Google+

viernes, 27 de abril de 2012

Entrelobos - Gerardo Olivares

Marquitos es un niño andaluz que vive en la miseria de un campo dominado por los señoritos. Su padre, asediado por las deudas y con otros dos hijos que mantener, cede a las presiones de su mujer, madrastra del niño, y lo lleva a casa del dueño de las tierras para saldar sus cuentas.
Tras su venta, Marquitos es llevado al monte para cuidar de las cabras.


Empezamos a ver Entrelobos porque es una de las películas que nos habéis recomendado. La verdad es que parece que el cine español empieza a darse cuenta de que no pueden seguir sacando películas que parecen rodadas hace diez años y eso es un gran paso adelante. Te cuento más detalles de esta película.

Personajes:
- Marquitos (Manuel Camacho/Juan José Ballesta): vendido por su familia, Marquitos debe adaptarse a su vida en el monte, de mano del cabrero.
- Atanasio (Sancho Gracia): tras la muerte de su familia durante la Guerra Civil, este hombre se echó al monte, para vivir aislado y tranquilo. Mientras cuida de las cabras, ayuda a esconderse a los bandoleros que se esconden de la Guardia Civil.


Los actores:
- temo a los actores españoles pero los temo aún más de niños. Supongo que aun tengo traumas con Médico de Familia o Los Serrano. Pero entre Camino y Entrelobos empiezo a tener algo de fe. Ojo, el niño no lo hace tan bien como Nerea Camacho, las cosas como son, pero cumple sobradamente.
Sancho Gracia nos deja una actuación entrañable y Carlos Bardem es tan despreciable como su personaje.
Pero mi gran sorpresa ha sido Juan José Ballesta. No daba un duro por este chico y ¡dioses, menudo papelón!
Grandes interpretaciones.


El guión:
- creo que este es el gran problema de la película. El guión mezcla escenas propias de un documental, en los que luce la flora y fauna andaluzas, con la historia de Marquitos. Las escenas con animales se hacen demasiado largas y recurren demasiado a la repetición de escenas, como es el caso del hurón. Además, en cuanto muere el cabrero, la historia de Marquitos se hace tediosa hasta que este crece. Y pasa una media hora.
En su favor he de decir que esta es una historia atrevida, contada de una forma original y que se esfuerza por intentar hacer algo distinto dentro del cine español. Es cierto, no lo consigue del todo, pero dejar atrás el cine costumbrista, chabacano o pretencioso al que nos han acostumbrado nuestros compatriotas es un gran paso.

El aspecto técnico:
- no suelo comentar mucho este punto porque no soy una experta en el tema, tampoco hace falta serlo para ver las carencias del cine español en este punto. Entrelobos es un paso adelante también en este punto. Se nota un gran trabajo en los colores de la flora, los planos, los sonidos... un gran trabajo que espero que siente escuela. Porque mira que ahorran en producción y postproducción en nuestras tierras.


La dirección:
- Gerardo Olivares se va de cabeza a la lista de directores nacionales a los que estaré muy atenta. Hace un gran trabajo. Es un estilo de dirección muy clásico pero efectivo. Un buen trabajo.

La banda sonora:
- aburrida y repetitiva, podría haber estado mejor.

Curiosidades:
- está basada en la historia de Marcos Rodríguez Pantoja, uno de los pocos casos de niños ferales en España.

Nota: un 5. Lo cierto es que, pese a todas sus cosas buenas, aburre. Una pena.