Google+

jueves, 25 de abril de 2013

Estrenos 2013 que abandonamos, parte IV

Bluestone 42

Es una comedia británica de la que no conseguimos acabar ni su episodio piloto. Parece que intenta ser algo valiente y aprovechar la controversia de mostrar unos soldados poco ejemplares en Afganistán, pero lo cierto es que su humor baratísimo de patio de colegio le hace flaco favor. Los personajes (algunos) tienen cierto potencial y es posible que por repetición y según se le va dando algo más de cancha a la serie consigan hacer gracia, pero el primer episodio me pareció un despropósito horrible y muy poco aprovechable que apenas conseguía hacerme sonreír una vez cada 10 minutos. Para eso tengo la vida real. Adiós, Bluestone 42; tu intento de hacer una versión macarra de MASH es horrible.


Nota: 1. Horrible.

Broadchurch

Otra serie inglesa que abandono. Esta serie no la abandonamos los dos, así que probablemente Laulau os haga una reseña en condiciones cuando acabe la temporada, que por ahora parece que la serie le gusta. Admito que cuando empezó, en su piloto sobre todo, la serie me intrigó y me hizo olvidar, casi, el odio y hastío que despierta en mí la cara de David Tennant, el sobreactuado e insoportable David Tennant. Dos capítulos después, con la trama un poco estancada (e insinuación de que se iba a mover de forma algo sobrenaturaloide), desenganchado ya del tono frío de la serie (que parece muy de moda este año, todos a la sombra de The killing) ya no aguantaba más. Me resulta soporífera.


Nota: 5. La serie no es mala. Pero me duermo inevitablemente con ella, no puedo evitarlo... no importa que empiece a verla sin ganas de dormir. Creo que David Tennant tiene algo que ver con quzzzZzZzzZ.

The americans

Cabe decir que la dejamos en el capítulo 3, hace ya varios meses. No la puse en las entradas anteriores porque teníamos (se suponía) cierta intención de darle más oportunidades. No obstante, las opiniones que se iban vertiendo sobre la serie en internet acabaron desmotivándonos más, si cabe, y al final decidimos darle carpetazo.

Si todo fuese tan molón como su cartel, la serie podría estar genial...

Es difícil, mucho, hacer una serie de espías que resulta tan poco interesante, tan aburrida y tan distante. Los personajes no atraen a los espectadores, lo que sucede no implica de ningún modo y los episodios transcurren sin pena ni gloria ni en una dirección clara. Adiós, adiós, amigos amerricanos.

Nota: 4. No es horrible, es cierto; pero también es cierto que le falta un hervor. O dos.

Da Vinci's demons

Nos encontramos ahora ante una serie ridícula de que la que apenas aguantamos 15 minutos. Un drama sin vergüenza de sí mismo, que recurre a apariciones fugaces de actores conocidos de otras series (aparece el actor de Robert Crawley, de Downton Abbey, y el del señor Bolena de Los Tudor, por ejemplo), pero difícilmente consiguen ayudar a una ficción que se derrumba bajo su propia estupidez y sus escenarios mal renderizados.


Todo es absurdo y produce un ligero sonrojo en esta serie. Los personajes idiotas, el Da Vinci un poco chuloputas, el tono algo bucólico cuando estrenan una especie de ala delta... Os recomiendo alejaros de ella tanto cuanto podáis.

Nota: 1. Y al saco de los Horrores Innombrables.