Google+

miércoles, 18 de mayo de 2011

Sherlock Holmes - Guy Ritchie

Sherlock Holmes(Robert DowneyJr.), un investigador británico, y su amigo, el doctor Watson (Jude Law) llevan meses siguiendo a un hábil asesino. Siguiendo las pistas consiguen impedir la siguiente muerte,  interrumpiendo la ceremonia de sacrificio orquestada por Lord Blackwood (Mark Strong).
Cuatro meses después, Watson es el médico asistente en la ejecución de Blackwood.  A pesar de certificar la muerte del noble, Lord Blackwood parece regresar a la vida días después de su ejecución.




A pesar de que me encanta Guy Ritchie tardé mucho en ver la película por las malas críticas que recibió en su momento.  Eso me pasa por fiarme de las críticas ajenas. El caso es que llegó a mis manos y me bastaron diez minutos para convencerme de que ésta no es una mala película. La paré y esperé por Albos para poder verla juntos.
Desde luego el punto fuerte es la imagen y la dirección. Guy Ritchie en uno de sus mejores trabajos. Las secuencias se enlazan de forma magistral y hacen de esta película todo un espectáculo que merece ser visto.

El guión nos ofrece una buena historia de investigación, adornada con supersticiones, peleas, romance y pequeños momentos cómicos. Lo peor del guión:  la trama de la chica. Conste que la actriz hace un buen trabajo y que su hilo argumental sirve para introducir una segunda película y a Moriarty pero no, no me ha gustado nada.

Genial:
— cuando la novia de Watson le echa en cara que sus deducciones parecen magia ^^ todos lo hemos pensado en algún momento.
— Sherlock peleando en un ring de boxeo.
— Como enlazan las conclusiones de Holmes. No podrían hacerlo de forma más original.
—Todas las pullas que le dedica al Inspector Lestrade.

Con el diseño de personajes han jugado al despiste. Creo que la primera vez que vimos el cartel, todos pensamos que Jude Law hacía de Sherlock y Robert Downey Jr., de Watson.  Por suerte ambos actores cumplen con creces su papel.

Los actores:
Tenía muchísimas dudas con Jude Law. Nunca me ha llamado la atención en ninguno de sus papeles y no tenía claro si lo haría bien. Pero está genial. Es la mejor interpretación que le he visto. Maravilloso.
Robert Downey Jr. Lo hace bien, muy bien. No responde a la descripción de Holmes, pero a pesar de eso es creíble.
Mark Strong es un digno malo, malísimo. Me encanta ese toque entre asco, indiferencia y desprecio que tiene contínuamente.
La desconocida Kelly Reilly cumple perfectamente con el papel de prometida de Watson. Es un personaje que estoy segura que dará mucho de sí en la segunda parte.
Reconozco que Rachel McAdams lo hace bien, a pesar lo poco que me gustó su personaje.

Los decorados son  excelentes. Tenemos todo lo necesario para ambientarnos en el Londres de la época. Mataderos, astilleros, fábricas, cárceles, juzgados, callejones… todos perfectamente adaptados.

El vestuario también es un punto a su favor. Tanto en hombres como en mujeres. Destaco su uso en Lord Blackwood. Sus escenas con capa de sacrificios es impresionante.

Os recomiendo la banda sonora.  Guy Ritchie siempre ha cuidado mucho este aspecto y Sherlock Holmes no es una excepción. En este caso corre a cargo de Hans Zimmer. Acertadísimo el protagonismo que dan a los violines, ya que es el instrumento que toca Sherlock. 
El tema principal:



Buenos efectos especiales, los usan cuando son necesarios, sin dejar que se adueñen de la trama. Destacan en: la explosión en el matadero. La escena es preciosa y la música acompaña.

Curiosidades:
     El papel de Watson se le ofreció a Collin Farrell.
     Los decorados de la casa de Holmes se usaron antes para Harry Potter y la Orden del Fenix.

Premios:
     Globo de Oro a Robert Downey Jr como Mejor Actor.

En resumen: un 9. Es una gran película que ha sido muy injustamente tratada.

La película como adaptación de las novelas:
Tenía muchas ganas de hacer esta reseña pero preferí esperar hasta leerme algún libro de Conan Doyle. En concreto, mi elección fue «Las aventuras de Sherlock Holmes».
Tras leerlo, he de decir que la película no me parece una mala adaptación en absoluto. Para empezar, el abuso de las drogas de Holmes es tan patente en la película como lo es en los libros. Punto a favor. Sherlock boxea y sabe pelear, otro punto a favor. La forma de expresarse, de deducir soluciones es Holmes en estado puro. Han huido de los tópicos ajenos a los libros sobre el vestuario de Holmes, punto a favor.
Es cierto que la elección de Robert Downey Jr como Sherlock deja atrás otras cosas, como el aire soñador que describen continuamente. No, el actor no tiene ese aire. Además, destacan a menudo la delgadez de Holmes, acuciada por los años, y es algo que también se pierde.
Las críticas en este sentido han sido muy exageradas.