Google+

jueves, 3 de junio de 2010

El Pistolero - Stephen King

Tengo un amigo enamorado de La Torre Oscura. Habló tanto de ella que me entraron ganas de leerla, y hace unas semanas, por mi cumpleaños, él y su novia me regalaron el primer libro de la serie: El Pistolero.


Lo cierto es que, al principio, el libro no me gustó demasiado. El estilo me horrorizaba, las descripciones eran demasiado pormenorizadas, a lo El Señor de los Anillos, pero con una historia interesante detrás. El caso es que seguí leyendo porque los personajes molaban, así de simple. Roland, el pistolero, mola un huevo; así de claro. Es un personaje carismático y atractivo, solitario, es Clint Eastwood en un viejo western de fantasía y ciencia ficción. Los lugareños de Tull, todos ellos, tienen su encanto. Jake y Walter molan un huevo también, así como Cort y Cuthbert. Si esta obra destaca en algo, es por dar puntos de interés a todos los secundarios, aunque duren dos páginas. Si aparecen es por algo, "todo sucede por una razón", que dirían en Lost.

La historia tiene un toque bastante agridulce en todo momento. El pasado es más agridulce si cabe, y los personajes que figuran en él también son interesantes, todos ellos.

El libro trata de como Roland, el pistolero, persigue a Walter, el hombre de negro hasta dar con él. Sin más. El resto es ornamentación para dar profundidad al pistolero y aprovechar para crear un poco el mundo —que mola bastante, la verdad, es un mundo movido e interesante.

Personalmente, opino que lo mejor del libro, con demasiada diferencia, es el último capítulo y la última parte del anterior. Tal vez se acelera en ese punto, tal vez acabé de acostumbrarme al estilo. No lo sé, pero esas páginas me gustaron mucho y me incitaron a leer la segunda parte, cosa que el resto del libro no conseguía.

Nota: 5,5. Está bien, pero en mi opinión, el estilo lo ahoga. El final perfecto no consigue hacerlo flotar más, pero es una lectura bonita y cundida.