Google+

martes, 9 de agosto de 2011

Mujeres desesperadas (5ª temporada) - ABC, Marc Cherry


He de decir, creo que condiciona mucho mi opinión sobre la temporada, que la fórmula de la serie me parece que ya no da para mucho más. He visto la quinta temporada entera porque admito que presentaban un misterio interesante con un personaje muy carismático, el grandioso Dave Williams (Neal McDonough).



Si  hubiese carecido de interés, un problema que atañe a las temporadas pares, no sé si habría terminado de verla; pero coincidió que no era así. La aparición de Dave, aunque sea de la mano de un personaje que me resulta tan cargante como Edie Brit (Nicollette Sheridan), con ese toque espectral y de subrepticia malignidad tras toda la educación y las ganas de ayudar, consiguió que el personaje me cayese en gracia y que la temporada me enganchase. Es claramente un hijoputa, sí, pero es un hijoputa molón.

Como sabrá todo aquel que haya terminado de ver la cuarta, lo que manifiesta una cierta tenacidad, paciencia y posesión de tiempo libre (porque no es precisamente la alegría de la huerta), la historia ha saltado 5 años: Susan ya no está con Mike, Gabrielle mantiene a la familia desde que Carlos ha quedado ciego, Lynette trabaja con su marido en Scavo's, Brie se ha hecho la dueña del catering más importante del país y está amasando una fortuna junto a Katherine, que gana cierta relevancia esta temporada. Con este planteamiento inicial, la serie se desarrolla más o menos como siempre, dramón marujesco por un lado, humor ligeramente cínico por otro y con unas introducciones en su mayoría bonitas y elegantes con la voz de Mary Alice Young (Brenda Strong).

Como quitando el misterio poco más podría decir que no fuera repetir lo mismo que en otras temporadas (que cuidan mucho la imagen -aunque podría estar un poco mejor por momentos-, la música, etc.), y no es plan de insistir en el papelazo de Neal McDonough, al que sólo me había encontrado como militar malvadete de Time Line (hay que reconocer que no tiene cara de bueno); voy a hacer un pequeño comentario sobre evolución de personajes, un tema que, realmente, como ya he discutido con alguna persona que sigue la serie, es chocante en el mejor de los casos.

TIENE SPOILERS de esta y previas temporadas:
El único personaje que me parece que ha ganado verdadera solidez con el paso de las temporadas es Gabrielle. Es mucho menos zorra, mucho menos imbécil; ha crecido (aunque sea un poco y el cerebro se le siga licuando y le impida pensar cuando hay dinero o un traje bonito de por medio). Además, la mejoría también del personaje de Carlos ha contribuido a que este inicialmente mal avenido matrimonio sea el único salvable tras sus segundas nupcias.

Brie, por su parte, casada actualmente con Orson Hodge, es un personaje que ha ganado cierta sobriedad y ha disminuido algo sus trastornos obsesivo compulsivos; lo que supone un punto bueno y malo a la vez: bueno porque ayuda a dar profundidad y naturalidad al personaje, malo porque reduce su, creo yo, gran baza. No obstante, también es cierto que la aparición repentina de la manía cleptómana de Orson (absolutamente repentina) para generar algún tipo de tensión en la pareja, supongo, ha quitado parte de la gracia de la 'normalizacion' que parecían estar viviendo. Supongo que es lo que tiene querer estirar y estirar una serie, ¿no, ABC? La plantan como una respuesta a la tensión y tal, pero la verdad es que me chirriaba por todas partes. Orson fue un malo espectacular, pero en esta temporada pierde casi todo su atractivo.

Los Scavo me revientan; me revientan desde hace mucho. Nunca me han caído bien, pero es que ya los mataría. Tom y Lynette deberían haberlo dejado hace mucho. Es cierto que Tom es un infantil de pacotilla y un poco mierdas, pero es que Lynette se niega a ver la realidad. A mi mente vuelven todos esos momentos en los que viendo a los monstruos que tiene por hijos se niega a aceptar su parte en el asunto como madre; en el que viendo que nada ha funcionado se niega a ver los castigos como una opción. Lynette es a la vez la única cura y la gran enfermedad de la familia Scavo, sobre todo contando que Tom (que es tonto, y no hay más que hacerle) no tiene la fuerza necesaria para meter baza, ni los huevos suficientes para plantar cara a Lynette cuando esta toma una mala decisión. Lo más que hace es pedirle apoyo para cumplir sus sueños... algo que Lynette tampoco debería consentir sin más ni más. Lo siento Tom, pero es que quieres estupideces.

Y llegamos al último personaje del que voy a hablar. Quizá sepáis que cuando empecé a ver esta serie, Susan era mi personaje femenino favorito; a ello ayudaban la magnífica interpretación de Teri Hatcher, la torpeza del personaje, sus meteduras de pata sociales... no sé, me caía bien. La cagaba mucho, es cierto; pero coño, no era una zorra cruel, que es en lo que se ha convertido. Susan ha pasado de ser torpe a ser mala persona, una persona horrible que parece disfrutar únicamente haciendo daño a los demás. Antes hacía daño a Edie, pero como acción colateral, ahora ese daño (a quien sea) parece ser la única razón de su existencia.


Creo que los guionistas han hecho un trabajo demasiado... extravagante con los personajes (sobre todo con Susan, a la que el único favor que le podrían hacer sería un 'reboot' de la franquicia, a lo Marvel con las pelis de Spiderman). El personaje se ha convertido en insidia y malignidad, ya desprovista de toda lógica.

Con todo, la temporada fue divertida —de verdad que sí—, el misterio y el causante han sido muy intrigantes, y capítulo conmemorativo aparte (que ni siquiera acabé de verlo; me refiero al capítulo del manitas), me ha dejado un buen sabor de boca.

Nota: 7,5. La temporada está bien y ciertas ideas las han llevado con buena mano; no obstante, la fórmula cansa un poco, Susan es un esperpento, ciertos detalles en Orson me parecen mal traídos y la situación de los Scavo es ya un simple coñazo. Una lástima que las máculas de la serie empiecen a ensombrecer sus virtudes.

¡Y dicen que la sexta es la peor! Ya no sé si saltármela, o algo. Por ahora, al menos, he aparcado la serie.

Otras temporadas
Primera. Nota: 6.
Segunda. Nota: 4.
Tercera. Nota: 8,5.
Cuarta. Nota: 4.