Google+

domingo, 23 de mayo de 2010

V, la nueva serie

Hacer remakes tiene sus problemas. Claro, uno piensa: "joder, pero ya tienen parte del trabajo hecho", pero es mentira. Todo mentira. Hacer un remake tiene que ser el infierno. Para empezar tienes a los fans de la creación original, que van a ser unos tiquismiquis obcecados en que "antes esas cosas no pasaban". Como los abuelos españoles hablando de Franco, pues igual. No va a importar si en la nueva son más lógicas, o más molonas, o abren más trama, o profundizan más en los personajes. No, nada va a importar; lo que va a quedar, el poso, es que "antes no era así". Y punto. "Antes la mala se llamaba Dianna", ahora se llama Anna; "antes eran unos hijoputas desde el principio", ahora su insidua es más subrepticia; "antes...". Resumo el punto; "antes era otra serie". Y menos mal. Personalmente, me gustan los cambios grandes a la hora de hacer una nueva versión de algo; si no me siento algo estafado. Algo así dije cuando salió D&D 4ª; mucha gente se frustró porque rompía la línea marcada por el juego, pero a mí me pareció cojonudo. No te gusta, no lo compres; pero tú ya tienes un material que cubre tus necesidades o deseos, y otras personas se beneficiarán del nuevo y distinto juego. Supongo que se podría decir algo parecido del nuevo MdT. El caso, que me estoy liando, es que la nueva V sólo mantiene el título, la reptilosidad oculta de los extraterrestres, el enfrentamiento con una resistencia y sus malos deseos mutuos. Fin, por lo demás es otra serie.



La nueva V empezó bien. No era una gran serie, todo sea dicho, pero estaba bien. Una grabación muy luminosa y un buen reparto cargaban el peso en los, a veces, hundimientos del guión. Luego llegó el super parón y, la verdad, es que a la serie parecían quedarle dos telediarios. La productora era la Abc y, seamos realistas, han cancelado series mucho mejores que la nueva V. Y, para más inri, el regreso de la serie fue pésimo; un capítulo coñazo, mal contado y un poco estúpido. La hecatombe. No sé como el director de la Abc, que necesita ingerir una cancelación contra tres meses para que no se le pudra el cuerpo, no la devoró allí mismo. Era el momento perfecto. Este año debió de ir a terapia, o algo; porque el tiempo que les dio a Flash Forward y a V es digno de mención.

El resto de la serie se fue desarrollando con un ritmo bastante lento. Lo cierto es que en la nueva V los extraterrestres son, en mi opinión, un poco descafeinados. Que sí, que tienen oscuros deseos y blablablá, pero les falta la insidia rápida y evidente de los antiguos, y esto hace que la serie se desarrolle más lentamente, a pesar de que en los primeros 40 minutos de serie, un humano ya descubre que bajo las carcasas son lagartos y la resistencia —la quinta columna— ya estaba formada. Empieza muy rápido y desacelera. ¡Mal!

Los personajes son, todos, un poco planos. La buena del FBI, el malo que actúa como bueno, el bueno tan bueno que tiene dudas cuando tienen que hacer algo moralmente reprobable y el V rebelde. No sé, difícilmente podrían ser más arquetípicos y más planos; pero con todo, la serie es digna y... bueno, ha sido la superviviente de Abc, no digo más.

Nota: 6. Tiene capítulos bastante buenos y momentos de lucidez realmente fantásticos, pero unos personajes poco atractivos, un capítulo nefasto y la inexplicable lentitud del guión, ahogan el resto.