Google+

sábado, 15 de mayo de 2010

Kick Ass - Mark Millar

Me enteré de su existencia por una película que sacan ahora. La película, que solo vi en los carteles que hay saliendo/entrando de los cines Gran Vía de Vigo —si la entrada y la salida es la misma, entorpeciendo completamente el movimiento de la gente, en una brillante apuesta de concepción arquitectónica— parecía terriblemente cutre, así que no me interesé por ella.



Lo siguiente fue en una tienda, creo que en Banda Deseñada, también en Vigo, que vi un tomo grande en una buena edición, con unos personajes gracioso-cutres en la portada y que en grande ponía "Kick Ass". ¡Anda! —pensé— Si resulta que está basado en un cómic. Y no sólo eso, estaba basado en un cómic de Mark Millar, un guionista que, en general, me gusta mucho.

Le pregunté al dependiente, un tipo muy amable —cosa rara en esta ciudad, donde los dependientes de tiendas de cómics devoran niños no-natos del todavía palpitante vientre de sus madres, o te persiguen por la tienda por si acaso fueras a tener la sensación de robar, o no tienen material suficiente; lo cual juega una brutal cantidad de puntos en favor de esta tienda por muy a desmano que quede— qué tal estaba y me dijo "no es una obra maestra, pero si te gusta Millar, te gustará. Es muy en su línea". Y coño, sí que es muy en su línea. Kick Ass mola, efectivamente no es la revolución del mundo del cómic, no es Watchmen, no es Sandman, pero mola. El problema es que se queda ahí, es molón, sí; pero al acabarlo me quedé con la sensación de "ahá, ¿y?". No me sorprende que Millar haya anunciado que va a continuarlo, el cómic lo pide a gritos. Es un buen inicio, puede ser; pero es un inicio, un arco argumental que no llega para dar profundidad más que al prota y, muy de refilón, a Hit Girl.

Lo cierto es que esperaba más. El cómic está bien y todo eso, el guión mola bastante a pesar de sus carencias pero, personalmente, y no puedo evitarlo, no me gusta el dibujo de John Romita Jr. Nunca me gustó especialmente, y en Kick Ass no es una excepción. Lo cual, desde luego, empaña algo mi opinión del cómic.

Nota: 6. La historia está bien, cumple, es divertida y molona, pero se queda ahí.