Google+

lunes, 8 de agosto de 2011

Mujeres desesperadas (4ª temporada) - ABC, Marc Cherry

La cuarta temporada de esta serie es lo que empiezo a temer como «la típica temporada par». Es relleno. Es aburrimiento, hastío y olvido. Mal.

La verdad es que nunca entenderé en que se basan algunos para hacer los carteles promocionales... 

Al igual que ya pasó en la segunda, con la presentación de la familia Applewhite, el gran fallo de esta temporada es que... no interesa. Me da igual el pequeño misterio de la señorita Mayfair —que, por lo demás, me parece un buen personaje—, a cargo de una grande grande Dana Delany, conocida por hacer de Lois Lane una y otra vez, que resulta ser, quizá, la única buena aportación a la serie. Sí, su historia, que sería una subtrama de 4 capítulos fantástica... resulta insuficiente y un poco ridícula extendida a lo largo de una temporada completa. Por si esto fuera poco, el siempre sobravalorado (que solo me gusta en Dr. Horrible, y solo aguanto en Firefly) Nathan Fillion da vida a un aburrido, prescindible y nunca entero Adam Mayfair (marido de la señora Mayfair, claro).

«He tenido una vida complicada»

Esta historia falla, creo yo, en lo que tarda en presentar la trama principal. Personalmente, cuando aparece el primer marido de Katherine, ya estaba harto de la temporada, de la trama y de los personajes. Basura, infierno, mal. Si no recuerdo mal tardaron unos 13 capítulos... de un total de 17 (fue el año de la Huelga de Guionistas y supongo que le afectó). En cualquier caso, culpables aparte,

Ciertos derroteros que siguen los personajes no me han gustado mucho, lo admito. Ese salto final de 5 años para situarnos en la quinta, con cambios que han llevado 4 años de serie tirados un poco por la borda me parecen tirando a frustrantes (por mucho que sea, en mi opinión, lo mejor para todos; espectadores incluidos).

Dana Delany —Katherine Mayfair—, la mujer de la sonrisa más adorable de Fairview. Imagen sacada de Hairstyles4u.


Por lo demás, prefiero dejar esta reseña un poco escueta, porque ciertas cosas que quería comentar me parece que tiene más sentido comentarlas en la quinta (porque se termina la metamorfosis del personaje por completo —en serio, ¿en qué estaban pensando los guionistas?


Nota: 4. En una palabra: aburrida. De forma algo más extensa: el remoloneo a la hora de presentar la trama ahoga la temporada, el hecho de que el misterio no tenga ningún atractivo es poco más que un corolario a este terrible hastío y Nathan Fillion tiene uno de sus —tiene cojones— papeles menos carismáticos. ¡Gracias Dana Delany por ser un rayo de luz en una temporada tormentosa!

Otras temporadas:
Primera. Nota: 6.
Segunda. Nota: 4.
Tercera. Nota: 8,5.

¿Alguien más cree que las temporadas pares... son un poco infumables?