Google+

martes, 25 de mayo de 2010

Doctor Who, temporada del año 2005

Doctor Who es una casi eterna serie inglesa (lleva desde los años 60) que narra las peripecias de un extraterrestre con la capacidad de adoptar nuevos cuerpos y con un dispositivo que le permite viajar en el tiempo y el espacio. Es un Señor del Tiempo y va desfaciendo entuertos de un rincón a otro del universo, de un rincón a otro del tiempo.

El caso es que la serie empieza... bastante mal, siendo amables, pero una cosa estaba clara: el actor que hacía del Doctor, molaba un huevo. Era el malo de 28 días después y el Hombre Invisible de Heroes (el único personaje que molaba de la primera temporada —la única aceptable— de esa famosa cancelación), sí, Eccleston molaba. Luego la serie mejora, pero el punto importante sigue siendo Eccleston, que mola a rabiar.


De ahí que no me gustase nada, y digo bien, NADA, cuando cambia de cuerpo, y Eccleston desaparece dando paso a un tío con pinta de emo afeminado. Fatal, horrendo. Adoraba a Eccleston, es más... me parecía 'la gracia' de la serie, cosa poco difícil si tenemos en cuenta que su compañera es una sosainas.

La temporada no estuvo mal, que conste, y ese Doctor, el tío de Spaced haciendo de malo y los Daleks molaron bastante. Por lo demás, típica serie inglesa: presupuesto terriblemente limitado que da una sensación de cierta cutrosidad, humor inglés por todas partes y besos castos.

¡Adiós, noveno doctor! Tú sí que molabas.

Nota: 6. Está bien... pero sin más, no entiendo su leyenda.