueno, pero en general sólo deja a un regusto indiferente.
Nota de la serie: 8. Tuvo momentos de 10 y momentos considerablemente más bajos, pero marcó un momento, popularizó a extremos nunca vistos las series de televisión, indujo al visionado a ritmo americano que antes no eran tan común y, además, creo que es indudablemente una buena serie.

Tal vez un revisionado, más seguido, dé otra visión. Por ahora no quiero hacer spoilers y, además, tengo gran parte de la trama medio olvidada.


Edito sin haberlo revisionado: qué cosas, releyendo esto me doy cuenta de que ayer, tal vez debido a la falta de sueño, sólo comenté qué es lo que no me gustaba del capítulo, y dado que el final me pareció... adecuado, como comenté en otras plataformas, creo que debería matizarlo un poco más.

El final está muy bien grabado y tiene escenas realmente preciosas, el momento final circular y maravilloso es perfecto, sin ir más lejos. Particularmente, creo que es la escena que más me gustó de todo Perdidos. Ciertas explicaciones, que llegan de forma algo caótica, como ya dije, cumplen; el capítulo sí es resolutivo, no obstante tiene cosas que me parecen un poco sacadas de la manga, pero bueno... como gran parte de la serie. Eché de menos que atasen ciertas cosas, porque ellos les dieron importancia durante la serie, aunque a grandes rasgos sí existan explicaciones.

El momento final, que tantos quebraderos de cabeza trae en internet, es, creo, asequible de entender. Creo que todos pudimos entender que nos presentaban una realidad alternativa, y en esa realidad alternativa resulta pasar lo que pasa. ¿Cuál es el problema? En una serie que se basa en presentarnos otros momentos temporales, por qué cuesta aceptar que, sencillamente, y sin buscarle tres pies al gato, ese es, sólo, otro momento espacio temporal. ¡Coño, que LOST va de eso desde hace cuatro años!

En fin, puede que yo quisiese algo más —en parte porque dijeron que iba a durar 150 minutos, en parte porque esta temporada me pareció bastante decepcionante—, pero el final cumple, que es más de lo que esperaba, por mucho que tenga cosas que no me gusten y no entiendo ni las críticas ni la visión resinesca que mucha gente parece querer verle por internet.