Google+

viernes, 8 de abril de 2011

Eva al desnudo - Joseph L. Mankiewicz

 Margo Channing (Bette Davis) es una de las grandes actrices de teatro de su época. Todas las noches Eva Harrington (Anne Baxter) va a ver la representación de su última obra y la espera a la entrada y a la salida.
Una de esas noches Karen Richards (Celeste Holm), amiga de Margo y esposa del autor de la obra, se compadece de la chica y le presenta a su ídolo.
A partir de este encuentro Eva pasará a formar parte de sus vidas.



 La película empieza con una jovencísima Eva recogiendo el más importante premio que puede recibir una actriz de teatro. Sin embargo, los que deberían ser sus amigos, aquellos a quien agradece el premio, no parecen muy contentos. Así es comienza Eva al desnudo, dejándonos ver el final desde el principio.

Pero a pesar de saber que algo terrible a pasado, lo olvidamos en cuanto vemos los inicios de Eva. Eva, protagonista de la triste historia de su propia vida. Eva, dulce, inocente y modesta. Casi desesperada por agradar y ser querida. Eva, que va tejiendo minuto a minuto una tela de araña de la que ninguno de sus seres cercanos podrá escapar. Y aún así, a pesar de saber quién es y lo que hace, la adoras. Tampoco ayuda el carácter de diva de Miss Channig. Caprichosa, engreída, mordaz, y obsesionada con el paso de los años.

El guión es increíble e inteligentísimo. Grandes diálogos y reflexiones que dan lecturas diferentes a la misma película. Críticas a la industrial del cine y del teatro, a los guionistas, a los directores, al dinero, a los fans, a las casas de campo a dos horas de la ciudad, a los críticos, al machismo, a las mujeres…

Las actuaciones son fantásticas, destacando a Bette Davis que se come la pantalla. Nunca me había pasado pero cuando ella estaba en la escena, sólo estaba ella. Daba igual cuantos actores la rodeasen o a quién enfocase la cámara. Es tan carismática, que sólo la ves a ella. Y Anne Baxter asustada, escondida detrás de Bette. Con la mirada baja, con las manos temblorosas… hasta que muestra su verdadera cara. Y entonces parece otra persona. La dulzura de sus rasgos pasa a ser dureza y su pureza, provocación. También destaco a George Sanders, un cínico capaz de hacer llorar a la más cruel de las arpías. Y Celeste Holm, encantadora yen su sitio.
Grandes personajes acompañados de grandes interpretaciones. Como curiosidad, tenemos a Marilyn Monroe haciendo un pequeño papel, el de aspirante a actriz. Es tan joven que no la reconocí. Pensé: «cómo se parece esa chica a Marilyn, pero más joven» :P

La dirección es genial y combina a la perfección con la iluminación. Las escenas parece lo que los decorados reflejan: un teatro, un coche, una casa… Las tomas se suceden con total fluidez y encanto. Buen trabajo de Joseph L. Mankiewicz.

La banda sonora es de lo más normalito, nada que comentar sobre ella.

Hay cuatro grande escenas en esta película:

— La escena en la que Margo descubre que Eva es su sustituta y se encara a su pareja.
— Las reflexiones de Margo y Karen en el coche.
— Cuando Eva chantajea a Karen.
  El cínico crítico diciéndole a Eva que sabe todo acerca de ella, diciéndole que es suya.

El final:
Fantástico y redondo, con una Eva ya triunfadora, y con una chica a su lado dispuesta a todo para ocupar su lugar.

Curiosidades:
George Sanders os sonará a muchos por Rebeccca. Este hombre es inmejorable haciendo de cínico.
La película está basada en hechos reales, la historia de Elisabeth Bergner.

Premios:
     6 Oscars, incluyendo película, director, guión, actor secundario (Sanders) y vestuario.
     BAFTA: Mejor película.
     Festival de Cannes: Mejor actriz (Bette Davis), Premio especial del jurado.