Google+

jueves, 28 de febrero de 2013

Estrenos que abandonamos 2013, parte II

Segunda tanda de estrenos a los que dijimos adiós en el episodio piloto. Esta vez sin contemplaciones: ninguno llegó al segundo episodio con nosotros entre sus seguidores.

Do no harm

Esta serie es lamentable. Así, a saco. Es mala con ganas. El guión es tan despiadadamente horrible que hace daño. El personaje es ridículo en sus dos fases, la transición entre una y otra da risa. Quizá el actor se esfuerce en dar cierta credibilidad al personaje, pero es que no se puede hacer nada con ese guión. Nada. Salvo torturar presos en Guantánamo.

Mi teoría es que está a punto de hacer un facepalm a dos manos por lo mala que es la serie.

Nota: 0. Hedionda.

Monday mornings

Otro drama médico, aunque más al uso que el esperpento anterior. El gran problema de Monday mornings es que parece quedar un enfoque nuevo a los típicos dramas médicos y... y bueno, podríamos argumentar que hay tantos dramas médicos que parece difícil ser realmente nuevo en ese ambiente, pero sea fácil o difícil, lo cierto es que Monday mornings hace aguas y se queda a medio camino del éxito.

Muchos personajes y muy poco interés en cada uno de ellos.

La serie no es horribilísima y de hecho tiene una correcta dirección, una buena música y una cuidada fotografía, tiene algunos elementos destacados en el reparto (aunque otros no consiguen transmitir solidez a sus personajes), pero parece que E. Kelley (creador de la serie y más conocido por crear Ally McBeal) no tenía nada que contar esta vez.

Nota: 3. Serie de relleno, decepcionante pero visible.

Motive

ZzzZZz... Sin más. ¿Horrible? Puede que no. ¿Algo interesante que contar? No. Una serie sobre investigación de asesinatos con unos personajes más sosos que los platos de un hipertenso.

Ojalá fuese el final, porque menudo peñazo, rubita...

Nota: 2. Puede que la serie mejore cuando detallen algo más los personajes. Pero el piloto me pareció soporífero, la historia no tenía ningún tipo de interés y los personajes no me podían resultar más indiferentes.

Zero hour

No sé de dónde saqué el valor para ver la serie contando que decían que parecía la serie soñada por Dan Brown... y la verdad es que se confirmaron mis sospechas. La serie juega con Grandes Misterios, misticismo y es el primer intento de 2013 de dar el «campanazo Perdidos»... pero como en todas las que intentaron seguir su estela es un poco insoportable.

Mezcla un montón de elementos, hay malos malísimos (¡empieza con nazis!) y parece que va a retorcer la historia mil veces hasta, supongo, llegar a las 12 (el principio y el final del tiempo *sonrisa de tío guay*). La serie tiene unos diálogos bastante decepcionantes, un reparto mediocre y unas ideas de bombero que tiran para atrás (¡vamos a ponerle un cebo al Mejor Asesino del mundo, nosotros, un cura y un periodista, y ya verás cómo nos sale todo genial!). Pues eso.

Relojes, cristaleras e imitadores de Dan Brown.

Nota: 2. Tiene detalles visuales muy bonitos y una historia con elementos interesantes que podría llegar a dar mucho más de sí. ¿Lo llegará a hacer? No lo creo, pero la posibilidad está ahí. Si llega a ello o no, en cualquier caso, es algo que yo no llegaré a ver.

De verdad, imitadoras de Perdidos; aquella había tenido un piloto que enganchó a todo el mundo. El piloto, mal que os pese, es importante.



Están en la cuerda floja The Americans en su segundo episodio y Banshee en el tercero.




Seguimos con:
Utopia.