Google+

lunes, 17 de mayo de 2010

Dead like me (tan muertos como yo), 1ª temporada

Dead like me es una serie de Showtime del 2003 que empecé a ver por recomendación de un chico del grupo Dragons.

La serie trata sobre la no-muerte de Georgia Lass, una chica de 18 años que en un momento de cierta tensión con su familia, muere víctima del impacto de un inodoro caído desde la MIR, renaciendo instantes después como una segadora. La gente que se lleva las almas de los que van a morir. La historia se centra en un pequeño grupo de segadores liderados por Mandy Patinkin (Iñigo Montoya), en su trabajo, en cómo evoluciona Georgia tras su muerte y en cómo lo hace la familia que ha dejado atrás.



La verdad es que se trata de una serie divertida y entretenida. No es ni la gran serie de la historia, ni es especialmente profunda, ni es hilarante; pero está bien y mantiene el interés. La historia es bonita y, a su manera, resultona. Los personajes están bien definidos y son carismáticos, cada uno a su manera y los capítulos, de 40-45 minutos, son bastante ágiles.

La música es bastante buena a lo largo de toda la serie, sobre todo la canción que aparece —creo— por segunda vez, durante la parte final del último capítulo de la primera temporada y la musiquita del opening que, además, se acompaña de una secuencia bastante divertida con las clásicas parcas con sus guadañas y todo.



La verdad es que se trata de una serie recomendable, aunque no marque un antes y un después en esto de hacer series de televisión.

Nota: 7. Interesante, divertida, entretenida ¡y con Iñigo Montoya!