Google+

lunes, 14 de mayo de 2012

Lo que la verdad esconde - Robert Zemeckis

Claire y su marido Norman acaban de despedir a su única hija, que se ha ido a la Universidad. Norman está muy centrado en una próxima ponencia y Claire se siente sola y aislada en su nueva mansión. Poco a poco empiezan a darse lugar extraños sucesos en la casa: visiones, sombras, palabras escritas en el vaho del baño...


No recuerdo exactamente cómo llegó a mis manos esta película pero sí recuerdo que no me sonaba de nada, una de las muchas que pasan por las taquillas sin pena ni gloria. Sin embargo contaba con el combo perfecto para ganarme: thriller psicológico, una gran dirección y Michelle Pfeiffer, una de mis actrices favoritas.


Los personajes:
- Claire (Michelle Pfeifer): tras que su única hija se mude a la universidad, Claire tiene problemas para encontrar en qué ocupar su tiempo. Tiene una casa nueva, el jardín... pero le cuesta adaptarse y que Norman pase tantas horas en el trabajo no la ayuda. Cada vez se siente más sola y asustada y aparentemente, empieza a confundir realidad y fantasía.
- Norman (Harrison Ford): a pesar de ser un afamado científico, parece incapaz de salir de la alargada sombra de su difunto padre. Espera que la próxima ponencia lo eleve por encima de su progenitor pero el estado de Claire empieza a distraerlo cada vez más.


Los actores:
- Michele está brillante, como siempre. Ford no lo hace mal en absoluto pero se ve eclipsado en todo momento por su compañera de reparto. Si ya esta mujer suele ser sobresaliente, borda un papel con varios registros.


El guión:
- me gusta mucho cómo el guión juega con el espectador, cómo te lleva de un lado a otro produciendo cierta sensación de desorientación para finalmente, hacer que todas las piezas encajen perfectamente dentro de un complejo puzzle. Porque si algo bueno tiene esta película es que ninguna escena está escogida al azar.
¿Su pequeño pecado? Aunque para mi gusto es perfecto, entiendo que el ritmo pueda resultar demasiado lento. A mi me gusta así pero es cuestión personal.

La dirección:
- me encanta. La verdad es que el estilo es impecable. Su gran baza es cómo juega con los espejos y elementos decorativos en general. Todo está en su lugar, todo es aprovechable y todo tiene sentido. Los cambios de planos, de escena... resultan ágiles, originales y muy bien realizados. Estoy encantada con la dirección de esta película. ¡Buen trabajo, Robert Zemeckis!



Los escenarios:
- otro punto importante. La casa es donde se concentra la mayor parte de la acción, una casa recién reformada, en otoño, con lluvia y niebla... Todo el entorno contribuye a hacer la película mucho más inquietante de lo que ya es.

La música:
- lo mejor de la música es su casi ausencia. Aparece para romper o iniciar los momentos más tensos pero su ausencia nos introduce en la soledad de Claire. Curioso teniendo en cuenta que era música antes de casarse con Norman.

Vestuario y maquillaje:
- ambos son correctos. Destaca el maquillaje cuando vemos heridas pero cumple sin más.

Curiosidades:
- Michelle Pfeiffer y Harrison Ford fueron las primeras y únicas elecciones del director para los papeles protagonistas.
- El barco de los Spencer se llama "Good genes".
- El director grabó la película intentando seguir las técnicas de Hitchokock, adaptándolas a las nuevas tecnologías. Por eso también, la protagonista es rubia.

Nota: un 7,5. A pesar de que el ritmo se puede hacer un poco lento y de que el final es un tanto predecible, es una buena película que consigue mantenerte en tensión la mayor parte de su dos horas de duración. Te dejo el tráiler para que te animes a darle una oportunidad, lamento que no esté en castellano pero no lo he encontrado.






Otras películas de Robert Zemeckis:
Regreso al futuro.
Regreso al futuro II.
Regreso al futuro III.
Forrest Gump.