Google+

miércoles, 18 de abril de 2012

La historia interminable - Wolfgang Petersen

La vida del pequeño Bastian se desmorona: su madre ha muerto recientemente, su padre es un hombre poco acostumbrado a tratar con niños y los matones de su colegio no dejan de acosarle.
Un día, mientras huye de otros niños, encuentra refugio en una extraña tienda de libros. Allí roba un misterioso libro titulado «La historia interminable».
Al llegar a su colegio se esconde en el ático y empieza a leer.


Esta es otra de esas películas que he cogido con miedo. La historia interminable fue uno de esos libros que leí una y mil veces durante mi niñez y desde luego, vi la película todas y cada una de las veces que la echaron en la tele. Reconozco que la película nunca me gustó tanto como el libro pero nunca me la perdía.

¿Ha perdido con los años? Un poco, sobre todo las escenas de vuelo a lomos de Fujur. ¿Vale la pena volver a verla? Si, reconozco que he llorado a mares con la muerte de Artax y que Gmork ha vuelto a ponerme la piel de gallina.

Los personajes:
— Bastian (Barret Oliver): cobarde e inseguro a la par que inteligente y muy creativo. Bastian está perdido en un mundo de miedos de que tendrá que salir poco a poco.
— Atreyu (Noah Hathaway): a pesar de ser sólo un niño, es el mejor guerrero de su pueblo, la tribu de los Pieles Verdes. La Emperatriz Infantil le encomienda la misión de salvar el Reino de Fantasía.
— Fujur: dragón blanco de la suerte que ayuda a Atreyu en su dura misión.
— Gmork: paladín de la terrible Nada que amenaza con destruir el Reino de Fantasía para siempre.


Los actores:
— podrían estar mejor, las cosas como son. Excepto Tami Stronach, que es una perfecta Emperatriz Infantil, el resto de niños de la película se limitan a cumplir. Noah Hathaway tiene un buen momento cuando muere Artax y ya.


Las marionetas:
— visto cómo han quedado personajes como Gmork o el caracol, me pregunto por qué los estudios han dejado de usarlas. Sin duda, mucho mejores que algunos generados por ordenador. La expresión facial, los movimientos... son increíbles. Se ve perfectamente que recurren a muchos trucos como nunca mostrar el cuerpo entero en movimiento o recurrir a imágenes alejadas pero el efecto es inmejorable.


El guión:
— tiene un buen ritmo, es entretenida, muy divertida, con la ración justa de drama... de las mejores de su género, sin duda. Mi gran queja: apenas desarrolla la psicología de los personajes. No sabemos nada de Atreyu, aparte de que es una gran guerrero. Ni vemos la angustia de Fujur cuando lo pierde, ni percibimos la gran sabiduría de la Emperatriz Infantil... supongo que prefirieron primar las escenas de acción a otras y esto hace que los personajes pierdan casi todos sus matices.

La película como adaptación:
— a Michael Ende le disgustó tanto que pidió no aparecer en los créditos. Tampoco me parece tan terrible, conste, pero sí mejorable. Hay pasajes del libro, como las Esfinges, que están muy logrados. Otros, como los diálogos de la Emperatriz Infantil, el viaje de Atreyu o su enfrentamiento con Gmork son la mitad de lo que deberían ser. No es una gran adaptación. Si eres fan del libro, coge la película como una de aventuras para niños, sin el profundo trasfondo del libro. Además, ten en cuenta que sólo llega hasta que Bastian salva Fantasía. El resto del libro forma parte de otras películas.


El maquillaje:
— fantástico. Las razas dan perfectamente el pego, la Emperatriz Infantil es tal y como podríamos imaginarla... un acierto.


El vestuario:
— no es tan lucido como el maquillaje, y eso que lo tenían mucho más fácil. Tampoco es que sea terrible pero señores, que el carcaj de Atreyu parece de juguete...

La música:
— creo que se presenta a sí misma con la pieza central. Te la dejo al final de la reseña, porque acompaña al tráiler.

Curiosidades:
— Michael Ende, tras ver la película, pidió que lo retirasen de los créditos.
— La mayor parte de la película fue rodada en Alemania en 1983. Fue uno de los veranos más calurosos de la historia del país.
— El Auryn de la película está en la oficina de Steven Spielberg.
— El equipo de maquillaje de la película intentó pintar a Atreyu de verde, para que tuviese el mismo tono de piel que en los libros. Tuvieron que desistir porque el resultado era nefasto.
— La escena con  Ygrámul, el múltiple, no fue rodada debido a las limitaciones técnicas de la época.

Nota: un 7. Es una adaptación bastante pobre del libro pero una buena película de aventuras. Como siempre, te dejo el trailer.



PD: no podría acabar la reseña sin poner una foto de Fujur, mi personaje favorito.