Google+

miércoles, 14 de noviembre de 2012

My Fair Lady - George Cukor

Henry Higgins es un arrogante profesor de fonética que hace una extraña apuesta: se propone conseguir que Eliza Doolittle, una vendedora de flores con un terrible acento, pase por duquesa en una fiesta.




En nuestra ronda de musicales, hemos escogido un clásico como My Fair Lady dado que ninguno de los dos lo había visto. En mi caso, lo hice para reconciliarme con Audrey Hepburn después de la decepción que supuso «Desayuno con diamantes». 





Los personajes:
— Eliza Doolitle (Audrey Hepburn): pobre como las ratas y sin ningún tipo de educación, Eliza sería una digna concursante de Geordie Shore y Henry está dispuesto a reeducarla con éxito.
— Doctor Henry Higgins (Rex Harrison): este hombre lo tiene todo: es misógino, prepotente, inapropiado y sobre todo, es tremendamente inteligente y competitivo. Y todo esto es lo que le lleva a hacer la extraña apuesta.




Los actores:
— estoy impresionadísima con Audrey Hepburn. De hecho, tuve que entrar en IMDB para comprobar que ella interpretaba a Eliza porque al principio es irreconocible, ¿dónde está la dulce Audry de «Sabrina»? De los papeles en los que la he visto, este es en el que hace justicia a la gran fama que la precede. Maravillosa.

Rex Harrison es insoportable, tal y como el personaje debe ser. Y como mención especial: Gladys Cooper en el papel de la desesperada madre de Henry. Esta señora es la bomba.


                      Peinado de lo más sencillo. Mañana me lo hago para ir a la oficina.

El guión:
— aunque un poco larga de más, es una película divertida y entretenida a la par que previsible. Pero nos gusta así. ¿Lo peor? El padre de Eliza. Porque sus escenas son un aburrimiento, el personaje es detestable y porque en la película no pinta nada. En serio, nada.

En cuando a la música, el resultado es irregular. Algunas, como la conocidísima «I could have danced all night» son fantásticas pero otras como «Get me to the church on time» son soporíferas. ¿La favorita de Palacio Onírico? «Just you wait»:


El maquillaje:
— como ya he comentado anteriormente, no reconocí a Audry Hepburn, sólo descubrí que era ella cuando quise saber el nombre de la actriz que interpretaba a Eliza. Creo que eso ya da una idea del gran maquillaje de esta película.

El vestuario:
— otro gran acierto. De hecho, los vestidos de Audrey en esta película se han convertido en un clásico en sí mismo.

Nota: un 8. Muy divertida y con grandes canciones. Una película imprescindible.