Google+

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Boardwalk Empire (3º temporada) - HBO

Atentos Soñadores porque estamos hablando de una tercera temporada y los spoilers van a ser la tónica general de este post. Una vez avisados, entramos en harina porque hay mucho que decir de esta gran serie, una de nuestras favoritas.


Tenía muchísimas ganas de ver la tercera temporada de esta serie sobre todo porque al fin me libraba de Michael Pitt y de su personaje. Lo peor de las dos temporadas anteriores. Ésta, tiene muchas cosas buenas y algún defectillo que le perdonamos.

Por desgracia, los guionistas han decidido repetir errores de la primera subsanados en la segunda. Tarda varios capítulos en arrancar, hay tramas, como la de Van Alden (Michael Shannon) que parecen no ir a ninguna parte y otra vez, demasiados personajes. Y sí, tiene que haber mil personajes para poder matarlos sin que la pantalla quede vacía pero, al igual que en la primera temporada, van y vienen casi sin que nos enteremos. También tenemos la triste sección de personajes desaprovechados como Eddie Cantor (Stephen DeRosa), cómico judío que tan pronto tiene muchísimo protagonismo como desaparece por completo.

En cuanto a los personajes que ya conocemos, hay  mucho que decir y casi todo bueno.

Esther Randolph (Julianne Nicholson) repite esta temporada igual de obsesionada por atrapar a Nucky. Sin embargo, acaba aliada con él y casi sin darse cuenta, le da la victoria definitiva sobre mi adorado Rothstein (Michael Stuhlbarg). Como ya comenté en la reseña de la primera temporada, hay personajes hechos para jugar a la altura de Nucky y otros, son meros peones al servicio de intereses ajenos. Lo siento por Esther pero está en esta triste última lista.



Otro personaje que recibe especial atención esta temporada es el señor White (Michael Kenneth Williams). Harto de ser el fiel empleado de Nucky, esperando siempre su oportunidad mientras ve como mediocres como Mickey Doyle (Paul Sparks) no dejan de medrar, esta temporada reclama el lugar que por derecho le corresponde. Pero es un negro, con un ejército de negros, en un mundo regentado por hombres blancos. Nucky lo sabe pero también tiene claro que es un aliado que no se puede permitir perder.


¿El gran acierto entre nuestros conocidos? La redención de Gillian (Gretchen Mol) y Margaret (Kelly Macdonald). Gillian, que tras la muerte del Comodoro y de Jimmy, ya sin la ayuda de Nucky, descubre que puede salir adelante sin la ayuda de ningún hombre. Porque cuando sale a la caza de un chico que le recuerda a su hijo, todos pensamos que iba a correr a refugiarse bajo su ala... hasta que lo mata para fingir que ha encontrado el cadáver de Jimmy y poder hacerse cargo de la herencia.


                                                 Sí, aquí hay rollete seguro.

Y Margaret, que al fin recupera el equilibrio y vuelve a ser la mujer luchadora y activa que nunca debió dejar de ser. Buscarse un amante que la consuele de las infidelidades y desplantes de Nucky, luchar para que las mujeres puedan acceder a clases de educación sexual y anticonceptivos... Y finalmente, harta de las muertes, la sangre y un matrimonio roto, abandonar a Nucky. Como despedida del personaje, te dejo algunos de sus mejores diálogos.


Mi gran decepción de la temporada: por el capítulo final, parece que se van a quitar de encima a Arnold Rothstein, uno de mis personaje favoritos. Durante dos temporadas, el judío se ha ganado mi cariño y me cuesta mucho concebir la serie sin él. ¿Su gran momento esta temporada? Hablando con Meyer Lansky (Anatol Yusef): «Todo este tiempo pensaba que tenía un efecto civilizador. Pero hay una cantidad finita de cosas que puedes enseñar a una persona, hasta que alcanzas el límite de su capacidad. Sin embargo, tú si lo entiendes, ¿verdad, Meyer? Entonces el trabajo es tuyo, si así lo deseas.»



En cuanto a Capone (Stephen Graham), no te haces idea del cariño que le vas a coger esta temporada. Es un hombre nuevo, un hombre que defiende los suyos, que toma el relevo de Torrio (Greg Antonacci), se hace con el negocio y que al fin es un gran padre. Maravilloso.

Los nuevos personajes:


— el "malo" de esta temporada es Gyp Rosetti (Bobby Cannavale). Un hombre brutal, despiadado y tan desequilibrado que no puedes evitar preguntarte cómo es capaz de contenerse en algunas escenas. Rosetti... sólo mantiene la compostura ante sus superiores italianos, con el resto, es un animal en el peor sentido. Para que te hagas una idea, cuando un subalterno suplica por la vida de su primo, el gran gesto de Rosetti es matarlo brutalmente a palazos en vez de dejar que se ahogue. Ese es el concepto de misericordia de Gyp.


Por supuesto, Nucky empieza la temporada con una chica nueva, Billie (Meg Chambers Steedle), mucho más parecida a Lucy que a Margaret. Y Nucky deja que todo el mundo lo sepa y lo detecte como una debilidad. Error. Y Margaret se los encuentra juntos y él intenta mentirle. Error. E interfiere en la carrera de Billie a pesar de que esta le ha pedido que no lo haga. Error. Y así Nucky pierde la cabeza por una chiquilla y descuida sus negocios. Y todo empieza a derrumbarse. Es tal el desastre que, durante gran parte de la temporada, pensamos que la cuarta arrancaría sin Nucky.

Momentazos:
— Gillian matando a su nuevo amante para hacerlo pasar por el cadáver de Jimmy y así poder cobrar la herencia.
— El beso de Richard Harrow y su historia de amor. Normal que levante pasiones entre las féminas de todo internet, este hombre es amor.
— Los últimos minutos de vida de Gillian, pidiendo ayuda a Nucky creyendo que vuelve a tener 12 años y acaba de ser violada por el Comodoro.
— Richard, cual caballero andante, rescatando al pequeño Tommy Darmody.
— El capítulo entero tras el intento de asesinato de Nucky. Sus visiones, su confusión, sus mareos... de lo mejor de toda la serie. Un gran capítulo de principio a fin y que desencadena muchísimos acontecimientos.
— La fidelidad de Eddie, a pesar de que Nucky lo trate a patadas.


Nota:
— un 9. Impresionante. Sin duda, de lo mejor que hay en la televisión actualmente.

Otras temporadas de Boardwalk Empire:
Primera.
Segunda.
Cuarta.