Google+

viernes, 14 de diciembre de 2012

La era del rock - Adam Shankman

Sherrie, una dulce chica del interior de Estados Unidos, se muda a la gran ciudad para buscar el éxito como cantante. Como los inicios son duros, empieza a trabajar en el Sunset Strip gracias a Drew, uno de los camareros.
Pero el mítico Sunset Strip tiene sus propios problemas: Patricia Whitmore, la conservadora mujer del alcalde, está dispuesta a cerrar el local cueste lo que cueste.


Esta película no estaba en nuestra lista de pelis malas ni en la de musicales, esto fue un extra. Resulta que mi compañero de trabajo Sergi y yo somos grandes fans de Russell Brand. No, no es por sus méritos laborales, más quisiera. Es por sus indescriptibles combinaciones de ropa. Esto es así. Sergi se enteró de que Russell actuaba en "La era del rock" y había que verla. Como la peli no va a hacer historia, ni mucho menos, le dedicaré una breve reseña que espero que te guste.

                                                       ¡Russell! ¡Russell!

Los actores:
— lo mejor de la película. Incluso Tom (sí, Tom Cruise) actúa, y lo hace bien. He de decir que su personaje tampoco tiene demasiada complicación pero su aire dejado a lo Kristen Stewart y su coquilla con forma de gárgola son un puntazo. Y no canta mal... y lo dejo, que si sigo diciendo cosas buenas de Tom no podré dormir esta noche.
Otros actores que destacan son, por supuesto, Russell, haciendo dúo con un impecable Alec Baldwin que parece vivir una segunda época dorada.
Por otra parte, tenemos a Julianne Hough interpretando a "Barbie Paleta". Estoy un poco cansada de la típica chica inocente, buena y dulce que deja su encantador pueblo para ser pisoteada en la gran ciudad mientras persigue sus sueños. La actriz no lo hace mal; pero no, gracias. No más.
No más del chico bueno y sensible pero tenemos cierta preferencia por Diego Boneta, chico al que hemos visto en "Underemployed" y al que vemos mucho, mucho potencial. Al parecer también pasó por "Rebelde" pero intentaremos obviar tal cosa.
Muy decepcionada con la señora Catherine Zeta-Jones que no parece poner demasiado interés en su papel y que queda constantemente eclipsada por un actor de la talla de Bryan Cranston.

                                           Barbie Paleta con su traje de paseo.
                                   
La historia:
— hace un poco aguas por todas, todas partes. Y conste que por separado y bien llevadas, las historias podrían estar bien pero eso de meterlas un poco por la fuerza en la misma película... casi que no. Tenemos: la periodista mojigata que tiene un affair con una estrella del rock, la pareja adolescente con todo el predecible drama que conlleva, la pareja gay que no se atreven a decirse lo que sienten, la pareja casada y conservadora que no se atreven a decirse la verdad a la cara... y de fondo, hay una interesante historia de cómo salvar a un local mítico en la historia del rock. Pero esa parte no pinta mucho, la verdad.
Es cierto que tiene momentos muy divertidos, sobre todo gracias a los personajes de Russell Brand, Tom Cruise y Alec Baldwin pero en general, se hace un poco lenta y pesada.


La música:
— si, porque esto es un musical. Como todo en la película, por partes. Julianne Hough y Catherine Zeta-Jones no me han gustado nada. Sobre todo contrastándolas con el vozarrón de Mary J. Blige.
Con los chicos, me quedo con Diego Boneta pero sólo porque le tengo mucha manía a Tom Cruise.

Coreografías:
— excepto la de Catherine Zeta-Jones que parece salida de un festival de fin de curso de un parvulario, el resto están bastante bien. El baile de las strippers es muy impactante. Y hablo del baile.

                                               Saludad al amiguito de Tom.


Nota: un 5. Es maliña pero si sois fans de Russell o habéis pensado alguna vez en Tom Cruise llevando una coquilla con forma de gárgola, esta es vuestra película.

PD: agradecimiento especial a nuestro querido Señor Floppy por conseguir la imagen de la coquilla. Sin él, no hubiese sido posible.